Estás leyendo

McLaren Honda: Alonso espera casi 30 km/h menos en Bakú

FÓRMULA 1 | GP DE AZERBAIYÁN

McLaren Honda: Alonso espera casi 30 km/h menos en Bakú

Fernando Alonso con el McLaren en Bakú.

Dan Istitene

AFP

El coche del asturiano tendrá un déficit importante de potencia que se notará sobre todo en la recta de 2,2 kilómetros en el circuito urbano.

Siempre hay vestigios de un imperio, siempre queda algo. Detalles. Así mientras la mayor parte de los equipos de Fórmula 1 hacen del aeropuerto de Estambul su peligrosa base de operaciones antes de llegar a Bakú, en McLaren fletan un vuelo chárter desde Luton en Londres para ir directos a la ciudad donde este fin de semana se disputa el GP de Azerbaiyán. Eso ha cambiado, por cierto, a la segunda ya no es el GP de Europa sino que ponen delante el nombre del país. En otras cosas, desgraciadamente, apenas hay variación.

Lean estas palabras. "Cuando estamos en las curvas el coche va bastante bien, pero cuando estamos en las rectas perdemos siete u ocho décimas con el acelerador a fondo: Es frustrante, la falta de potencia es evidente. Pero es algo que ya sabíamos. En circuitos como este intentamos apañarnos como podemos", decía Fernando Alonso el pasado año. Y es que en esta carrera, con una recta principal de 2,2 kilómetros, la más larga del campeonato superando en mucho a la de Shanghái, la temporada 2016 sufrió mucho Alonso, que salió duodécimo y terminó abandonando por problemas en los escapes. Este año se espera una situación similar, en cuanto al déficit de potencia.

Más allá de los 378 km/h que logró Valtteri Bottas como velocidad máxima con el Williams utilizando los rebufos, en clasificación también el finlandés fue más veloz que el resto con 366 km/h mientras que Alonso se quedó penúltimo con 339,5 km/h. A 26,5 km/h del mejor. Hay que tener en cuenta que este trazado también tiene una importante zona revirada, así que si se quita carga aerodinámica para poder ir más rápido en las rectas, después se pierde en adherencia en las curvas. Así que la situación no es fácil de gestionar. Y esta temporada se espera que la diferencia sea similar o superior. Porque en 2016 el motor Honda estaba en plena evolución, mientras que este año parece totalmente estancado.

Sin embargo hay una mínima esperanza. Habrá una mejora en el motor de combustión del Honda que obligará también a sustituir el turbo y la unidad MGU-H. Esto supone que Alonso, con casi total seguridad, tendrá que salir último a la carrera. Y con un coche mucho más lento. Porque no se espera que ganen muchos caballos con la evolución. A no ser que la cosa cambie y como por arte de magia, esta vez sí, en Honda hayan dado con la tecla que haga variar tantas, tantas cosas…

0 Comentarios

Normas Mostrar