Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

Los ahorros de Florentino para el tuneado...

En seis días y en el Santiago Bernabéu el Madrid ha sido descabalgado de las tres competiciones. Empieza marzo y el único objetivo del Madrid ya es no caer al quinto puesto, salvar la clasificación para la Champions. Obviamente, sin Cristiano Ronaldo ni más remedio a su salida que Mariano (ayer en la grada) la cosa no podía ser lo mismo. Florentino pensó, y así se hartó de comentarlo, que con Benzema y Bale, sus protegidos, bastaría. Ya se ve que no es así. Benzema al menos lo ha intentado. No es un depredador, pero ha asumido una nueva responsabilidad en la delantera. Bale no, ha pasado los meses como los años anteriores, entre lisiado y pasota. Ahora ya no queda nada.

La noche fue un desastre difícil de prever. Ya se ha visto otras veces, ante la Juve el año pasado, por ejemplo, que la defensa tiembla sin Sergio Ramos. Ayer se vio otra vez. El excelente trío de ataque del Ajax jugó cómodo. En el 17’ ya estaba 0-2, tras un buen arranque del Madrid que duró seis minutos, los que tardó Ziyech en marcar el primero, en jugada que empezó en descuido de Kroos (otro que tal anda) y fue letal por el repliegue perezoso de Casemiro. Luego, todo fue saliendo mal, incluidas las lesiones de Lucas Vázquez y Vinicius, al que dio dolor ver llorar, y el desprestigio inesperado de Courtois, que falló en el cuarto, justo cuando el gol de Asensio parecía alumbrar una esperanza.

Florentino lleva tiempo empobreciendo la plantilla, por el capricho de tunear el estadio. Hace dos veranos salieron Pepe, James, Morata, Danilo... Los repuestos no estuvieron a la altura. Y se desestimó la oportunidad de fichar a Mbappé por mantener a Bale. Este verano salió Cristiano. Lo que ha pasado era previsible. El resultado es este chandrío que vimos anoche, esa goleada que viene a sumarse a las dos derrotas consecutivas ante el Barça. Ahora, la sensación es que todo se ha caído, que habrá que rehacer el equipo con dinero, y yo no sé si eso va a ser compatible con el dichoso tuneado del Bernabéu, que cuesta más que los estadios de nueva planta del Atlético y el Athletic juntos.