Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

MOTOGP | GP DE TAILANDIA

“Hubo tensión todo el año para llegar ahora más relajados”

Márquez tiene claro que si no es campeón este domingo en Tailandia lo será en cualquiera de las otras cuatro carreras que quedarán: “Hay mucho margen”.

“Hubo tensión todo el año para llegar ahora más relajados”
ALBERT GEA REUTERS

Marc Márquez tiene claro que si no es campeón este domingo en Tailandia, para lo que le hace falta sacarle dos puntos más a Andrea Dovizioso, al que saca 98, lo será en cualquiera de las otras cuatro carreras que quedarán: Japón, Australia, Malasia y Valencia. Lo rematará antes de volver a Europa, seguro.

-¿Cómo está ante un fin de semana más especial que otros?

-Estamos bien, relajados. Sabemos que es un fin de semana que se puede conseguir algo importante y somos conscientes de ello, pero eso no cambia para nada la estrategia, porque tendremos más bolas de partido si aquí pasa algo ya que no es la última carrera. Tenemos una gran ventaja y por eso mismo no cambiamos los planes para nada.

-¿Le hace ilusión que sus rivales destaquen su consistencia?

-Me hace ilusión porque es uno de los objetivos que me había marcado para la temporada, ése e intentar caer menos. Eso sí, ya he dicho otras veces que si me tengo que caer veinte veces para ser campeón, lo haré. Esto no va a cambiar, pero si se pueden mejorar los puntos débiles o los puntos que crees que puedes mejorar junto al equipo, pues bueno. Hemos trabajado y es en la consistencia donde podemos, si conseguimos el campeonato, seguir con la misma consistencia hasta el final de la temporada.

-¿Sirve de referencia la carrera del año pasado aquí, la que ganó en la última curva?

-Es difícil porque el neumático trasero este año es diferente. Tendrá más grip y eso significa que las motos trabajarán un poco diferentes. Durante el fin de semana se irá viendo qué carrera se puede esperar, aunque el año pasado ya fue una carrera extraña, fue lenta. Lideró Dovizioso, que iba gestionando el neumático y me venía bien, porque arriesgamos menos, pero este año podemos arriesgar un poco más.

-¿Es la vez que más tranquilo está?

-Bueno, el año pasado también estaba tranquilo. Tengo otras bolas de partido. Cuando te la juegas en Valencia es más intenso y si lo consigues la recompensa, el chute de adrenalina, es mucho mayor. En esta ocasión tienes la tranquilidad de que si no ocurre pues no es el fin del mundo, porque habrá más oportunidades.

-¿Sabe cuál será la celebración y la camiseta?

-Los de mi entorno saben que no quiero saber nada. He visto más gente de lo normal del equipo aquí, pero yo no he escuchado nada.

-¿La relajación puede ser un arma de doble filo?

-No, relajación por parte de extra presión, pero mi intención el domingo es la de todos los jueves, que es intentar ganar la carrera. Luego, durante el fin de semana, los rivales nos irán poniendo en el lugar que nos corresponda, pero no será un domingo que vaya a ir pendiente de un piloto. Mi intención, hoy por hoy, es ganar la carrera, pero después del warm up veremos las posibilidades reales que tenemos. Hemos ganado muchas carreras y en las otras hemos quedado segundos y, cuando ha sido así, no lo hemos hecho sin arriesgar. Ha sido siempre en la última curva y eso es arriesgar y donde intentamos sacar el ciento por ciento. Cada miércoles la intención es viajar para intentar ganar, pero los rivales nos acaban poniendo en el sitio.

-¿Qué piensa cuando ve la clasificación?

-Es mucha ventaja, pero quizás soy el que menos ha fallado y el que ha mantenido casi siempre la velocidad. Es cierto que los rivales han ido fallando, pero poder hacer un campeonato así, tal y como está MotoGP de igualdad mecánica y entre los equipos, que cada vez es mayor, centralita única, etcétera, da más pie a que podamos marcar la diferencia los pilotos.

-¿No es extraño que falte un poco de tensión?

-Ha habido tensión durante todo el año para llegar al final de la temporada un poco más relajado, pero está claro que la sensación de cruzar la línea de meta en Valencia y ser campeón del mundo no la cambio por nada en el mundo, pero la sensación de antes de la carrera de Valencia tampoco la cambio. (Risas). Sí que es cierto que trabajas durante todo el año para encontrar las sensaciones ideales, para ser campeón del mundo, y tenemos la primera bola de partido aquí. Sabemos que hay mucha ventaja y sabemos que si no pasa nada del otro mundo es cuestión de tiempo.

-¿No va a decirle al equipo que le marquen en la pizarra a Dovizioso?

-Como en cada carrera, los dos o tres primeros del campeonato si les pasa algo me lo marcan, pero eso es una estrategia de todo el campeonato. Si pasa algo me lo dicen. Es lo que hacemos en el equipo y no va a cambiar, pero no voy a estar pendiente de dónde están unos u otros durante la carrera. Mi objetivo como siempre es hacer unos buenos entrenamientos para estar listo el domingo y luchar con quien sea.