Imprescindibles

Los mejores juegos de Nintendo Switch

Redacción

Repasamos los juegos con mejor valoración en la consola híbrida hasta la fecha, un año y medio de grandes éxitos y proyectos que pasarán a la historia.

No todas las consolas pueden presumir de haber tenido un primer año como el de Nintendo Switch. Aunque esta primera mitad de 2018 haya sido mucho menos frenética que la que nos brindó el calendario completo de 2017, lo cierto es que la híbrida de los de Kioto cuenta ya con un catálogo lo suficientemente excelso como para plantear el Top que tenemos por aquí.

Desde MeriStation hemos decidido elaborar un top con los mejores títulos de Nintendo Switch hasta la fecha, obras que bajo ningún concepto podéis dejar pasar si poseéis el sistema y que, en algunos casos, bien justifican la compra de la misma…

Cómo no, este Top se irá actualizando poco a poco; siempre que haya un título transgresor, que goce de una calificación sobresaliente, será añadido a esta lista que esperamos sea de vuestra referencia. Para realizar esta selección no hemos omitido ni ports ni remasterizaciones, solo hemos tenido un objetivo: que sean exclusivos de Nintendo.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Un título que se siente clásico desde el primer minuto, de aquellos que no podremos olvidar dentro de veinte años. Breath of the Wild rompe con todo lo visto hasta ahora en la saga, lo cual no es necesariamente bueno ni malo. Es diferente, pero es rompedor. Hyrule está viva, es hostil y es abstracta. En este mundo se cuentan historias y se viven experiencias, porque todo el mapa es un enorme puzle donde todas las piezas terminan encajando. Las horas de juego se cuentan en decenas, mientras que las historias y aventuras se recuerdan en cientos. Sin duda, el mejor juego de la lista y un difícilmente superable título en posiblemente muchos años.

Super Mario Odyssey

Lo calificamos como una celebración en nuestro análisis posiblemente porque es una metáfora del estado que estaba viviendo Nintendo. Veníamos de una época muy difícil, por no utilizar otro superlativo, y el fontanero tuvo que venir de nuevo a salvar la situación y poner el broche de oro a un año increíble. El tiempo pondrá en el lugar que merece a Super Mario Odyssey: para algunos por encima de Super Mario Galaxy; para otros por encima de Super Mario 64; mientras que otros quizá lo pongan detrás de ambos. Pero es indudable que aprovecha los Joy-Con como ninguno, que su diseño de niveles, escenarios y trajes esboza sonrisas a la velocidad de los saltos. Si sumamos su millar de lunas tenemos juego para semanas.

Octopath Traveler

El último en llegar. Se ha ganado el calificativo de mejor juego del verano, al menos en Nintendo Switch, por ser un título excepcional. Ocho historias interconectadas, herencia de los mejores JRPG de la época de los 16 bits en SNES, nos ha convencido su sistema de combate junto a las herramientas disponibles para comunicarnos con lo que hay a nuestro alrededor, la libertad de elección y variedad disponible para mejorar a nuestros personajes, muy diferenciados entre sí tanto en lo argumental como en lo jugable. Sumemos a esto la banda sonora de Yasunori Nishiki, su apartado artístico o la interacción con los NPC, esa consciencia de todo lo que está pasando en todo momento lo hacen un título muy singular y, sobre todo, completamente recomendable.

Xenoblade Chronicles 2

El trono del rol en Nintendo ha estado disputado por varios nombres en Wii U y parece que también será así con Nintendo Switch. La gran triada de títulos excelente exclusivos de 2017 en la plataforma híbrida estuvo compuesta por el bigotudo, el héroe de Hyrule y Monolith Soft, capaz de firmar una de las mejores bandas sonoras de la historia del género y una jugabilidad cuyo sistema de combate ha sumergido a un volumen de jugadores ajenos a Nintendo muy elevado. Si queremos exprimirlo a fondo puede írsenos por encima del centenar de horas de partida, pues tanto su historia principal como todo lo que hay alrededor de este mundo componen una obra redonda. Blades, Pilotos y titanes. Mastodóntico.

Splatoon 2

Si miramos su carta de presentación nos encontramos con el shooter más vendido de la historia en Japón, la primera IP de Nintendo en catorce años, una obra que no ha dejado de reinventarse. Lo mejor de esta secuela es que además de mantener todo lo que hizo grande a la primera parte, también se ha actualizado con contenido gratuito a raudales en forma de armas, escenarios, atuendos e incluso modos de juego. Si no te hiciste con él en verano de 2017, comprarlo ahora se antoja todavía más recomendable. Eminentemente multijugador, sorprende que sea uno de los juegos con mejor rendimiento tanto en matchmaking como en la estabilidad de las partidas, dando la sensación que estamos jugando realmente contra la máquina. Como guinda tenemos una historia sólida y una expansión que vale cada euro que cuesta.

