Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

RAIDS

El aperitivo de Alonso

El asturiano y Coma corren esta semana con su Toyota el Al Ula Neom Rally, una competición de cinco días en el noroeste de Arabia Saudí.

El aperitivo de Alonso

Como un técnico de una compañía telefónica que se pasa antes por tu casa para ver cómo es la instalación y después poder entrar en faena, Alonso correrá esta semana en Arabia Saudí para conocer de primera mano las tierras en la que se enfrentará al mayor desafío de su trayectoria: el Dakar. "Seguramente hagamos una carrera y un test o dos más", dijo el asturiano sobre su preparación durante la presentación del Toyota Gazoo Racing. Pues esa carrera es el Al Ula Neom Rally del campeonato saudí de rallys desérticos y se disputa del martes al sábado.

Una corta etapa prólogo mañana dará comienzo a la competición que se divide en cuatro días y en la que los participantes recorrerán cerca de 1.400 km, de los cuales 764 serán especiales contra el crono. Será la tercera prueba de raids a la que se apunta Alonso tras la Lichtenburg 400 de Sudáfrica y el Rally de Marruecos, y la gracia de que Toyota haya elegido esta cita en su camino al Dakar, además de acumular más experiencia junto a Marc Coma en el Hilux, es que tiene lugar en una zona que atravesará el rally más duro de todos en enero.

Al Ula y Neom, las dos localidades que albergan y dan nombre al rally, están situadas en el noroeste de Arabia Saudí, cerca del Mar Rojo y a más de 1.000 km de Riad, la capital. Las dos primeras jornadas transcurrirán íntegramente por Al Ula, en la región de Medina, con 211,68 km de especial en cada una, mientras que la tercera unirá las dos localizaciones con 182,54 km cronometrados y en la etapa final serán 158,79 por Neom, lugar en el que está planeado crear una ciudad futurista gracias a un presupuesto de 500.000 millones de dólares.

Un recorrido, con mucha arena, que servirá a la pareja española de aperitivo perfecto para el plato principal. Y, ¿a quiénes se medirán con su Toyota dorsal 205? Básicamente a una mayoría desconocida de pilotos saudíes de la que apenas destacan dos nombres: el de un cinco veces participante del Dakar como Yazeed Al Rajhi, que será la mejor referencia al volante de otro Hilux, y el de Sheikh Khalid Al Qassimi, que corrió 73 pruebas del Mundial de Rallys. Pero el reto no es la competencia, sino superar su primera toma de contacto en el desierto árabe.