F1 |

Fangio-Hamilton: diferencias y parecidos de pentacampeones

Fangio y Hamiton, dos mitos, dos pentacampeones de F1.

El argentino y el británico comparten orígenes humildes y sacrificio para alcanzar sus sueños, pero también distinta visión del riesgo o diferentes manías.

"La mayoría de los pilotos éramos unos bastardos y él era el tipo más encantador que puedas imaginar. Fue un hombre sencillo que al volante fue incluso más grande que el mito", aseguraba Sir Stirling Moss en el entierro de Juan Manuel Fangio. 'El Chueco', apodo que recibió por tener las piernas arqueadas como "un paréntesis", comparte ahora asiento en la historia estadística de la F1 con Lewis Hamilton. El piloto de Mercedes ha igualado sus cinco títulos y pese a que hay más diferencias que similitudes entre ambos sí que existen paralelismos importantes que a buen seguro gustaría a la leyenda argentina del automovilismo verse igualado por el británico de 33 años. Ambos comparten una infancia humilde, son hijos de migrantes y su llegada a la F1 fue merced a un camino de sacrifio, esfuerzo y dificultades.

SIMILITUDES

Cuna humilde y dura infancia

Fangio era hijo de inmigrantes italianos que llegaron a Argentina buscando un futuro. Era el cuarto de seis hermanos de un padre albañil y una madre dedicada a su prole y compaginó los estudios con trabajos en herrerías y talleres de Balcarce. A los 17 años sufrió una pleuresia, enfermedad que en los años 20 era muy peligrosa, y más adelante una neumonía. Comenzó en el automovilismo como mecánico y después copiloto a escondidas de su padres.

El abuelo de Hamilton migró a Inglaterra procedente de la isla de Granada y los padres de Lewis se separaron cuando tenía dos años. Sufrió acoso escolar y racismo por lo que empezó a dar clases de kárate llegando a cinturón negro y su padre Anthony mantuvo su carrera en el kárting pluriempleándose en cuatro trabajos.

Campeones de F1... a la segunda

Fangio se proclamó campeón del mundo por primera vez en 1951 con 40 años en su segunda temporada en F1, al igual que Hamilton que logró su primera corona en 2008 con 23 años, 9 meses y 26 días siendo en ese momento el más joven de la historia. El argentino firmó el quinto título con 47 años por los 33 que tiene actualmente el británico en su último Mundial el domingo en México.

Pentacampeones

Fangio lo consiguió en ocho temporadas entre 1950 y 1958. Corrió 51 grandes premios en los que logró 24 victorias (47,06%), 29 poles (56,86%), 23 vueltas rápidas (45,10%), 35 podios (68,63%) y 14 abandonos (27,45%). Compitió con cuatro equipos diferentes y con todos fue campeón: Alfa Romeo (1950 y 1951), Maserati (1952-1954 y 1957-1958), Mercedes Benz (1954-1955) y Ferrari (1956).

Hamilton lleva cinco mundiales en 12 temporadas. Ha disputado 227 grandes premios con 71 victorias (31,285), 81 poles (35,68%), 41 vueltas rápidas (18,06%), 132 podios (58,15%) y 26 abandonos (11,45%). Ha corrido con McLaren (2017-2012) y Mercedes (2013-2018).


DIFERENCIAS

Pilotaje y riesgos

"Simpatizo con las tortugas porque siempre llegan y no tienen accidentes", era la visión de Fangio que arriesgaba lo justo. Una única vez se saltó su norma: fue en el GP de Alemania de 1957 en Nurburgring. Remontó 51 segundos a Hawthorn en diez vueltas rápidas consecutivas para la historia y para cerrar su pentacampeonato. "Hice cosas que nunca había hecho y que nunca volveré a hacer. He probado mis límites de concentración y de afán por el triunfo", le dijo al británico en la meta a la que llegó con la suspensión delantera bloqueada y sujetando el cockpit con las piernas ya que se había roto el soporte del asiento.

Por su parte, Hamilton opina que "asumir más riesgos es lo que diferencia a los pilotos". El británico era tremendamente agresivo en sus inicios, algo que ha transformado en fiabilidad e inteligencia al volante.

Manías

Hamilton no es nada supersticioso y aunque Fangio tampoco era especialmente fetichista sí tenía una serie de manías como que le gustaba ver siempre las ruedas del coche que pilotaba lo que le hacía casi invencible en F1 y más asequible de derrotar al volante de deportivos. Le gustaba cantar para sí mismo mientras corría y mascaba chicle que luego envolvía en un papel para la siguiente carrera si el resultaba había sido bueno.

Íconos mezclados

Fangio fue el gran ídolo de Ayrton Senna, mientras el genio de Sao Paulo es el referente y espejo en el que siempre se ha mirado Hamilton.

Personalidad

Fangio era muy cercano y pocos corredores han conseguido la cantidad de amigos que tuvo en el automovilismo. Su humildad, naturalidad y modo de ser le generó admiración de compañeros de equipo y rivales.

Hamilton ha tenido enfrentamientos con pilotos como Alonso, Vettel o Rosberg y en el paddock no tiene especial relación con ninguno de los demás pilotos, e incluso a veces tampoco con sus compñaeros o miembros del equipo. Es bastante distante y suele estar solo durante el fin de semana de carreras.

0 Comentarios

Normas Mostrar