Mario Kart 8 Deluxe

Cuando Hidekki Konno aseguró que nos encontrábamos ante el mejor juego de la saga allá por 2014, muchos no nos lo creímos. Todo depende de la interpetación de cada cual, pero a día de hoy es objetivo que se trata del más completo y con mayores valores de producción de la franquicia. Esta entrega y su coletilla ‘Deluxe’ añade el ansiado modo batalla, un nuevo nivel para los turbos e incorpora todo el contenido del original sumado a los DLC. Todo ello, superficial para lo que verdaderamente es este título, se presenta excelente en lo jugable, con un control preciso como el de la entrega de Nintendo 63 y minucioso en el trazado como el de Nintendo DS. Siendo sinceros, el modo online va sorprendentemente bien, en cooperativo puede servir como terapia de grupo y, como guinda, luce mejor que casi ninguno de esta lista en modo portátil. En sobremesa es otra historia…

Mario + Rabbids Kingdom Battle

El título de Ubisoft que pilló a todos con el pie cambiado. Y no es para menos: sobre el papel, una propuesta donde fácilmente aparecen prejuicios, pero donde al final terminan apareciendo enormes virtudes y una profundidad de escándalo para este título de estrategia por turnos donde sobresale el mimo y el respeto a la marca por encima de todo. Brillante en lo artístico y excelente en lo jugable, pocas pegas podemos ponerle a un juego que nos encandiló. Además, cuenta con el aliciente de recibir ahora el DLC Donkey Kong Adventure, que añade más contenido si cabe dándole una vuelta a lo visto inicialmente.

Donkey Kong Country: Tropical Freeze

El tapado, el que tuvo que resarcirse. Su salida en Wii U pasó sin pena ni gloria, pero una de las bras magnas de Retro Studios se deja ver ahora en el catálogo de Nintendo Switch para clamar a los cuatro vientos su candidatura como uno de los mejores plataformas 2D jamás hechos por Nintendo. Y quizá algo más. Sin ser demasiado largo pero sí empeñado en lo rejugable, su diseño de fases, jefes finales y banda sonora hacen que Tropical Freeze sea un legítimo miembro en los debates sobre si es éste mejor que las entregas de Rare en Super Nintendo. El port se ha realizado de forma excelente, luciendo especialmente bien en modo portátil, a lo cual se presta mucho por ser este estilo de juego.

Bayonetta 2

La obra magna de lo que ya es una saga. El mismo día que conocimos que las dos entregas iban a llegar a Nintendo Switch supimos también que PlatinumGames estaba trabajando en una tercera parte. El port de la aventura de la Bruja de Umbra es óptimo tanto en modo portátil como en sobremesa, donde garantiza sus 60 imágenes por segundo sin problemas. Detrás de este escaparate se esconde el que es posiblemente uno de los mejores hack and slash de la historia. Sin distinción. Dominar el tiempo brujo, completar todas las fases en platino o desbloquear todas las habilidades y técnicas son alicientes más que de sobra para descubrir y saborear una de las mejores obras de acción de los últimos tiempos. Un título que posiblemente haya marcado una época.

Celeste

Cuando a finales de generación tratemos de recordar los mejores juegos independientes de la misma, seguramente uno de los nombres que resuenen sea Celeste, una obra desafiante, difícil, pero profunda, consciente e idiosincrásica con su inolvidable Madeline y el diseño de los niveles. Matt Make Games firma un proyecto que se codea con los Super Meat Boy y demás exponentes del género en esta categoría de la industria, que se encarga de demostrar que en la excelencia no se entiende de presupuestos. Su particular forma de interpretar la pérdida, la muerte y la depresión engendran un título inolvidable que recomendamos vivir con auriculares, pues entre tanto backtracking y saltos e impulsos imposibles se esconde un preciosista título cuya versión de Nintendo Switch se presenta como la más recomendable dada su adaptación y la portabilidad.

Sonic Mania Plus

La llegada de Sonic Mania Plus un año más tarde del título original demuestran de nuevo que sí había luz al final del túnel. Han sido y son años duros para la mascota de SEGA ent res dimensiones, pero esta megacolaboración entre Hyperkinetic Studios, Christian Whitehead, Headcannon, PagodaWest Games y Sonic Team han conjugado un título que, por precio reducido, nos ofrece uno de esos plataformas bidimensionales capaz de compararse de tú a tú con esos nombres que copan las listas de obras memorables de los noventa. Para algunos es incluso el mejor Sonic en 2D de todos los tiempos; pero para todos es innegable que sus dos nuevos personajes, multijugador y nuevo modo de juego añaden más alicientes para sumergirse en el que es indudablemente una obra sobresaliente, tanto en lo artístico como en lo jugable.

