MOTOGP | JORGE LORENZO

"Márquez no pierde duelos, intenta ganar GG PP imposibles"

Lorenzo, convencido de que hizo lo correcto marchándose a Ducati, cree que habrían mejorado la moto. Y dice que sin la lesión de Assen, quizá hubiera seguido otro año.

Jorge Lorenzo.

Jorge Lorenzo fue el invitado especial de 'DAZN' para comentar el GP de Austria 2018 en el que logró su última victoria en MotoGP con Ducati. El balear habló de su paso por la casa italiana, de su pasado en Yamaha, de sus grandes rivales y de lo que le afectaron sus lesiones. Aquí, lo más destacado de sus comentarios:

Yamaha vs. Ducati: "Con la Yamaha fui rápido desde el principio, llegue a MotoGP y en la primera carrera hice la pole y acabé segundo. Volví a repetir en Jerez: pole y podio. E hice pole y gané en la tercera. Era una moto natural para mí. Después de ese primer año que acabe cuarto, siempre conseguí estar entre los dos primeros durante ocho años. Saqué muchísimo provecho a esa moto, cada año mejoraba. Si hubiese seguido en Ducati, hubiese ido evolucionando con los ingenieros y con Gigi (Dall'Igna) y poniendo la moto más a mi estilo, haciéndola mejor, podríamos haber aspirado a ganar el Mundial".

Por qué se fue a Ducati: "El poder mediático de Rossi siempre fue muy fuerte, y en 2015 fue evidente, pero no fue la razón principal. Llevaba nueve años en Yamaha, siempre yendo con la misma moto, trabajando con la misma gente... Quería hacer algo que me mantuviese vivo, que me hiciese levantarme por las mañanas con ganas de dar el máximo. Si hubiese seguido en Yamaha, seguramente tendría algunos menos huesos rotos, hubiese conseguido más victorias y mis números hubieran sido, en general, mejores. Pero en esas circunstancias y en esos momentos, quizá lo volvería a hacer".

Difícil pelear con Márquez: "Sí, es muy difícil. Tiene mucho talento y es muy rápido, siempre está ahí, luchando por victorias. También es un gran frenador, un piloto que quizá no tenga el mejor paso por curva, porque no se puede tener todo, pero es muy completo en general. Luchar con él por la victoria siempre es muy complicado. Si tu eres más rápido en entrenamientos y, sobre todo, en carrera, y no fallas, al final el que está persiguiendo es Márquez, que es el que tiene que arriesgar. Ahora bien, si son los demás los que van más lentos, y es Márquez el que tiene la ventaja, puede estar tranquilo, lo que le lleva a no cometer errores y controlar el campeonato. Hay que ser más veloz, tener una mejor moto, mejorar tu pilotaje, ser una máquina mentalmente. Como sucedió en 2015: Marc era muy explosivo en pole position o a una vuelta, pero nosotros éramos más completos en los circuitos, éramos más rápidos y nos poníamos delante en las carreras. Eso le obligaba a arriesgar y cometer errores, y se iba para atrás en el campeonato. Era un rueda que giraba en contra de Márquez. Eso es lo que tendrían que hacer Quartararo o Viñales. Pero hasta ahora, Marc no solo es el más completo, también está siendo, poco a poco, el que menos falla y sigue siendo el más rápido normalmente en todas las carreras, con lo cual es complicado poder ganarle. Al final lo que hay que valorar es si Márquez ha perdido duelos o ha intentado ganar carreras que prácticamente eran imposibles. También se puede ver así. Había veces que Marc no era el más rápido y aun así intentaba ganar. El año pasado con Dovizioso en Austria, tenía problemas con los neumáticos, pero incluso así intentó hasta el final ganarle. No pudo, pero lo intentó. Igual otro piloto se hubiese quedado atrás aceptando la segunda posición, pero él siempre lo intenta hasta el final".

Marc como compañero: "La mayor parte del tiempo la relación fue bien, no había ningún problema. Nos llevamos mejor en 2019 que en los años anteriores, la verdad, sobre todo al final, que nos conocimos mejor e intimamos un poco más. Él estaba a otro nivel, iba a por otro Mundial y a mí me costó muchísimo, así que no luchábamos por lo mismo y eso, seguramente, facilitó la convivencia. Pero mejoró la relación, convivimos más y todo fue mejor".

Si Rossi puede volver a ganar: "Sinceramente, creo que si tiene mejores sensaciones con la moto que el año pasado, podría mejorar inmensamente sus resultados y volver a ganar carreras. Lo creo firmemente. Es verdad que cada vez es un deporte más físico, pero quizá la Yamaha es una moto que no te hace falta ser un atleta bestial para poder ser competitivo con ella".

Lesión en Aragón 2018: "Desde que empecé a ganar hasta que tuve la caída en Aragón, fui el piloto con más victorias y más puntos. Fue una pena esa lesión que tuve en Aragón, sin ella, esa carrera creo que la podía haber ganado, no era clarísimo, pero podría haber tenido opciones. Y luego, seguramente hubiese conseguido alguna que otra victoria y aspirar, no al título, pero sí al subcampeonato porque en la primera parte de la temporada perdí muchos puntos".

Lesiones: "Lo han marcado todo. Quizá sin la lesión de Assen hubiese tenido más paciencia de seguir otro año e intentarlo, quizá con otra moto... Si me hubiesen puesto alguna cosa más como en Ducati, no sé si habría ganado carreras, pero hubiera estado mucho mejor. Pero ya no tenía la paciencia de esperar más, veía muy lejano ser competitivo".

Formas de motivarse: "Muchas veces he exagerado un poco la situación y algunas declaraciones que han hecho sobre mí algunos pilotos para coger un poco más de motivación, de rabia, para llegar más fuerte a la siguiente carrera. Al final, en el mundo en el que vivimos, lo más importante es ganar y haces todo lo que sea posible para conseguirlo".