Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA

Actualidad

¡Vivan los sietes! 10 juegos de notable bajo que nos conquistaron a todos

Repasamos 10 juegos que no pasaron del 7 en sus análisis, como The Callisto Protocol, pero que se ganaron un hueco a pulso en nuestro corazoncito.

Actualizado a
¡Vivan los sietes! 10 juegos de notable bajo que nos conquistaron a todos

The Callisto Protocol acaba de llegar a las tiendas de todo el mundo y sus notas han sido un jarro de agua fría para muchos. Como decíamos en nuestro análisis, donde no pasa del 7, duele en el alma pensar en lo que pudo ser y no es. La experiencia final dista mucho de ser el Dead Space 4 que nunca tuvimos y esperábamos que fuera él. Sin embargo, siempre hay que poner las notas en su debido contexto y recordar que un siete no deja de ser un notable que a buen seguro hubiéramos firmado con los ojos cerrados en determinadas materias de la universidad. Un notable bajo, sí, un notable que lo distancia de la excelencia y de ser un juego imprescindible, pero que también representa que se disfruta perfectamente y que hasta, por qué no, puede cautivarnos y ganarse un espacio en nuestro corazoncito. Así lo han demostrado otros en el pasado. Son precisamente los que vamos a repasar hoy, los ejemplos que no recibieron el aplauso unánime de la prensa a su lanzamiento, pero que perviven en nuestra memoria como grandes juegos. Porque como habréis oído decir más de una vez, "Las opiniones son como los culos. Todos detemos uno".

Star Wars Jedi: Fallen Order

Un souls de Star Wars. Un proyecto tan arriesgado... como sorprendentemente bueno. Respawn Entertainment (Titanfall, Apex Legends) saltó del género shooter al de las aventuras de acción en tercera persona y el resultado volvió a demostrar que la desarrolladora es de confianza. La aventura de Cal Kestis se afianzó en nuestro top con los mejores juegos de Star Wars, pero no terminó de convencer a todos por temas de trama y problemas técnicos. Aún así, un excelente diseño de niveles (backtracking incluido) y esa mezcla tan balanceada de plataformas, combates y exploración hicieron de él un producto a tener muy en cuenta, y no sólo por los fans del universo LucasArts. Estamos deseando descubrir su secuela, Star Wars Jedi: Survivor, de la que hace poco repasábamos todo lo que sabemos hasta el momento.

Ampliar

Wolfenstein: The New Order

Los reboots tienen más peligro del que parece. Coger una franquicia del calibre de Wolfenstein, una de las progenitoras del género shooter, todo un icono de los 80 y 90, y devolvera a la vida tres décadas después no suele salir bien ni es un desafío para cualquiera. Pero Machine Games lo logró, vaya que si lo logró. The New Order fue el primero de cuatro juegos (y aún estamos ansiosos por el quinto y definitivo) que resucitaron la saga Wolfenstein y lo hicieron conservando toda su magia, la de los FPS de la vieja escuela, directos, pasillescos y sin complejos, repletos de momentos macabros y con un desternillante sentido del humor que no se corta un pelo. En sus reviews pesó la nostalgia y la reivindicación de los originales, pero eso no quita para que The New Order y sus sucesores fueran shooters capaces de divertir y enamorar a cualquiera.

Ampliar

Prey

¿Un BioShock en el espacio con el sello de calidad de Arkane (Dishonored)? ¿Qué más se puede pedir? Prey fue uno de los sleepers de 2017 y es una joya de culto que la gente no se cansa de recomendar, pero en su día también le pesaron las notas de los análisis. En los mismos sufrió de las eternas comparaciones con System Shock y la saga de Irrational Games, pero también los problemas asociados a la marca. Muchos añoraban el enfoque de sobresaliente juego del mismo nombre que se lanzó en 2006, "un vuelco al género de los FPS" y seguían enfadados con la secuela cancelada del mismo. Hubo a quien molestó que no conservara su espíritu y fuera más hardcore y clasicón. Una pena, pues los prejuicios impidieron ver a mucho que estábamos ante un señor juegazo.

Ampliar

Transformers: La Caída de Cybertron

Si a Transformers ya se le mira por encima del hombro en cines para quedar de buen cinéfilo, imaginad en videojuegos, donde los juegos lanzados para aprovechar el tirón comercial de ciertas películas siempre han sido la mayor red flag de la industria. Con semejante hándicap, La Caída de Cybertron luchó contra los incrédulos gracias al boca a boca. Todo el que lo probaba quedaba sorprendido y se rendía a la evidencia: es tremendamente divertida. Un inesperado diseño de niveles del más alto nivel, gran variedad de situaciones y un sólido multijugador (imprescindible en aquella época de efervescencia online) lo llevaron a ser la mejor recreación del universo Transformers en formato videojuego. Sería un lástima que sus sietes hicieran que se lo perdiera más de uno.

