MOTOGP

Conclusiones de los test de Sepang y los deberes para Qatar

MotoGP parece Moto3 por tanta igualdad Yamaha y Suzuki son las motos más en forma, Honda espera la recuperación de Márquez, KTM y Aprilia mejoran y Ducati no mete miedo.

Conclusiones de los test de Sepang y los deberes para Qatar
MotoGP

El test de Sepang terminado el domingo hizo que MotoGP se pareciera más a Moto3 que a otra cosa, por la enorme igualdad vista en la tabla de tiempos, tanto a nivel de vuelta rápida como de ritmo. Hasta 16 pilotos fueron capaces de rodar en 1:58, cuando el año pasado en este mismo ensayo sólo lo hicieron seis, y 19 acabaron en el mismo segundo. Lideró Quartararo por delante de Crutchlow, Rins y Bagnaia, y las seis fábricas de la parrilla tuvieron al menos una de sus motos entre los diez primeros. He aquí las conclusiones del test de Sepang y los deberes para el de Qatar del 22 al 24 de febrero, el último antes de que arranque el Mundial el 8 de marzo precisamente en el circuito de Losail.

Honda: Lo que diga Márquez

En Honda dieron un enorme paso adelante el año pasado en el apartado de potencia, al lograr que su RC213V no perdiera comba con las Ducati en las rectas, y asegura Márquez que el nuevo motor es una evolución del pasado, sin más, sin que haya cambiado básicamente su carácter principal. El campeón llegó mermado físicamente por la operación de finales de noviembre en su hombro derecho, lo que no impidió que cumpliera sus primeros objetivos a nivel técnico. Continúa pidiendo mejoras para la entrada en curva y más tracción en el momento de la aceleración. Crutchlow, que este año si llegó bien de forma a este ensayo, es un gregario de lujo y en su opinión la moto va peor de delante que la versión 2019. En cuanto al novato Álex Márquez, va acumulando kilómetros y necesita aún más para convertirse en un fijo de los diez primeros. Pero vamos, que Honda sigue siendo máxima favorita por contar en sus filas con Márquez, que en el test de Qatar volverá a probarse con el objetivo de llegar en perfectas condiciones a la primera carrera. El año pasado ya lo consiguió y allí fue segundo, pegado a Dovizioso, en un circuito de los que le toca sufrir.

Yamaha: Un valor en alza

Aunque haya a quien no le guste que se mueva tan rápido el mercado de fichajes, Yamaha llegó al test con la tranquilidad que da tener su formación ya definida para las temporadas 2021 y 2022, y con el fichaje de Lorenzo como piloto probador. Quartararo celebró su paso al equipo oficial con el mejor crono (1:58.349), quedándose muy cerca del registro de su pole del último GP, y Maverick, que no entró en la guerra por la vuelta rápida, hizo un gran trabajo de puesta a punto, pensando en las carreras que vendrán con la friolera de 83 vueltas. Fue tan bueno el papel de Viñales que Márquez no dudó en señalarle a él y a Rins como los más fuertes del test. A favor de las Yamaha juega, además, el nuevo neumático trasero de Michelin, que ofrece más agarre y, según Dovizioso, que de esto sabe un rato, eso favorece a las motos que tienen mayor paso por curva, como son Yamaha y Suzuki. En cuanto a Rossi, quinto en la tabla de tiempos a una semana de cumplir 41 años, con lo que sigue disfrutando aunque hace tiempo que ya no sea el mejor, y él tuvo ocasión de probar el sistema ‘holeshot’ en la M1, una mariposa que al accionarse bloquea la suspensiones para ganar tiempo en las salidas y que ya puso en liza el año pasado Ducati. En Qatar deben reconfirmar las buenas sensaciones.

Suzuki: La moto más equilibrada

Muchos son los pilotos a los que la Suzuki les parece la moto más equilibrada, pero sólo dos los que pueden disfrutar de ella. Los privilegiados son Rins y Mir, a lomos de una GSX-RR que estrenó chasis, basculante y una nueva horquilla delantera. Rins acabó tercero y es de los que mostró también muy buen ritmo. Y Mir, que ha dejado de ser novato, va claramente a más en la categoría y es un fijo entre los diez primeros. También la fábrica de Hamamatsu deberá reconfirmar en el ensayo de Qatar sus buenas sensaciones. Ayudará además que las renovaciones de sus pilotos, algo que se espera, lleguen lo antes posible.

Ducati: No se sabe qué ha encontrado

Revelaba el bueno de Davide Tardozzi, el team manager de Ducati, que habían encontrado algo este invierno para mejorar sus motos. Pues bien, aún no se sabe qué han encontrado, porque sus motos no meten miedo como antaño en la larga recta de Sepang. Dovizioso, que a día de hoy sigue siendo el piloto referencia de la marca, terminó atrás y preocupado con la adaptación de la Desmosedici GP20 a los nuevos neumáticos. Los satélites Miller y Bagnaia, con motos nuevas también en el box, acabaron por delante de los satélites y ahora mismo no se sabe bien cuál es el piloto de Borgo Panigale con mayor potencial. Bagnaia acabó cuarto, Petrucci sexto, Miller octavo, Dovizioso 15º, Zarco 17º y Rabat 20º. Tienen más pilotos que nadie, pero se les ve ahora mismo menos fiables que otros años.

KTM: Gran paso adelante

La KTM, como cada año, sigue creciendo. Contar con un probador del nivel de Pedrosa ayuda, por su puesto, pero también tener un jefe de filas como Pol, que nunca se guarda nada, también. El de Granollers exprimió las dos versiones del chasis híbrido, mezcla de tubular y doble viga, y su compañero Binder el nuevo carenado. Es encomiable el esfuerzo de la fábrica austriaca por seguir creciendo y el tercer puesto del ‘jubilado’ Pedrosa el sábado fue un aviso para navegantes de cómo esa moto ha dado otro gran paso adelante. Lo que más falta le hace a KTM es que los demás no crezcan demasiado en el test de Qatar, porque cada vez están más cerca. El buen séptimo final de Pol a 0.261 de Quartararo ya no sorprende a nadie.

Aprilia: Nueva moto y esperanza nueva

Aprilia ha estrenado en este test moto nueva, una RS-GP con motor de cuatro cilindros en V a 90º, más potente que la anterior y con mejores expectativas con su piloto estrella. Ése es Aleix, claro está, porque Iannone no fue mejor que él cuando compartieron box y menos ahora que está sancionado por dopaje y fue sustituido por Savadori. Menos mal que al español le ayuda en el desarrollo el probador Smith, que dio muchísimas vueltas. Más importante que el décimo puesto final de Aleix, lo que permitía ver a seis fábricas entre los diez primeros, lo importante es que el simulacro de carrera que hizo el de Granollers estuvo al nivel del de Quartararo. Como en toda moto nueva, queda mejorar en la fiabilidad, pero el punto de partida ha resultado excelente para la casa de Noale.