Liga Rumana
Viitorul VTR

-

FC Dunarea Calarasi DCA

-

D. Bucarest DBU

-

FC Voluntari VOL

-

International Champions Cup
Liverpool LIV

-

B. Dortmund BDO

-

Liga Uruguaya - Clausura
Danubio DAN

-

Progreso

-

Club Atlético Atenas CLA

-

Defensor Sporting DEF

-

Rampla Juniors RAM

-

Atlético Fénix FEN

-

El Tanque Sisley TAN

-

Montevideo Wanderers FC MOW

-

Liga Venezolana - Clausura
Atlético Venezuela VEN

-

Deportivo Lara GLA

-

Estudiantes de Caracas ECA

-

Monagas MON

-

Caracas Fútbol Club CAR

-

Trujillanos TRU

-

Estudiantes de Mérida ETM

-

Carabobo Fútbol Club CAR

-

Mineros de Guayana MIN

-

Deportivo Anzoátegui ANZ

-

Academia Puerto Cabello APC

-

Metropolitanos MET

-

ATP Bastad
Richard Gasquet Richard Gasquet
-
Fabio Fognini Fabio Fognini
-
ATP Umag
Guido Pella Guido Pella
-
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
-
ATP Newport
Steve Johnson Steve Johnson
-
Ramkumar Ramanathan Ramkumar Ramanathan
-
WTA Gstaad
Alize Cornet COR
-
Mandy Minella MIN
-
WTA Bucarest
Anastasija Sevastova SEV
-
Petra Martic MAR
-

Sustituir obligación por historia

La Croacia que se vio en los primeros tres partidos del Mundial es muy diferente a la imagen que ofreció en los cruces de octavos y cuartos contra Dinamarca y Rusia. Después de brillar con actuaciones como la goleada (3-0) a Argentina, los croatas vieron cómo la eliminación de España contra Rusia cambiaba su papel: de revelación a favoritos. Y no se sintieron cómodos. Llegar a semifinales de un Mundial para un país con poco más de cuatro millones de habitantes es algo histórico, pero cuando en su camino hasta entrar entre los cuatro mejores se cruzaron Dinamarca y Rusia, a priori inferiores, su presencia en esta fase del campeonato se convirtió casi en una obligación. La presión del favorito les atenazó y tuvieron que jugarse en la lotería de los penaltis un pase que debieron resolver antes.

Sin embargo, en estas semifinales vuelven a cambiar su papel. Ya no hay obligación, sólo una oportunidad de oro para hacer historia. Pase lo que pase esta noche en el Luzhniki, serán recibidos en su país como héroes. No hay nada que perder y tienen todo por ganar. La responsabilidad, por historia y por plantilla, la tiene Inglaterra. Esa liberación debería servir para que volvamos a disfrutar con el equipo alegre y atrevido que dejó en evidencia a Messi y a Sampaoli, con Modric y Rakitic convertidos una vez más en la mejor pareja de centrocampistas del Mundial. Ya son héroes. Ahora pueden convertirse también en leyenda.

0 Comentarios

Mostrar