DAKAR | COCHES | ETAPA 8

Audi saca músculo y Loeb le pega otro bocado a Al Attiyah

Los coches alemanes acaban entre los cuatro primeros con victoria de Ekstrom y Sainz cuarto. El francés de BRX recorta siete minutos más al qatarí.

Wadi Al Dawasir
0
Ekstrom con el Audi en el Dakar 2022.

Son dos los que quedan con opciones de victoria, pero cuatro los titanes que hay en carrera. Ordénenlos como prefieran, la clasificación lo hace así: Al Attiyah, Loeb, Sainz y Peterhansel. Habría sido un sueño que este póker de lujo se pelease en cabeza por la victoria del Dakar, nos tendremos que conformar con que lo hicieran por la de la octava etapa. Partieron los cuatro primeros y protagonizaron la lucha por esos puestos durante todo el recorrido… pero el triunfo cayó en manos de un quinto que les sorprendió por detrás: Ekstrom.

Si Sainz firmó la primera e histórica victoria de Audi en el Dakar, el sueco se anotó la segunda en una jornada en la que la marca de los cuatro aros sacó músculo. Sus tres coches acabaron entre los cuatro primeros, solo Loeb evitó el pleno. Durante buena parte de los 395 kilómetros de la especial entre Al Dawadimi y Wadi Al Dawasir, parecía que el RS Q e-tron ganador sería el de Peterhansel, que se fue intercambiado el primer puesto con Loeb, pero sufrió con la navegación en el último tramo y su compañero lo aprovechó por 49 segundos.

Sainz pasó bien esa zona rápida entre valles, que fue la que dio problemas a Barreda, pero dos pinchazos lentos le penalizaron un poco en sus registros. El madrileño, venía para acabar segundo y lo hizo cuarto a tres minutos de Ekstrom, como Loeb, que salvó una sanción por no pararse a recoger una rueda de repuesto que se le soltó de su BRX a cambio de una multa de 10.000 para el equipo (le pasó igual a Terranova). ¿Y Al Attiyah? El qatarí se quedó a diez minutos, siete respecto a su rival francés, que le pega otro bocado en la general.

Etapa 8 y General de coches en el Dakar 2022.

Aunque, cierto es que le tiene que dar unos cuantos más porque todavía son 38 minutos los que tiene de ventaja Nasser, que puede permitirse algún desliz. Los tuvo en forma de pinchazo (como Loeb) y de problemas en su Toyota que por momentos le hicieron ir como si tuviera un buggy, porque se quedó sin tracción en un eje. Pero para problemas los de Álvarez y Monleón que eran cuartos en la general hasta que una avería mecánica les detuvo al principio de la etapa. Ahora solo es Al Rajhi, tercero, quien más cerca sigue a los titanes. A solo dos de ellos.

Después de Sainz, el siguiente nombre español en los tiempos fue el de Laia Sanz, que volvió a meterse entre los treinta primeros a menos de media hora y es 23ª en la general. Esteve no estuvo mucho más lejos (a 47 minutos) y Roma y Checa superaron la hora. Pero quien peor lo pasó fue Fuertes con el Astara, que perdió más de tres horas tras dar varias vueltas de campana en la bajada de una duna. Más problemas en su via crucis particular tuvo Cristina Gutiérrez en T3, quien tras luchar el domingo por la victoria se dejó tres horas. Al menos, Farrés se mantiene en la pelea en T4. Ganó ayer tras dos sanciones a rivales y es segundo a seis minutos de Jones.