F1 | NURBURGRING

Red Bull mete fichas a Renault

"Son un potencial suministrador y tienen un CEO apasionado por la F1", dice Horner. Mercedes se autodescarta y Ferrari mira a otro lado.

El Red Bull RB16 de Max Verstappen, con motor Honda, en Nurburgring. 1 2020.
Mark Thompson

Red Bull tantea el terreno en su búsqueda por un motor competitivo a partir de 2022. No se han producido contactos con ningún fabricante hasta ahora, o al menos no han sido reconocidos en público, si bien ya se ha producido la primera negativa: Mercedes se autodescarta. Toto Wolff, director de competición del fabricante alemán, ha subrayado que ya "suministran a tres clientes más el equipo oficial". Tampoco tendría sentido que entregasen sus tecnologías al máximo rival. Ferrari ha indicado que "no está en los planes" suministrar sus motores a Red Bull, aunque el no ha sido menos cortante. Queda Renault, con Cyril Abiteboul expectante. El francés dijo que espera que los austriacos tengan "un plan A, B o C, y que Renault sea la última opción".

En esas circunstancias, Christian Horner dejó declaraciones ambiguas este viernes en Nurburgring: "Renault debe ser considerado como potencial suministrador. Ha habido cambios en la organización. Tienen un CEO apasionado de la Fórmula 1 (en referencia a Luca de Meo) y eso es muy importante, no hay otra forma de alcanzar el éxito en este deporte". Al respecto, esperan tomar una decisión sobre sus planes a finales de esta temporada: "Honda nos ha dado tiempo y lo agradecemos". Estudiarán también asumir las tecnologías de Honda en Milton Keynes, "se considerarán todas las posibilidades y en el deporte suceden cosas inexplicables".

En cuanto a la célebre cláusula que permitiría a Verstappen marcharse sin un motor competitivo en 2022, Horner ya no lo desmiente, sino que lo incorpora: "No queremos entrar en detalles del contrato con el piloto, es confidencial. Lo que puedo decir es que Max está totalmente comprometido con el equipo. Necesitamos un motor competitivo y él también, para lograr el éxito que sabemos que es capaz de alcanzar. Estamos en el mismo barco y ese barco necesita un motor competitivo". Entre tanta incertidumbre, lo único claro es que Red Bull y Alpha Tauri quieren llevar el mismo motor.