Lágrimas de leyenda

Lágrimas de leyenda

Nunca antes habían caído unas lágrimas tan grandes en Anoeta. Mira que ha habido antes despedidas de jugadores importantes de la Real Sociedad en este estadio: Mikel Aranburu, Nihat, Meho Kodro, Darko Kovacevic, Javi De Pedro, Agustín Aranzabal... Ninguna como la de Don Xabier Prieto Argarate, bien acompañado de otro jugador muy relevante en la última década como Carlos Martínez. Nunca antes había visto tan triste, ni aplaudir con tanta emoción, en este estadio como esta inolvidable tarde del 12 de mayo de 2018, que perdurará en la memoria de todos. Por el qué, el cómo y quién se despide.

Porque, que me perdone el ‘Expreso de Lodosa’, que también deja una huella difícil de olvidar, lo de Xabi Prieto es un escándalo. Que un jugador, tal y como está el fútbol hoy en día, se haya enfrentado incluso a su propio club para que no lo venda porque no se ve jugando en otro club, tiene un valor incalculable. Así ocurrió cuando Salva Iriarte negoció con el Ajax de Amsterdam su venta, porque se creía que era lo mejor para todas las partes, cuando Xabi no quería ni loco salir, descubriendo que en la operación la Real salía perdiendo. Así ocurrió cuando vino el Athletic a ficharle doblándole el sueldo.

Os cuento una anécdota inconfesable en aquel momento. Rechazó la propuesta del otro lado de la A-8, por supuesto, y alguien de Bilbao dijo una frase que habla de la dimensión de su figura: “Ojalá hubiera más Xabi Prietos en el Athletic”. Pero Xabi solo hay uno, por fortuna para la Real y para desgracia para el resto. Por eso, y por mucho más, ambos se merecen toda la parafernalia montada en su despedida. Una despedida llena de lágrimas, de lágrimas de leyenda.

0 Comentarios

Normas Mostrar