MOTOGP

Yamaha no se fía: "Las estrellas están alineadas con Márquez"

"Marc es el único que puede llevar la Honda y sacar lo mejor de ella. Pero todo tiene un final", asegura Lin Jarvis, director general de Yamaha.

"Las estrellas están alineadas con Márquez, está en esa zona dulce"
ALVARO RIVERO DIARIO AS

50 puntos. Esta es la ventaja que dispone Fabio Quartararo sobre Marc Márquez en el Mundial de MotoGP 2020 tras los dos ceros acumulados por Marc y las dos victorias logradas por Quartararo en el doblete de pruebas disputadas en Jerez de la Frontera.

Un holgado colchón, si tenemos en cuenta que el calendario oficial de la temporada 2020 se ha reducido a tan sólo 14 carreras debido a la crisis del coronavirus, si bien la FIM, la IRTA y Dorna Sports deben anunciar antes del viernes que sucede con las pruebas de Termas de Río Hondo, Chang y Sepang, que ha elevado la confianza en Yamaha de que este año es posible poner punto y final a la hegemonía de Márquez y Honda en la clase reina.

“Márquez es el único que puede llevar la Honda y sacar lo mejor de ella; tiene mucho talento está muy en forma y tremendamente motivado. Actualmente tiene todas las estrellas alineadas, se encuentra en esa zona dulce, pero todo tiene un final y nuestra misión es que nuestros chicos cojan el relevo. Maverick tiene mucho potencial, si puede logra mantener cierta consistencia y piensa en positivo. A veces se cabrea mucho, pero tiene mucha calidad. Tienes que mantenerle en esa zona en la que se siente a gusto, él tiene la capacidad de ganar más de un título", asegura Lin Jarvis en el podcast oficial del campeonato.

"Somos iguales en nuestra filosofía hacia nuestros pilotos, pero si éste quiere eso y el otro quiere lo otro, entonces sabes que te divides. Pero hay momentos en que, ya sabes, hay algunos grandes egos en este deporte, tienes que gestionar al piloto, su ego, el entorno, sus expectativas, sus peticiones que a veces se pueden cumplir o no. Es bastante difícil, pero si me preguntas, siempre tendría a dos pilotos de primer nivel en lugar de uno A y otro B, es más estimulante y desafiante. Creo que el equipo del año que viene debería ser bueno, el de este año es bueno, pero el del año que viene también lo será. Tendremos a dos jóvenes que son de primer nivel", finaliza Jarvis sobre la gestión que tendrá que realizar el próximo año en el garaje de Iwata con Quartararo y Maverick.