F1

Red Bull corteja a Renault

Hubo reuniones con Luca de Meo, CEO de la compañía, y la solución del motor francés ya no suena tan mal en el equipo de la bebida energética.

Red Bull corteja a Renault
Mark Thompson Getty Images

Red Bull tomará la decisión sobre su próximo suministrador de motores antes de final de año y eso exige contactos tempranos con los candidatos. El fabricante de Milton Keynes perderá a Honda a partir de 2022 y por mucho que los japoneses animen con “una nueva unidad de potencia para 2021”, pesa más el agujero posterior que sus posibilidades la próxima campaña. Descartando la entrada de un nuevo constructor, tienen cuatro opciones: Mercedes, Ferrari, Renault o asumir las tecnologías de Honda y continuar con el desarrollo. Todas se considerarán.

En Eifel, la plana mayor de la escudería se reunió con Cyril Abiteboul, jefe de Renault F1, y Luca de Meo, CEO de la compañía francesa. Se han repartido piropos posteriormente y se puede confirmar que en sus relaciones, rotas tras la ruptura en 2018, hay brotes verdes. Christian Horner también charló con Olla Kalenius, CEO de Daimler (Mercedes Benz), aunque Toto Wolff es abiertamente contrario a prestar sus motores al rival directo "por cuestiones de capacidad". Mattia Binotto, de Maranello, no tiene entre sus prioridades un acuerdo de este tipo.

"Son los suministradores que quedan, es natural que hablemos con las partes y haya contactos. Tendremos tiempo por nuestra parte para evaluar todas las opciones", dice Horner sobre las primeras reuniones con Renault y reafirma: "La decisión se debe tomar a final de año, porque el motor es una parte integral del diseño del coche en 2022. Es importante que el equipo de diseño tenga unos parámetros claros para entonces. No conviene retrasarlo más allá". La solución del motor Renault ya no parece tan mala y serviría también para Alpha Tauri, el equipo "hermano" de Faenza. De este modo, habría tres coches propulsados por los franceses en la parrilla de 2022.

Abiteboul recoge el guante y señala otro punto en común: "Dietrich Mateschitz (máximo responsable de la bebida energética) conoce a Luca de Meo y puede que más adelante tengan algunas discusiones, pero dicho esto, hasta ahora no ha habido ninguna. Red Bull está digiriendo el shock del anuncio, están esperando para valorar las opciones que tienen y cuando llegue el momento, estudiarán lo que les permiten estas reglas. Nuestro contacto siempre ha sido Helmut Marko". En las próximas semanas se puede definir el panorama. "Queda mucho tiempo, para cómo se mueven las cosas en la F1", dice el francés.