MOTOGP | GP DE ESTIRIA

“No hice ninguna locura, fue Morbidelli quien me dio”

Johann Zarco no espera ninguna sanción por el accidente del domingo pasado y tampoco la pide para el italiano, al resumir todo así: “Tuvimos mala suerte”.

“No hice ninguna locura, fue Morbidelli quien me dio”
Instagram

Johann Zarco está de vuelta en el Red Bull Ring austriaco sólo un día después de haber sido operado del escafoides de su muñeca derecha. Se perderá los libres del viernes y aún no sabe si podrá salir a pista el sábado, algo a lo que decidirán los médicos definitivamente, pero sí que entiende que él no fue el culpable del accidente del pasado domingo con Morbidelli, cuando su rueda trasera tocó la delantera del italiano, se cayeron los dos y las motos de ambos salieron disparadas como dos proyectiles contra Rossi y Maverick, contra los que no impactaron de puro milagro. El galo lo tiene tan claro que lo ha dicho en inglés, español, italiano y francés.

“No hice ninguna locura”, había asegurado varias veces antes que AS le preguntara que, estando de acuerdo con él en que no había hecho ninguna locura, si no creía que el problema era que no le había dejado espacio a Morbidelli y que jugaba en su contra acciones pasadas, como con Terol en Misano 2011 o con Pedrosa en Argentina. Zarco se explayó en su respueta:

“Nueve años antes, con Terol, él siempre tenía la última palabra, porque tenía una moto con más potencia que la mía. Siempre perdía con él. Si piensas lógicamente, a Morbidelli le pasé ya en la recta, antes de llegar a esta curva 2, pero no se ve bien cuánto antes, y yo no puedo dejar más espacio cuando inicio la frenada, no puedo estar más a la izquierda y él es el que va detrás de mí y el que necesita también controlar el espacio. Yo en las vueltas anteriores, detrás de Morbidelli o de otros antes de la frenada corto gas antes porque sé que si freno más tarde puedo tocar a otro. Si tengo la oportunidad de pasar en la recta, mi frenada es libre. Yendo delante puedo anticipar un poco mejor mi maniobra, y no hice ninguna locura con esta esta maniobra. Muchos pilotos dicen que estaba muy, muy a la derecha. Claro que hay otros que van más a la izquierda, pero otro piloto Ducati tiene más o menos la misma línea. Por eso creo que Franco podía haber anticipado un poco mejor las cosas, porque es el único que me podía ver en ese momento, no yo”.

Sobre su encuentro con el Panel de Comisarios, donde ha dado su versión de los hechos, dejó claro que no esperaba sanción alguna para él ni la pedía para Morbidelli: “Estoy esperando a lo que decida Dirección de Carrera. He dado mi versión y tienen todas las pruebas para ver que no he hecho nada loco. Estoy esperando su decisión. Para mí, si hay una penalidad es absurdo, porque la explicación es clara. No digo con esto que quiera una penalidad para Franco, pero sí digo que no es culpa mía. Tuvimos mala suerte en ese momento y creo que Franco podía haber anticipado antes, lo mismo que yo hice en las vueltas anteriores”.

Insiste en su teoría: “Yo tuve mala suerte porque iba delante y Morbidelli me tocó a mí. Mi primera reacción fue ir a preguntar a Franco cómo estaba y qué le dolía, no a pedirle perdón”. Y aclaró este detalle: “Fue importante para mí poder hablar con Rossi y con Franco después de la carrera”. En ese encuentro les aseguró que no hizo nada a propósito, todo después de que en la televisión italiana ambos le atacaran, porque Rossi dijo que le frenó en la cara intencionadamente y Morbidelli le llamó “medio asesino”.

En cuanto a su estado físico, dice: “Necesito 48 horas más para ver si tengo el OK médico, porque ahora no lo tengo. Estoy bien, pero sólo han pasado 24 horas y con 48 horas más estaré mejor. No será un drama perderme los entrenamientos del viernes, porque tenemos toda la información para la puesta a punto de la moto del trabajo del fin de semana anterior”.