MOTOGP

Marc Márquez y su extraña temporada

El ilerdense apareció en el evento anual de Honda, que en esta ocasión se ha celebrado de forma virtual.

Marc Márquez y su extraña temporada

Honda congrega a sus mejores pilotos de automovilismo y motociclismo al finalizar cada temporada. El ‘Honda Racing Thanks Day’ consiste en eso precisamente, un encuentro en el circuito de Motegi (Japón) en el que las figuras de las diferentes especialidades comparten un fin de semana con sus seguidores japoneses para agradecerles su apoyo durante el año.

En esta ocasión las circunstancias de la pandemia han impedido su celebración física habitual, pero Honda ha organizado un evento digital con participación de sus principales representantes en el mundo de la competición, empezando el sábado por los pilotos de motos para continuar el domingo ya con los de coches.

En una emisión a través de sus redes sociales se han recordado los diferentes éxitos de la marca durante 2020, como el triunfo en el Dakar, en las 24 Horas de Le Mans, los títulos de Toni Bou en trial o la efeméride de las 800 victorias de Honda en el Mundial de velocidad. Y se esperaba la aparición de su gran estrella en MotoGP, Marc Márquez, que se produjo pero con imágenes grabadas previamente a su tercera intervención quirúrgica del pasado 3 de diciembre.

No aportó, en consecuencia, novedades la participación del ilerdense, que volvió a recordar lo especial que ha resultado este 2020 que ahora acaba para él: “Desafortunadamente, este año no puedo estar con todos vosotros en Motegi, pero ya sabéis que esta temporada ha sido muy extraña a causa del coronavirus y por mis circunstancias personales tras lesionarme en la primera carrera”.

Pese a ello, el mayor de los Márquez se quiso mostrar tan optimista como es habitual: “En todo caso, quiero agradecer los mensajes de apoyo que he recibido, desde todo el mundo pero especialmente desde Japón. Al menos podemos estar aquí con vosotros de esta manera, también con mi hermano Alex y el resto de los pilotos de HRC, y solo espero que podamos volver a vernos el próximo año”.

El ocho veces campeón del mundo respondió a un cuestionario que plantearon a algunos de los participantes en el evento, revelando ciertas curiosidades más allá de lo puramente deportivo. Por ejemplo, Marc reconoció que de no haber sido piloto le hubiera gustado trabajar de mecánico; también que “no podría vivir sin objetivos y motivación, una buena razón para afrontar el día cada mañana”; que un circuito que añora es Misano pero en su sentido anterior (“Tenía muchas curvas a izquierdas y ya sabéis que esas se me dan mejor”) y que no canta ni siquiera en la ducha… porque lo hace fatal.