F1

Sainz: "Voy a ser pesado"

El madrileño despide la temporada en el evento de Estrella Galicia. De McLaren a Ferrari: “El objetivo último siempre es ganar”.

Sainz: "Voy a ser pesado"
J.J. Guillén EFE

De Abu Dhabi a Londres, para recoger. Después a Maranello, para empezar. Y por último, a Madrid (previo paso por MotorLand), para cerrar el 2020. Carlos Sainz despidió en el Kárting familiar la campaña que le llevó de McLaren a Ferrari en un evento de Estrella Galicia con mucha expectación, varias decenas de medios de comunicación acudieron. Todos superaron un test de antígenos antes de acceder al recinto. El madrileño, de 26 años, sexto de los dos últimos Mundiales, respondió a las preguntas de la Prensa.

—¿Qué nota se pone esta temporada?

—Nunca me pongo notas, la pregunta que más me cuesta contestar. Pero estoy relativamente satisfecho, se ha hecho un año bueno. El inicio fue muy duro, tuve que pasar por varios baches que me costó asimilar porque no se acababa nunca esa mala racha. En cuanto nos dejaron de pasar cosas, en las últimas siete u ocho carreras enderezamos la temporada y acabé sexto el Mundial. Teniendo en cuenta dónde estaba, si me dicen que remonto hasta el sexto lo hubiera firmado. Acabo con buena nota y muy buen sabor de boca, también con el tercero de constructores de McLaren.

—¿Cómo han sido los últimos días en McLaren?

—Muy emocionantes. Ver el cariño que he recibido por parte del equipo con el que he convivido durante dos años. He pasado muchas horas con ellos y recibo el cariño de los fans, pero sobre todo de los miembros del equipo. Eso te llena, te marchas querido. Cuando me preguntaban antes de la última carrera qué echaría de menos de McLaren, serán las personas. Me llevo muchos amigos, en esta última semana en Inglaterra fue difícil y emotivo despedirme de ellos. Es un equipo increíble que seguirá remontando y llegará hacia arriba.

—¿Y qué sintió cuando se puso el mono rojo en Maranello?

—Era un mono oficial sin sponsors, el mismo que voy a utilizar en los primeros test y hecho a medida. Entonces te queda bien desde el primer día, te miras al espejo y ves que esto está pasando. Me he subido a un Ferrari por primera vez, me he hecho un asiento. Por contar una anécdota, no me llevé casco y tuve que utilizar el casco de Marc Gené. Ya puedo decir que mi primera vez en Ferrari fue con un casco de Gené. No había espejo, no me pude mirar, pero cuando vi las fotos que se publicaron, que yo no había visto, me impresionó bastante. Un día especial que seguro que no voy a olvidar nunca.

—¿Qué le ha comentado Ferrari?

—Alguna conversación he tenido, y las que me quedan, para empezar a conocer mejor el equipo y entrar dentro. El viernes conocí nombres y me presenté a la fábrica, a muchos departamentos, pero no he podido entrar en detalle, en los porqués de varias cosas. Durante enero y febrero, cuando vaya a pasar más tiempo en Italia, entraré y empezaré a investigar e intentar echar una mano para revertir la situación lo antes posible e ir hacia arriba. Ferrari ya cambió la tendencia a mediados de año y terminaron mejor de lo que empezaron. Espero que esa tendencia siga y que yo pueda ayudar a ello.

—¿Le dio tiempo a hablar del futuro en Maranello?

—No tuve tiempo en la primera visita, a veces me pongo muy pesado pero entre la rueda de prensa, algunas cosas que tuve que firmar y la cantidad de gente que tuve que conocer, a la que presentarme, me dejó sin tiempo para hacer preguntas técnicas. Me fui con ganas de más, pero volveré en enero y haré alguna llamada de teléfono para seguir investigando. Me dio un poco de rabia, porque conocí a mucha gente pero no pude hacer las preguntas que quería hacer. ¿Vivir en Italia? Es posible, pero ahora es muy difícil coordinar los viajes ahora. Ya he avisado a Ferrari de cuál es mi modus operandi. Voy a ser bastante pesado.

—Primer piloto, segundo piloto.

—Yo ya lo sabía. Cuando firmo el contrato, firmo eso. Que lo diga Mattia (Binotto) es anecdótico, yo a todos los equipos he ido en igualdad de condiciones con mis compañeros, para compartir y dar lo mejor por el equipo. Se ha visto la filosofía de equipo en McLaren, siempre por encima del piloto. Yo cuando salgo a la pista intento batir a cualquiera, sea mi compañero de equipo o no.

—También dijo Binotto que le ve en Ferrari más de dos años.

—El objetivo de todos es que sean dos años buenos, en la dirección correcta, vengo a Ferrari sin fecha de caducidad. Para hacerlo lo mejor posible y crear mi ciclo. Me apetece la aventura.

—¿Le mira Charles Leclerc de otra forma?

—No me mira de ninguna otra forma, pero sí es verdad, no voy a engañar, que con Charles siempre que he podido hablar con él lo he intentado, como haría cualquier piloto, para investigar cómo fue la clasificación del día anterior. Hablo con él antes del himno, y siempre tenemos un minuto para intercambiar sensaciones sobre el día anterior, la última carrera. Son conversaciones cortas, pero en esos momentos sí que hablo y tengo muy buena relación con Charles desde que llegó a la Fórmula 1. Nos vamos a llevar bien. No es muy difícil ser más serio y callado que Lando, lo es Charles pero yo también (se ríe). Pero en petit comité, habrá risas con Charles como las hubo con Lando.

—Ferrari es un equipo peculiar, ¿le ha dado algún consejo Fernando Alonso?

—Todavía no he tenido esa conversación con él para comentar la jugada, pero Ferrari ha cambiado mucho desde 2014. Será 2021 cuando yo compita con ellos, la F1 evoluciona y cambia. Por supuesto, escucharé atentamente lo que diga, pero las personas han cambiado. El espíritu y la pasión es lo que no ha cambiado, y seguro que Fernando tiene anécdotas que contarme sobre eso.

—¿Qué espera de Renault y Fernando en 2021?

—Renault ha tenido por momentos el tercer mejor coche e hizo tres podios, con el de Ocon en Bahréin. Fernando en ese coche puede hacer todo lo que ha estado haciendo Ricciardo, o más. Si siguen dando con la tecla y yendo hacia adelante, espero que estén arriba. Y a Fernando lo que más le preocupa, como a mí, es el 2022, más que 2021, con el reseteo de equipos y marcas. Todos queremos tener ahí una oportunidad.

—Cuando soñaba de niño con ser piloto, ¿qué pensaba de Ferrari?

—Siempre que sueñas con Ferrari, sueñas con ganar. Mi sueño siempre ha sido ganar algún día, con Ferrari. No quita que vaya a ser muy complicado. Daré todo por intentar que eso pase, pero queda un camino por delante, mucha reestructuración y mejora en el equipo para estar algún día en posición de poder ganar. Es el objetivo último y lo que vamos a intentar hacer desde ya.

—¿Cuál ha sido tu mejor adelantamiento del año? ¿Alguno a Leclerc?

—Los de Leclerc estuvieron bien, en Hungría y Bahréin, pero no los destaco por eso. Quizás Bottas (en Sakhir), por lo que significa adelantar a un Mercedes para pelear por el podio. O Raikkonen en Monza, en la Curva 1. Hay varios, tendría que recordar carrera a carrera.