MOTOGP | GP DE CATALUÑA

Rossi: "Vamos a intentar firmar mi contrato este fin de semana"

'El Doctor' afirma que será por un año más, pero deja claro que no tiene por qué ser el último y que puede que siga también en 2022 con 43 años.

Rossi: "Vamos a intentar firmar mi contrato este fin de semana"
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Valentino Rossi ha anunciado que él, Yamaha y Petronas tienen intención de firmar su contrato para seguir un año más en la parrilla y deja claro que no tiene por qué ser el último. Correrá seguro con 42 años y, si están todos contentos el año que viene, correrá incluso en 2022, con 43 tacos. Lo ha dicho antes de arrancar el GP de Cataluña, al que llega tras caída en Misano 2.

-¿Novedades sobre su renovación con Yamaha para ir al Petronas?

-Vamos a intentar firmar durante este fin de semana, porque entre las carreras de Misano lo arreglamos todo y también en los últimos días. La situación es muy clara. Correré con Petronas el año que viene, pero el contrato es un poco largo, con algunas cosas por arreglar en las que todavía no estamos de acuerdo, sinceramente, pero creo que durante este fin de semana firmaremos el contrato y estoy muy contento de continuar el próximo año, con Yamaha y con Petronas. Os lo haremos saber lo más pronto posible.

-¿Qué es en lo que no están de acuerdo?

-Para mí, a veces en MotoGP firmamos los contratos para el año siguiente demasiado pronto. Muchas veces empezamos a pensar en la siguiente temporada antes incluso de pensar en la presente temporada. Cada vez firmamos antes. Solemos firmar mucho antes que en la F1, por ejemplo. Estaba de acuerdo con Yamaha y con Petronas, llevamos hablando desde Jerez. Y como estábamos de acuerdo, no teníamos prisa. Es un contrato importante y había cosas que resolver: detalles técnicos, de la moto y también el equipo, porque algunos chicos se moverán del equipo Petronas al oficial con Quartararo, y al contrario. En general, no teníamos prisa. Hemos llegado hasta aquí, estoy contento y está bien así.

-Idalio Gavira como como coach, David Muñoz como jefe técnico y Matteo Flamigni como telemétrico, pero va a perder personas que llevan toda la carrera a su lado.

-Me disgusta muchísimo, sobre todo por Alex (Briggs, el australiano) y Brent (Stephens, el neozelandés), porque ellos querían venir conmigo y han dicho muchas veces, sobre todo Alex, que cuando corre está conmigo, que cuando me lesiono se lesiona él. Y Brent más o menos me ha dicho lo mismo. Será triste no tenerles el próximo año y también no poder hacer la última carrera juntos. Me disgusta muchísimo. Sinceramente, lo he intentado, pero en Petronas trabaja también otra gente y no ha sido posible. Estoy contento de seguir contando con Mateo, David e Idalio, pero me disgustará muchísimo no tener a Alex y Brent, porque cuando entro en el box es como si entrara en casa. Son de mi familia después de tantos años y será triste no verles el próximo año.

-¿El contrato nuevo es sólo de un año o de uno más uno?

-Mi madre me ha preguntado hoy que voy a hacer al final del año que viene, como diciendo que es imposible que siga. (Risas). No lo sé. Hablamos de hacer uno más uno, pero decidimos hacer uno. En el contrato pone sólo uno, pero también está escrito que si todos estamos contento, Yamaha, nosotros y Petronas… pero depende mucho de mis resultados de la primera parte de la temporada próxima. Y luego en la pausa de verano decidiremos juntos qué hacer, pero habrá que ver. Si el año que viene voy fuerte, soy competitivo, hago podios y lucho por estar entre los cinco primeros del campeonato puedo también continuar. Pero esperemos al año que viene, además, aquí las cosas cambian de un día a otro. Va bien así a mi edad.

-¿Entonces la opción está de seguir después de 2021?

-No es una opción verdadera, pero en el contrato está escrito que, si todos estamos contentos, continuamos. Me enfadé un poco con Yamaha porque al principio ponía un año sólo, como si fuera seguro el último, y yo les dije que no era verdad, no será seguramente el último porque hará falta ver cómo voy. Ellos lo han entendido y están de acuerdo conmigo, pero hemos decidido juntos que de momento firmamos uno y luego ya veremos.

-Yamaha ha ganado muchas veces en Barcelona, aunque tiene una recta muy larga y poco grip. ¿Qué fin de semana espera?

-Primeramente, me gusta mucho Barcelona. Es uno de mis circuitos favoritos, desde la primera vez. Siempre disfruto pilotando aquí. En los últimos dos años fui competitivo con la Yamaha, luchando por el podio, y espero también ser fuerte este año. Tiene una larga recta en la que sufriremos, pero también curvas rápidas y medias, en las que hay que entrar rápido y en las que nuestra moto suele ser buena. Veremos desde mañana, porque la temperatura es diferente y trataremos de ser fuertes.

-Tres carreras consecutivas y seis en siete semanas, ¿son más difíciles desde el punto de vista psicológico o físico?

-Las dos cosas. Tenemos un poco de experiencia en esto ya este año y no me gusta tanto. Psicológicamente, dar el máximo en una pista y volver a ella es bastante aburrido, y es duro hacer tres seguidas, sobre todo si en medio de Misano hacemos un test. Eso fue un gran error para el físico. No fue una buena idea. Vamos a tener varios tripletes y habrá que apretar. Es un año extraño.