Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

MOTOCICLISMO

Cervera se rinde a los diez mundiales de los Márquez

La población, desbordada por la afluencia de algo más diez mil visitantes, se echó a la calle para celebrar el octavo título de Marc y el segundo de Álex.

Cervera se rinde a los diez mundiales de los Márquez
JOSE JORDAN AFP

Que una población de poco más de nueve mil habitantes tenga dos vecinos, hermanos, y que hayan ganado diez títulos mundiales en diez años es algo realmente extraordinario y único. Uno es Marc Márquez, que esta temporada, con 26 años, ha logrado su sexto título en MotoGP en siete años y que es el octavo de su carrera junto al de 125cc (2010) y Moto2 (2012). El otro es su hermano Álex, de 23 años, que ha logrado el de Moto2 tras cinco años de lucha y al que le suma el de Moto3, que consiguió en 2014.

Marc lo prometió el año pasado. "Voy a poner todas mis ganas, mi voluntad y mi ilusión para que esto se repita el próximo año", dijo entonces. Y el éxito ha sido por partida doble. Y Cervera ha vuelto a enloquecer en una jornada, de nuevo inolvidable, con la tradicional rúa de campeones a la que han acompañado miles de aficionados y que ha tardado más de una hora en cubrir el recorrido de apenas 400 metros entre la Plaza de la Universitat y la Plaza Puis XII. De nuevo, han realizado el trayecto en el ya tradicional coche de bomberos que, al igual que en 2014, ha lucido el color rojo y azul con sus números, el 93 el 73, acompañados por sus equipos. Ni el frío, con una temperatura de 7ºC a la hora del comienzo de la rúa, ni la amenaza de algún chubasco han impedido que más de 10.000 aficionados hayan seguido la celebración.

Durante todo el día han ido llegando aficionados a Cervera, procedentes de Cataluña, pero también de toda España, Francia, Alemania... muestra del impacto que tienen en Europa. Todo se ha desbordado, pero la previsión ya había hecho que se reforzase la presencia policial y la colocación de vallas de seguridad en los puntos de máxima concentración de aficionados, como la salida de la rúa en la plaza Universitat, donde se limitó el acceso de motos.

En la mayoría de las casas, balcones y ventanales se han colocado banderas rojas y azules con los números 93 y 73. Ayer mismo, los miembros del FanClub acabaron en un taller mecánico de la localidad de preparar el ya habitual camión de bomberos, con una gran pancarta en los laterales con la leyenda 'Champion Brothers' que ha llevado a Marc y Àlex, junto a los miembros de su equipo, durante la rúa, que ha discurrido por la plaza de Sant Miquel, la calle de Santa Anna, la plaza de Santa Anna y la rambla de Lluís Sampere hasta la plaza Pius XII.

Los Márquez durante la rúa de Cervera.

Batucada, motos tuneadas con tubos de escape ensordecedores, olor a gasolina y goma quemada ha sido la tónica de la jornada desde primera hora de la mañana y en todo el recorrido; eso solo puede pasar en Cervera. En la plaza Pius XII han tenido lugar los parlamentos de Marc, las autoridades, la familia y el equipo, desde un gran escenario de 200 metros cuadrados. En la misma plaza habían dos pantallas gigantes para seguir el acto, una grada y un espacio para las personas con movilidad reducida. También se ha colocado una pantalla en la plaza Universidad.

En el espectacular escenario, mitad rojo y azul, y a los compases de 'Don't stop me now' del grupo 'Queen' en un vídeo alegórico a ambos, saludaron a los dos campeones y tras los parlamentos de ambos los aficionados dieron rienda suelta a los cánticos y vítores. El propio Álex también se dirigió al público diciendo: "En 2014 dije que esto era imposible de repetir y volver a estar aquí los dos es increíble... y espero que volvamos". Junto a ellos salieron sus padres Roser y Juliá, con una camiseta compartiendo los dos colores, el rojo y el azul de sus hijos, su tío Ramón.

A renglón seguido entraron los equipos de ambos corredores, que fueron presentados uno a uno por los dos pilotos y con Marc como showman, al que se unió posteriormente Álex. Animó al público y le hizo levantar las dos manos abiertas para señalar los diez títulos que acumulan entre él y su hermano. Después hizo que los dos equipos cantasen y manteasen a Emilio Alzamora, el mánager de ambos y, a renglón seguido, un vídeo repasó toda la trayectoria de Marc este año en el que ha batido récords. Álex ha repasado varias de sus carreras y ha contado anécdotas de las mismas. Y más cuando se ha pasado el vídeo de su trayectoria, para despedirse, pasadas las 21:30 con un gran castillo de fuegos artificiales como broche de una jornada par recordar.