Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

MOTOR

Viñales y Verstappen ponen fin a su sequía 245 días después

Ambos pilotos lograron su última victoria el 28 de octubre. Maverick lo hizo en Australia mientras que la de Max llegó en el GP de México.

Viñales y Verstappen ponen fin a su sequía 245 días después
MotoGP

Podríamos hablar de causalidades más que de casualidades entre Maverick Viñales y Max Verstappen, dos de los grandes protagonistas del mundo del motor, que comparten mucho más que iniciales y que este fin de semana han puesto punto y final a una sequía de 245 días sin subir al escalón más alto del podio. La victoria del piloto de Yamaha llegó en el Gran Premio de los Países Bajos mientras que el holandés gestó la suya en casa de Red Bull, en uno de esos pocos fines de semana que coinciden los calendarios de ambos mundiales, como también lo hicieron el 28 de octubre en Australia y México.

Phillip Island y el Autódromo Hermanos Rodríguez fueron los dos últimos escenarios previos a Assen y Spielberg en los que Maverick y Max saborearon la victoria. Desde entonces, y de ahí las causalidades, ambos se han encontrado en medio de una época dominada por dos pilotos que están escribiendo en oro su nombre en la historia del motor. Marc Márquez y Lewis Hamilton se han repartido en MotoGP y la Fórmula 1, respectivamente, más de la mitad de carreras que se han disputado desde el pasado 28 de octubre hasta ahora. Además, ambos se han proclamado campeones de sus categorías y es en sus debilidades, cuando el resto tiene que seguir encontrando oportunidades.

A eso fue a lo que jugaron Viñales y Verstappen en Holanda y Austria. Ambos son promesas de sus disciplinas y ambos, están llamados a convertirse en campeones mientras pelean sobre el asfalto pero también fuera de él. Yamaha atraviesa uno de sus momentos más complicados en la categoría reina después de dos temporadas a la deriva, donde las victorias no ocultan las carencias de la M1. Por su parte, Red Bull también dejó de ser ese 'gigante' que conquistó cuatro títulos consecutivos para empezar a buscar un aliado que les devolviese las alas y Honda, parece haberlo logrado. Pero todavía es pronto para echas las campanas al vuelo. Aunque Maverick y Max pueden empezar a creer en que pueden hacerlo…