MOTOGP

Stoner se pone en la piel de Marc

El expiloto australiano indica que es "imposible imaginar por lo que debe pasar Márquez" y admite que "el miedo a volver a lesionarse así" siempre permanece.

0
Stoner se pone en la piel de Marc
MotoGP

Marc Márquez progresa "adecuadamente" con un "tratamiento conservador" para su problema de doble visión, pero no quiere decir que la situación deje de ser crítica para el piloto del Repsol Honda. Su condición es "favorable", sin embargo, los plazos de recuperación siguen siendo un misterio y su presencia en los próximos test de Sepang (con fecha para febrero) continúa estando en el aire. Al igual que en 2020, Márquez está pagando la parte más negativa del deporte después de ocho años de éxitos.

El descarte de una cirugía, al menos por el momento, da un rayo de esperanza en tiempos muy complicados para el ilerdense. Las lesiones le siguen pasando factura y, aunque el problema de visión no suponga un gran contratiempo para su forma física, sí lo es para su estabilidad mental. Lleva desde noviembre sin coger una moto y, eso, supone un cierto retraso en su preparación mientras sus rivales siguen entrenando durante el invierno. Sin embargo, la paciencia y el reposo siguen siendo la mayor de las medicinas y, en eso, Casey Stoner le comprende.

En declaraciones a Motorsport-Total, el expiloto australiano se pone en la piel de Marc Márquez. Pese a llevar varios años lejos de la competición, el bicampeón del mundo entiende perfectamente por lo que está pasando el de Honda porque, viendo su situación, Stoner se ve reflejado. De hecho, encuentra en la mentalidad del catalán un punto en común: "Las lesiones son parte de la competición, pero creo que para Marc y para mí fue fácil dejar la idea a un lado". Por ello, le es fácil entender la frustración que atraviesa el de Cervera y, señala, que es lo normal tras un periodo en el que no levanta cabeza por la acumulación de caídas y, en consecuencia, de nuevas lesiones.

"Todos cometemos errores, todos atacamos demasiado fuerte y nos caemos. Eso es parte de las carreras. Intentas sacar el máximo de ti mismo y de la moto. Hay que aprender de ello y no seguir repitiendo estos errores. Eso es lo más importante", subraya Stoner. Y es que, en este 2021, Márquez se ha quedado muy cerca de su récord de caídas: en su regreso a MotoGP, con cuatro carreras menos disputadas por las lesiones, Marc cerró el año con 22 accidentes. Sólo cinco menos que en 2017, donde alcanzó las 27 en una temporada al completo.

Su mentalidad no cambia

Pese a todo, en su regreso a MotoGP, Márquez ha demostrado que su mentalidad sigue intacta. Y los números anteriores lo avalan. Una lesión trastoca mentalmente, pero fue cuestión de tiempo ver a Marc volver a alcanzar los límites. De hecho, bastó una carrera para verle caer de nuevo en Jerez, donde se lesionó casi un año antes y, aunque el respeto siempre ha estado presente, el miedo seguía sin dar señales de vida. Y eso, Stoner, todavía con mentalidad de campeón, también lo comprende: "Cuando tuve una caída en una sesión de entrenamientos, nada me impidió volver a salir con la segunda moto. Si la puesta a punto era similar, normalmente podía ir más rápido porque sabía dónde cometía cada error. Nunca me preocupé. Por supuesto que nunca quise estrellarme, pero mis propios errores no me inquietaron".

Sin embargo, reconoce que su situación y la de Márquez no son tan similares, en parte, porque Stoner nunca ha pasado tanto tiempo sin coger una moto por lesión: "La situación de Marc es diferente. Tiene una larga recuperación a sus espaldas con muchas complicaciones. Por supuesto, eso tiene un efecto. Le llevará tiempo volver a estar en forma física y mentalmente. La gente siempre subestima el tiempo que se necesita para recuperar la forma física. Los músculos se estropean muy rápidamente si no se utilizan".

"No hay nada que sustituya a la conducción de una moto de MotoGP, por mucho que se entrene. Ni siquiera una Superbike se acerca a lo que experimentas en una moto de MotoGP. Si no se monta, los músculos específicos no se desarrollan. Lleva tiempo", describe Stoner, que apunta a otro contratiempo contra el que el piloto de HRC debe luchar a su vuelta: Luego está el miedo a volver a lesionarse así. Es imposible imaginar por lo que debe pasar Marc". Ya lo apuntaba Alberto Puig, team manager del Repsol Honda: sólo Márquez sabe cuales son sus condiciones reales.