MOTOGP

Pol, frustrado con Honda

"Creo que estamos haciendo mucho individualmente pero no como un equipo", afirma Pol sobre el método de trabajo de la fábrica nipona para mejorar la RC213V.

"La Honda es un desastre. No tenemos tracción, velocidad..."
JON NAZCA REUTERS

Ya lo advirtió Marc Márquez en la rueda de prensa posterior a la cita de Jerez de la Frontera: "El test privado que vamos a realizar este lunes aquí es vital para entender los problemas de la Honda". Y es que al igual que sucediese la temporada pasada, Honda se encuentra de nuevo inmersa en un galimatías para hallar una configuración que se adapte a las características de los neumáticos Michelin y ganar algo de aplomo en la parte delantera de la RC213V, tradicionalmente el 'talón de Áquiles' de la montura japonesa.

Unos arduos contratiempos que han llevado a los ingenieros de la marca de Tokio a poner este fin de semana en la región de Andalucía cuatro paquetes diferentes en las motos de los hermanos Márquez, Takaaki Nakagami y Pol Espargaró, en un intento por recopilar la mayor cantidad de datos antes de la jornada privada de este lunes al sur de España.

Honda rodó con cuatro RC213V diferentes en España

Una metodología de trabajo que Pol considera errónea, ya que no le permite comparar su telemetría con ningún otro piloto de la fábrica del Ala Dorada, y que provocó una gran frustación en el piloto de Granollers después de terminar décimo el GP de España 2021 a más de once segundos de Jack Miller: "El sistema de trabajo de Honda es distinto a lo que estaba acostumbrado. El lunes iremos al test y probaremos otras cosas, veremos qué es lo que quieren que pruebe y también si podemos mejorar la situación global porque yo creo que estamos haciendo mucho individualmente pero no como un equipo. El problema es que a mí siempre me gusta saber por qué tengo ese problema para que no vuelva a pasar. Me frustra no saber este lunes qué tengo que mejorar, porque soy el único que utiliza este paquete, ¿con quién me comparo? ¿Qué he hecho mal? Esa es mi frustración, el no entender las cosas. Todos mejoramos cuando entendemos las cosas. Yo no decido qué moto llevar ni ningún piloto de la fábrica, no nos toca decidirlo. La fábrica es quien lo pide, nosotros somos empleados de la fábrica, yo cumplo órdenes. Esto debería ser así, mañana es un día nuevo y pondré todo lo necesario y me caeré si hace falta. Soy un empleado de la fábrica que intenta ser proactivo y que busca ser más rápido cada fin de semana. Eso es lo que haré y será lo que haré siempre".

Así mismo, el español confía que el departamento liderado por Takehiro Koyasu y Takeo Yokoyama mejore en las próximas carreras la tracción, velocidad punta y el paso por curva de la RC213V para comenzar a luchar por los podios y las victorias: "No sé si yo voy bien o no, si es la moto, si es el paquete que monto o si es el estilo de pilotaje. No tengo nada con que compararme porque los otros pilotos llevan otros paquetes en sus motos. Hemos probado muchas cosas en poco tiempo y no he podido chequear nada, además mi conocimiento sobre la Honda es muy pequeño. No sé qué tengo que mejorar porque no me puedo comparar. Es frustrante, soy el único que monta este paquete. Simplemente las sensaciones no eran buenas. No tenemos tracción, no tenemos giro, la velocidad punta no es buena, no tenemos ritmo... Haces más presión sobre los frenos y se rinden y te vas largo. Intentaba frenar tarde, pero no podía porque en las otras áreas somos un desastre".

Honda probó este invierno mejoras en el chasis, basculante y escape

Cabe recordar que este invierno Honda probó antes de la pretemporada un nuevo chasis con una viga principal de aluminio más ancha o un nuevo basculante y guardabarros trasero de fibra de carbono de mayor tamaño para ganar potencia y velocidad punta en las rectas y afinar la interacción con las gomas a mitad de curva. Unos progresos que, por el momento, parece que no están dando los resultados esperados, si bien para su sosiego este año cuentan con Marc para terminar de afinarlos una vez recuperado completamente de su grave lesión en el húmero derecho, que siempre es un valor seguro.