Competición
  • Tour Francia
  • Copa de África
  • Champions League
  • Europa League
  • International Champions Cup
  • Copa Argentina
Tour Francia
Albi - Toulouse
Corredor Tiempo
Grupo de cabeza ...
Grupo perseguidor +02:07
-- --
Copa de África
Champions League
Riga Riga RIG

-

Dundalk Dundalk DUN

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

FK Partizani FK Partizani PAR

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Cluj Cluj CFR

-

FC Astana FC Astana AST

-

Piast Gliwice Piast Gliwice PGL

-

BATE BATE BAT

-

Maribor Maribor MRB

-

Valur Valur

-

Sutjeska Sutjeska

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Celtic Celtic CLT

-

FK Sarajevo FK Sarajevo SJV

-

Europa League
Chikhura Sachkhere Chikhura Sachkhere CSA

-

CS Fola Esch CS Fola Esch FOL

-

International Champions Cup
Copa Argentina
FINALIZADO
Gimnasia de Mendoza Gimnasia de Mendoza GEM

1 1

River Plate River Plate RP

1 1

La flema de Zidane, el fuego de Cristiano

La flema de Zidane, el fuego de Cristiano

Otra más. ¡Doce! La noche de Cardiff abrazó la gloria del Madrid, cuyos jugadores han confirmado que son insaciables. En especial uno de ellos, Cristiano Ronaldo. Marcó el gol de la primera parte, cuando el equipó estaba mal, dominado por una Juve firme y mandona. Y marcó el 3-1, el que abría la brecha definitiva. Pero en torno a él, todos mostraron una tremenda reacción tras el descanso. Hasta ahí, la Juve había dominado el partido por colocación, seguridad y ambición. En el descanso, los madridistas vieron que si no cambiaban el partido se les iba a escapar. Salieron con otra disposición, decididos a defender lo suyo: la Champions.

Tres goles había recibido la Juve en todo este campeonato. Cuatro se llevó ayer. La razón está en esa segunda parte en la que el Madrid le cambió el paso y se le vino encima. Empezó buscando la espalda de Barzagli. A partir de ahí, adelantó el medio campo y se hizo con el partido. Isco, flojo en la primera mitad, se hizo con el mando, que compartió con Modric. La Juve se esfumó. Desapareció Dybala, cuyo primer tiempo fue exquisito. Quedaron desconcertados Higuaín y Mandzukic. Alves se perdió en broncas. Y el entramado defensivo tembló, con las llegadas por los lados de Carvajal y Marcelo y el peligro constante que supone Cristiano.

Dos goles de Cristiano, tres en semifinales ante el Atlético, cinco en cuartos ante el Bayern... Es realmente tremendo. Pero casi lo es más lo de Zidane, que hace dos eneros llegó a un equipo que con estos mismos hombres caminaba errático y lo ha convertido en esto. Ya son 65 partidos seguidos marcando. Y dos Champions consecutivas, lo que nadie logró hasta ahora. Y esta segunda, con goleada. Ahora toca disfrutar y esperar con ilusión dos supercopas a la vuelta del verano, la de España ante el Barça y la de Europa ante el Manchester de Mourinho. El madridismo vive tiempos de plenitud y agranda paso a paso su vieja leyenda.