DAKAR

Barreda se supera: se le sale la clavícula y pilota a una mano

El de Honda sufrió una caída en una zona de dunas, se le cayó la moto encima y aguantó hasta el final pese al dolor en la zona de su fractura.

Wadi Al Dawasir
0
Joan Barreda con la Honda en el Dakar.

Imagínense tener que afrontar siete etapas de un Dakar con una fractura de clavícula encima de una moto. ¿Imposible verdad? Pues eso es lo que está aguantando Joan Barreda desde que se lesionó el hombro izquierdo, además de otros golpes en ese costado, desde que se cayó en la quinta etapa. Pero no queda ahí la cosa, porque la historia de superación del castellonense todavía podía ir un paso más allá… En la octava etapa, salió volando en una duna, se le cayó la moto encima, se le volvió a salir la clavícula y ¡tuvo que pilotar a una mano!

Y así lo contaba el de Honda tras la etapa, como si nada: "Una etapa difícil, la primera parte tenía mucha arena y he tenido ahí una caída. En el salto de una duna se me ha clavado, he salido por delante y me ha caído la moto encima. En la caída he notado que otra vez se volvía a salir (la clavícula) y durante unos minutos me ha dolido muchísimo, tenía que pilotar con una mano, pero con el paso de los kilómetros ha ido mejorando". Después de otra sesión intensa de fisioterapia, espera poder salir "bastante bien" mañana.

"Hay que luchar cada día, dar el máximo. Al ir con una posición un poco más avanzada y la suspensión más blanda en las dunas sufría bastante", explica Barreda, que justifica el riesgo de tener otra caída así porque "el ritmo de delante es altísimo y para seguirlo hay que apretar los dientes". Y lo mejor de todo es que ese incidente no fue lo que le hizo perder tiempo al final, sino un fallo de navegación: "Iba con Cornejo, hemos tenido un error con una nota y nos ha condicionado bastante, una lástima. Nos ha faltado rematar".