MOTOGP I GP DE AUSTRIA

Lorenzo y Dovizioso, la historia se repite en Ducati

El italiano, como ya hiciera el español en 2018, fue capaz de ganar inmediatamente después de saberse que no habrá continuidad en el box rojo para él al año siguiente.

Lorenzo y Dovizioso, la historia se repite en Ducati
LISI NIESNER REUTERS

El destino es caprichoso y en el GP de Austria ha vuelto a quedar constatado. La historia se ha repetido en Ducati con el triunfo de Dovizioso en unas circunstancias similares a las de la primera victoria de Lorenzo defendiendo los colores de Borgo Panigale.

Al español le comunicaron después del GP de Francia que no le renovarían, por falta de resultados y con un sueldo de 12.5 millones por temporada, y ganó a la cita siguiente, la de Mugello. En el caso del italiano, fue él quien comunicó el sábado a Ducati que no renovaría, aunque en realidad ni siquiera llegó a tener una oferta de renovación de su fábrica, más pendiente de decidirse entre el retorno de Lorenzo, Bagnaia o Zarco que de renovar al subcampeón de los tres últimos años.

Andrea dijo después de su primer triunfo de esta temporada, un año después del anterior, también en Austria, que no era una victoria reivindicativa, aunque le salió del alma un gesto en la vuelta de honor señalándose a sí mismo encima de la Ducati. Fue muy del estilo de esas celebraciones futboleras después de un gol y, visto lo visto, con más razón que un santo.

Lorenzo fue capaz de encadenar tres victorias sabiendo que su camino con Ducati se separaría al final de esa temporada, porque también ganó en Montmeló y en Austria. Ahora Dovizioso será el favorito para volver a ganar este domingo de nuevo en el Red Bull Ring, que esta vez acogerá las carreras como GP de Estiria, y está por ver hasta dónde llega en la general a final de año, porque con Márquez en el dique seco es uno de los principales favoritos al título. De momento marcha segundo, a 11 puntos de un Quartararo que ya no mete tanto miedo como en las dos primeras citas de Jerez.

Con el actual panorama, no sería extraño que Dovi lograra al fin el título de MotoGP y al preguntarle el sábado si eso podría cambiar la posición actual entre él y Ducati, aseguró que ni por esas. Cuesta creerlo y sería inimaginable ver al campeón fuera del campeonato para un año sabático o subido a una Aprilia, que en estos momentos es la peor moto de la parrilla, pero también la única que queda libre para 2021. A ver qué pasa.