Ampliar

Quantum Break

Remedy es uno de esos estudios a los que siempre se ha mirado con lupa. Quizás porque sabemos de lo que es capaz (Max Payne, Alan Wake) y no nos conformamos con menos. Quantum Break no se convirtió en el referente de las aventuras de acción que muchos esperaban, pero eso no lo convierte en un mal juego. Nada más lejos de la realidad. Divertida y sin demasiadas complicaciones, la propuesta experimentaba bastante con la narrativa y con toda clase de mecánicas jugables relacionadas con el tiempo. No siempre vas a inventar el bullet time y revolucionar a toda la industria del videojuego, pero eso no quita para lo que estés haciendo bien.

Ampliar

The Evil Within

De Resident Evil 4 en adelante, los survival horror siempre han tenido el mismo dilema. Demasiada acción y pierdes a los más puristas del género. Demasiado poca y pierdes audienda. Encontrar el equilibrio es complicado y cuando no te dan unos, te dan otros. Súmale un apartado técnico lleno de problemas, la alargada sombra de Resident Evil 4 y unas bandas negras en pantalla imposibles de quitar. Ahí tenéis por qué The Evil Within, un juego repelto de virtudes y bondades, no llegó nunca al notable en Metacritic. Una genialidad de Mikami imprescindible para los fans del género que, como ocurre con la obra de todos los genios, está tocada por la locura y es capaz de lo mejor y lo peor.

Ampliar

Binary Domain

¿Un third person shooter de los creadores de Yakuza? ¿Un intento de ganarse a los occidentales desde las oficinas de Sega en Japón? La cosa no pintaba bien y los carteles de marines vitaminados y tiros por todos lados no eran muy alentadores. Aún así, Binary Domain terminó por ser una experiencia rabiosamente original, con identidad propia y un guion tremendo. Y pecisamente fue eso lo que hizo que no todos terminaran de apreciarlo. A veces nos quejamos de la falta de chispa o frescura de muchas producciones, encasquilladas en las fórmulas de siempre, pero cuando tenemos delante algo distinto soltamos que cuesta acostumbrarse. No se termina de apreciar y demuestrar que el gusto se educa, tal y como dijo Platón. Binary Domain es un juego de culto que levanta pasiones (y animadversiones) allá donde va y las notas de los análisis sólo dan cuenta de ello, no restando un ápice de genialidad a la propuesta.

Ampliar

Dying Light

Lastrado por los problemas técnicos y lo repetitivo de sus misiones y planteamientos, Dying Light era un refrescante cóctel que mezclaba como ingredientes parkour, sangre, zombies y supervivencia. El típico juego que no conoces, pruebas y quieres dejar, pero en el que si rascas por debajo de la superficie encuentras una sorprendente profundidad con cientos de contenidos y situaciones inolvidables. Poco a poco corrió la voz y las críticas de los usuarios (muy por encima de las de la prensa), llevaron a Techland a hacerlo crecer cada vez más a base de expansiones y plantearlo como uno de los mejores juegos de zombies de la historia. Hasta ha tenido una secuela lanzada este mismo año.

Ampliar

Days Gone

Repleto de bugs y de problemas técnicos, el lanzamiento de Days Gone fue de los más controvertido. Encima se trataba del gran exclusivo de Sony para la primera mitad de 2019 y de un juego de zombies en una industria que entonces estaba saturada de no muertos y caminantes. Le cayeron palos por todos lados y no fue hasta que pasó la tormenta y empezaron a llegar las actualizaciones que la gente descubrió un juego que cumplía el sueño húmedo de muchos fans de la temática Z: convertirnos en Daryl Dixon, el motorista de la ballesta al hombro que hace de bad ass en The Walking Dead. Además lo hacía con unos valores de producción nunca vistos en un juego de zombies. No inventaba la rueda, Days Gone era una road movie cuyos senderos y caminos vale la pena recorrer más allá de las notas, las cuales plasman aquel turbulento inicio. Cuando arrancó no hubo marcha atrás.

Ampliar

Mad Max

Cerramos la lista con otra de esas adaptaciones a videojuegos que confundimos con un mero producto promocional que buscaba sacar tajada del éxito de la película de turno (en este caso, la excelente Mad Max Fury Road). Quizás ese fuera su problema, pero en el sentido de que Avalanche contó con pocos recursos y lo planteó de ese modo. El juego se quedó corto en muchas cosas, pero cualquier niño que se divirtiera con el solitario Mad Max de NES verá las buenas intenciones tras la propuesta y quedará maravillado con una aventura que clavaba la esencia del guerrero de la carretera.

Ampliar

Star Wars Jedi: Fallen Order

  • PC
  • PS4
  • XBO
  • STD
  • Acción
  • Aventura

Star Wars Jedi: Fallen Order, desarrollado por Respawn Entertainment y editado por Electronic Arts para PC, PlayStation 4, Xbox One y Stadia, es una aventura de acción basada en la popular franquicia intergaláctica de Geroge Lucas. Cal Kestis, uno de los últimos supervivientes de la Orden Jedi tras la purga de la Orden 66, es ahora un padawan a la fuga. Huye del Imperio y de sus siniestros inquisidores, que intentarán darte caza. Desarrolla tus habilidades de la Fuerza, mejora tus técnicas con la espada láser, explora los antiguos misterios de una civilización perdida hace muchos años y desvela nuevos conocimientos de la Fuerza. Solo entonces podrás reconstruir la Orden Jedi.

Carátula de Star Wars Jedi: Fallen Order
9
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?