FÓRMULA 1 | BROWN

"Cuando Vettel quedó libre, ya teníamos acuerdo con Ricciardo"

El CEO de McLaren explica que no llegaron ni a contemplar el fichaje del alemán porque tenían apalabrado al australiano. Aspira a pelear por el título en un futuro cercano.

Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo en el GP de Japón 2019.
TOSHIFUMI KITAMURA AFP

La próxima semana los monoplazas estarán rodando en el Red Bull Ring, al fin, siete meses después del último gran premio de Fórmula 1. Una espera interminable pero necesaria. Zak Brown, el CEO de McLaren, está aprovechando bien la semana previa al inicio del Mundial para repasar todo lo que ha acontecido en los últimos meses mediante charlas con varios medios. El otro día fue con 'Sky Sports' y ahora con 'Auto Motor und Sport', donde le preguntan por lo rápido que se decidieron por Ricciardo cuando Vettel también estaba libre.

"Cuando descubrimos que Sebastian estaría en el mercado, ya habíamos llegado a un apretón de manos con Daniel", responde el americano. Fue una cuestión de tiempos, sin más. Tenían un acuerdo con Ricciardo desde hace tiempo antes de saber que Vettel se iría de Ferrari, por eso no hicieron ni el intento, para respetar el pacto con el australiano: "Sebastian es un verdadero campeón, pero habíamos tratado de traernos a Daniel hace dos años y, aunque no funcionó, siguió siendo nuestra primera opción en caso de que quedase libre".

Además, Brown tampoco está seguro de que en caso de haberlo intentado con el alemán éste hubiese querido negociar con ellos. De hecho, se sabe que Seb solo busca un equipo ganador tras su adiós a Ferrari. "No es que no hubiera confianza en Sebastian, pero tampoco podíamos estar seguros de si le podríamos conseguir en absoluto. Es más, todavía hay muchos rumores sobre su futuro. Hemos mantenido contacto con Daniel durante los últimos dos años y cuando llegó la oportunidad, la aprovechamos", explica el jefe de Woking.

Un futuro prometedor para McLaren

Brown también habla del éxito de las negociaciones sobre el límite presupuestario, para el que hizo mucha fuerza y con el que asegura que "en el futuro tendremos un deporte en el que más de la mitad de los equipos competirán con un presupuesto similar". "Eso promete más variedad. Habrá cuatro o cinco equipos que puedan ganar el Mundial, puedo imaginar un escenario como en el de la IndyCar: el título siempre va para un piloto de Penske, Andretti o Ganassi, pero otros también pueden ganar".

"Espero que McLaren sea uno de los cuatro o cinco equipos que puedan ganar el título, pero habrá ocho o nueve equipos que pueden ganar una carrera caótica con cambio climáticos o con un accidente inicial", añade Zak respecto a lo que está por venir, con un límite de 145 millones de dólares (132 de euros) para 2021, de 140 para 2022 y de 135 para 2023 con el que esperar "poder cerrar la brecha con los tres equipos que más gastan". Y lo harán con Ricciardo en sus filas, a Vettel ni siquiera le contemplaron.