F1

McLaren hace balance y ensalza el papel de Sainz

Zak Brown analiza el presente y futuro de la escudería de Woking: "Le dimos a Carlos confianza y nos hicimos mejorar mutuamente".

McLaren hace balance y ensalza el papel de Sainz

McLaren ha sido la casa de un piloto español en la Fórmula 1 durante los últimos seis años. Allí estuvo Fernando Alonso (2015-2018) y después Carlos Sainz (2019-2020). La reconstrucción del fabricante de Woking, el segundo histórico en número de títulos, seguirá su curso sin ellos.

Recientemente se anunció la entrada de un importante inversor norteamericano, MSP Sports, que aliviará los problemas financieros de la crisis de la pandemia. Entre los planes estratégicos, Zak Brown asegura a un reducido grupo de periodistas: "El WEC siempre ha estado en nuestro radar, con la unificación de reglamentos de Le Mans y Daytona, y la Fórmula E es una posibilidad porque dejaremos de ser suministrador único de baterías".

Brown, CEO de McLaren Racing, habla bien de Sainz, sexto en sus dos campañas juntos y autor de dos podios. Y apunta a razones que le hicieron crecer en el equipo: "A un buen piloto le debes dar un buen entorno, no sólo un coche de carreras". "Recuerdo un problema que tuvo en Australia, en la clasificación. Yo fui a verle después y le dije que sabía que venía haciendo una megavuelta, y que le había molestado el pinchazo de un piloto. 'Eres buenísimo, sé lo que ha pasado ahí fuera', le dije. Y él me lo agradeció profundamente porque, me dijo, habitualmente nadie le dice eso a un piloto", desvela.

"No es lo mismo Norris, Carlos o Fernando Alonso. En algunos equipos se trabaja de una forma y el deportista se tiene que adaptar, y les funcionará. Pero McLaren es una atmósfera familiar y nos adaptamos a todos. Ayudamos a Carlos para que elevara su confianza. Cuando funcionas con contratos por temporada, puedes pensar que la próxima carrera siempre puede ser la última, y esa no es la forma ideal de trabajar, bajo tanta presión. A nosotros nos ha funcionado y nos hicimos mejorar, Carlos y McLaren, mutuamente", opina el dirigente norteamericano, de 49 años.

Se despide de Alonso, "amigo de McLaren" y rival en 2021. Su coche de la Indy 500 lo ocupará Juan Pablo Montoya, dos veces ganador de la carrera del óvalo. Sobre el colombiano de 43 años: "Cuando supimos que teníamos un coche disponible en Indianápolis, sabiendo que tenemos dos pilotos jóvenes (Rosenqvist y O’Ward), queríamos a un tercero experimentado que pueda ganar la carrera. Tiene una gran historia con McLaren". Fue piloto de Woking en 2005 y 2006.

McLaren acabó en tercera posición el Mundial de constructores este año. Un hito, su mejor resultado desde 2012. Pero Racing Point ganó una carrera, como Alpha Tauri, y Renault hizo más podios. ¿Por qué no aprovecharon mejor los días en los que falló Mercedes? "Necesitamos más velocidad y un poco más de suerte. En Monza teníamos la velocidad por detrás de Mercedes, Carlos clasificó bien y era segundo, pero Gasly se benefició de un cambio de neumáticos en la bandera roja. Allí hubo ritmo para ganar. Pero las carreras van de hechos, no de posibles". Su última victoria llegó en Brasil 2012, con Button. Quedan en manos de Ricciardo y Norris para que su próximo triunfo en la F1 será un hecho, y no un posible.