Competición
  • Clasificación Eurocopa

La Eurocup de Rafa Martínez

Por la cuarta Eurocup, por la Euroliga, por los 8.000 que llenaron La Fonteta, por los 800 de Berlín, por los niños de L’Alqueria, por las lágrimas de Rafa Martínez… el gran capitán que se quedó fuera de los elegidos el día D, después de 11 años en el club, por exigencias del guión. El Valencia Basket volvió a campeonar en su feudo, ese que nadie ha logrado profanar este año, ese que más pronto que tarde abandonará para trasladarse a un lujoso Arena, a unos metros de La Fonteta, que habrá que llenar de historia con triunfos como el de ayer.

Y eso que Aíto, viejo zorro, silenció La Fonteta en cuatro minutos. Anuló a los dos mejores jugadores taronja en esta serie. Y los alemanes volaban. Los valencianos apenas podían ni tirar. 0-11 de entrada. Más difícil todavía. Pero si de algo se ha vanagloriado este Valencia los últimos años ha sido de ser un equipo coral, con innumerables amenazas. Y así salieron a cancha Diot, renqueante tras un año parado, y Matt Thomas. La tortilla se volteó de tal manera que del 0-11 se pasó al 40-23. Defensa a defensa. Golpe a golpe. Triple a triple. Tenía que ser un francés el que brillara mientras ardía la catedral de Notre-Dame. Sin frenos. Emergió Dubljevic, al que la Eurocup se le queda pequeña, y Will, que sorteó las trampas de Aíto. Y Rafa sonrió. Y Rafa levantó la Eurocup. Es la suya.

0 Comentarios

Normas Mostrar