FÓRMULA 1

Racing Point gana en rosa tras perder su principal patrocinio

El equipo de Pérez y Stroll se presenta en Austria con la nueva decoración del RP20 sobre el coche de 2019. SportPesa ya no luce ni en su nombre ni en el chasis.

La decoración del RP20 de Racing Point.

Con la de Alpha Tauri en Salzburgo se acabaron las presentaciones rimbombantes, pero todavía quedaban algunos coches de 2020 por conocer, o al menos sus decoraciones. Tras comenzar la mañana del lunes con imágenes del nuevo Williams, por la tarde llegó el turno del otro equipo que anunció que daría a conocer su nuevo diseño el mismo día, Racing Point, y así lo hizo pese a que su estampa estuvo corriendo por redes sociales durante todo el fin de semana después de que alguien filtrase sus primeras fotos.

Los pilotos, Sergio Pérez y Lance Stroll, y los jefes, Otmar Szafnauer (jefe de equipo y CEO) y Andy Stevenson (director deportivo) estuvieron en la puesta de largo que tuvo lugar en la ciudad austriaca de Montsee, junto a su fabuloso lago, algo que no fue casualidad. Ya que solo podían mostrar la decoración que tendrá el RP20, porque el monoplaza era el mismo que el del año pasado, basaron el acto en su reforzada asociación con BWT, la empresa especialista en tecnologías para el suministro de agua, después de perder a su anterior patrocinador principal.

El equipo con sede en Silverstone ya no tiene a SportPesa por delante de su nombre, sino a BWT, algo que se nota a lo grande en el monoplaza por la mayor presencia del logotipo del sponsor y porque su rosa típico lo inunda todo, monos de los pilotos incluidos. "Estamos encantados de celebrar nuestro cuarto año juntos, hemos disfrutado de muchos momentos memorables tanto dentro como fuera de la pista y ahora esperamos agregar más en la temporada 2020", asegura Szafnauer sobre la renovación con la marca austriaca.

Así, habrá que esperar a que Barcelona dé comienzo a la acción en pista el miércoles para ver al verdadero RP20 con el que Racing Point competirá esta temporada y con el que tratarán de avanzar en la zona media de la parrilla. Seguro que séptimos, como acabaron los dos últimos años tras haber llegado a ser el cuarto mejor equipo del Mundial, no es el lugar en el que quieren verse, y más sabiendo que en 2021 se convertirán en Aston Martin por obra y gracia de Lawrence Stroll. No les vale con un año de transición.