MOTOGP

Martín irá a MotoGP con Ducati en 2021 como sustituto de Miller

El campeón de Moto3 de 2018 y actual piloto de Moto2 ya tiene un acuerdo a falta de firma con la fábrica italiana para ser el sustituto del australiano en el Pramac Ducati.

Jorge Martín.

La ascensión de Jorge Martín hacia la élite mundial del motociclismo continúa por buen camino. El campeón de Moto3 de 2018, con Honda en el equipo de Gresini, y en la actualidad piloto de Moto2 con el Red Bull KTM Ajo, ya tiene cerrado su acuerdo con Ducati para subir a MotoGP la próxima temporada, aunque aún queda por estampar la firma. Será dentro del equipo satélite Pramac Racing, como sustituto de Jack Miller, que a su vez relevará en el box oficial rojo a Danilo Petrucci.

Será oficial cuando las partes implicadas puedan hacerlo, y lo deseen, pero fuentes próximas al equipo han confirmado a este diario que es un caso ya cerrado y el representante del madrileño, Albert Valera, dice: "Somos muy optimistas de que se materialice este fichaje, porque ya hay acuerdo, pero aún falta firmarlo y ya se sabe que, hasta que todo no está firmado, cualquier cosa puede pasar".

De este modo, encaja otra pieza del rompecabezas del mercado de fichajes de la clase reina para el próximo curso. Marc Márquez renovó por cuatro años con Honda; Maverick y Quartararo serán la nueva pareja en el box oficial Yamaha; Suzuki ha conseguido renovar a sus dos pilotos, Rins y Mir; y Miller ha logrado el ascenso del equipo satélite al oficial de Ducati.

Lo que queda por ver, principalmente, es quiénes ocuparán las plazas que quedan libres en los boxes oficiales de Honda (Álex Márquez sólo firmó por un año) y Ducati (Dovizioso debería ser una opción segura, pero a ver si se ponen de acuerdo), y también si hay algún movimiento interesante en KTM y Aprilia. Y por supuesto, queda por ver qué hace Rossi, si renueva con Yamaha para irse al equipo satélite Petronas o decide colgar el mono.

Sea como fuere, lo que a Martín le importa es que, a sus 22 años, ya tiene un sitio asegurado en MotoGP el próximo año y, viendo cómo se las gasta, tiene pinta de que el madrileño llegará para quedarse.