FÓRMULA 1

Prost: "Senna no tenía la misma motivación cuando me retiré"

El francés recuerda cómo fue su relación el día en el que Ayrton cumpliría 60 años y cómo afectó al brasileño su retirada: "No era el mismo Senna".

Senna y Prost en el GP de Australia de 1988, cuando eran compañeros en McLaren.

Por mucho que pasen los años, nadie les olvida, es lo que tienen las leyendas. Y Senna es una de las más grandes que tiene el deporte y el automovilismo. Hoy, 21 de marzo, cumpliría 60 años y las redes sociales se llenan de imágenes y mensajes en su recuerdo. Se ha escrito mucho sobre la vida del brasileño, y se seguirá haciendo, pero solo los privilegiados que tuvieron el placer de tratar con él le conocían bien. Alain Prost fue, sin duda, su enemigo más íntimo y recuerda cómo fue la relación de amor/odio que tuvo con Ayrton.

El francés empieza hablando en sus declaraciones a 'La Reppublica' de un gesto que lo cambió todo en esa relación, el que tuvo Senna con él en el podio del GP de Australia de 1993, carrera que ganó el de Sao Paulo y que le valió a Prost para certificar su cuarto y último título. "Gané el Mundial subiendo al podio, pero Ayrton, que había ganado la carrera, me cogió del brazo para compartir el primer escalón conmigo. Ese momento realmente cambió nuestra relación, y hoy puedo decir que la nuestra fue una historia magnífica", dice.

"Hubo un antes y un después. Primero, Ayrton me vio como el piloto al que tenía que vencer, era una guerra total, hay hechos que lo confirman. Luego, al retirarme, hubo un completo acercamiento", asegura Prost. Es más, cree que su adiós le pasó factura de algún modo a Senna: "Él ya no tenía la misma motivación, sin mí era como si hubiera perdido un poco su objetivo. Incluso nos hicimos amigos, me contaba cosas íntimas sobre su vida. Ya no era el mismo Senna con el que me reté en la pista".

La suya fue una rivalidad de época. Ha habido otras a lo largo de la historia de la Fórmula 1, pero ninguna tan recordada como aquella. ¿Se podrá volver a ver algo parecido? "No sé si las rivalidades actuales son iguales que la mía con Ayrton: son tiempos diferentes, el mundo de las carreras es hoy más sofisticado, el entorno ha cambiado y las relaciones, incluso con la prensa, ya no son las mismas. Y finalmente debemos considerar el carisma, los estilos y los personajes de los pilotos", opina el asesor del equipo Renault.

"No hay día en que alguien que me conozca no me hable de Ayrton: significa que hemos hecho algo, que algo ha quedado. Pero en esos años, en vivo, no te diste cuenta. No sé cómo decirlo, fue bastante increíble", recuerda Prost, que reconoce que su nombre siempre estará ligado al de su añorado rival: "El mundo estaba alineado con Senna o con Prost. ¿Pero cómo terminó? Nuestras historias están completamente conectadas, no solo mi carrera, también mi vida. Siempre he vivido con esta rivalidad/amistad".