MOTOGP | GP DE CATALUÑA

Reencuentro de Marc Márquez con su Honda en Montmeló

El campeón ha estado de visita en el paddock del trazado catalán: "¡He visto mi moto otra vez! Había una parte de mí que sin duda quería volver a pilotar".

Reencuentro de Marc Márquez con su Honda en Montmeló
Repsolmedia

Visita fugaz, pero visita al fin y al cabo, de Marc Márquez al paddock de MotoGP. Aprovechando que la caravana mundialista recala este fin de semana en Montmeló para la disputa del GP de Cataluña, el campeón, tras superar la prueba de PCR para detectar que no tiene COVID-19, se ha reencontrado con su equipo, el Repsol Honda, y su moto, la Honda RC213V, antes de regresar a casa, en Cervera. Allí seguirá con la rehabilitación por la segunda operación de la fractura de húmero sufrida en el brazo derecho y el desplazamiento de la primera placa para fijar la herida. Su fisio, Carlos García, vive en su casa y es con el que se machaca a diario para volver lo antes posible, aunque esta vez cuando esté cien por cien recuperado, para que no se repita el error de su reaparición en Jerez 2, sólo cuatro días después de ser intervenido. Los médicos le dijeron que adelante y él no dudó. El resto de la historia ya es de sobra conocida...

Ahora, de momento, se ha tenido que conformar con volver a ver a los suyos y a su montura: “Ha sido genial regresar al paddock de MotoGP y volver a ver a mi equipo y a HRC. Por supuesto hemos estado hablando por teléfono, pero realmente los he echado mucho de menos y ha sido genial verlos. Además, ¡también he visto mi moto otra vez! Había una parte de mí que sin duda quería volver a pilotar, especialmente después de estar sentado frente a ella, pero ahora es el momento de tener paciencia. Ha sido bueno venir aquí para hablar no sólo con el equipo, sino también con la gente de Honda mientras comenzamos a trazar un plan para 2021. Desearía estar aquí en la carrera de casa, pero disfrutaré viéndola en televisión”.