Stardew Valley

Eric Barone quería hacer un videojuego, pero solo podía hacerlo solo. Y lo hizo. Tardó diez años, pero se ganó la confianza de su editora Chuckefish por motivos que ahora comprendemos. Su empeño en hacer un buen Harvest Moon le llevó a firmar un título que supera con creces a dicha saga, al menos en prácticamente todas sus entregas, al mezclar la gestión propia de nuestra granja y ganado, relaciones personales con el resto de personas del pueblo, elementos propios de una historia de JRPG por tanto secreto y misterio, minería, pesca, forja… Stardew Valley tiene algo especial, es un árbol repleto de ramas donde el jugador elige a su libre albedrío por dónde y cuándo continuar. Solo tenía un problema: no contaba con multijugador. Por suerte, esta flaqueza queda solventada esta segunda mitad de 2018, abriendo de nuevo un abanico enorme de posibilidades.

Hollow Knight

Dirtmouth no es una ciudad cualquiera. Team Cherry, empeñada en hacer un Metroidvania de campeonato, llegó sin apenas hacer ruido, pero con muchas nueces. El tiempo ha terminado poniendo en su lugar a este espectacularmente diseñado título bidimensional cuya campaña puede irse a las cuarenta horas. El estelar diseño de todas las zonas que componen este mundo se cierne sobre decenas de secretos, retos y saltos donde la hostilidad se palpa en el ambiente. Los últimos parches de la versión de Nintendo Switch (también disponible en PC) han solventado el único problema que encontrábamos: su rendimiento. Si logras no perderte en su a veces laberíntico mapa, tienes juego para meses.

Street Fighter 30th Anniversary Collection

No podíamos cerrar este top sin un exponente en el género de la lucha. Capcom quiso hacer una versión donde se celebrasen los 30 años de Street Fighter en doce entregas donde incluso algunas de ellas cuentan ahora con multijugador online. Un título enciclopédico por su alto valor informativo, pero altamente respetable con la licencia a la que homenajea por el excelente rendimiento de todas las obras aquí incluidas. Su museo es la guinda del pastel de esta recreativa en casa, cuya versión de Nintendo Switch presenta el aliciente de poder disfrutarse en cooperativo. Asimismo, no podemos ponerle ninguna pega al rendimiento alcanzado en todo momento.

Shovel Knight: Treasure Trove

Shovel Knight siempre se ha sentido como un exclusivo ilegítimo de Nintendo Switch, es aquí donde pudimos jugar en exclusiva temporal a la campaña original en consolas y luego sus expansiones, incluyendo la segunda de Specter Knight. Sus tres campañas se aúnan en esta versión completa del caballero de la pala, una obra que recoge lo mejor de Super Mario Bros 3. e incluso Castlevania. La diferente jugabilidad de todas las campañas y la dificultad creciente de los niveles lo hacen un imprescindible tanto por precio como por todo lo demás. Especialmente bien logrado en modo portátil, merece la pena darle una oportunidad en esta plataforma por encima del resto. Además, todavía le queda una última campaña por añadir.

Owlboy

No dejamos todavía de lado el género de los plataformas por culpa de Owlboy, la obra de D-Pad Studio capaz de sorprendernos por su nivel artístico pero que termina por encandilarnos gracias a su variedad, diseño de niveles y jugabilidad, que discierne de los típicos saltos sobre la superficie. La habilidad del protagonista y la interacción con su compañero de viajes hacen de Owlboy no solo un juego de plataformas sino también una obra repleta de puzles donde el mapa en su conjunto es un rompecabezas. La historia, para más inri, perfectamente traducida al castellano, nos hará esbozar más de una sonrisa e incluso alguna lágrima. Destacamos su control y capacidad para mantenernos atentos en su campaña al completo, que puede ascender a las ocho horas. Disponible incluso en formato físico, se cuela meritoriamente en esta lista.

Yoku's Island Express

Puede que su nombre no os suene de mucho y, si es así, lo hayáis visto en otros istemas, pero este plataformas donde se mezcla lo mejor del pinball y la jugabilidad estilo metroidvania nos obligan a colarlo en este top de mejores títulos de Nintendo Switch porque lo es así a todos los efectos. Imaginación a raudales, originalidad en el diseño y desarrollo de los niveles e ideas que sorprenden desde el principio hasta el final, esta preciosa obra (se ve especialmente bien en modo portátil) tiene un lugar llamado Mokumana que no podemos olvidar. Solo podemos achacarle que la exploración sea algo tosca, posiblemente lo único que lo aleja de ser absolutamente sobresaliente.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es la nueva aventura de acción de Nintendo para Wii U y Nintendo Switch que nos presenta el título más ambicioso de la saga con un mundo abierto por explorar y en el que realizar todo tipo de acciones como escalar además de otras clásicas como nadar o montar a caballo. Link despierta tras un profundo sueño de 100 años en un misterioso templo en el reino de Hyrule; junto a él, deberemos descubrir su pasado mientras escuchamos una voz que nos incita a enfrentarnos a un malvado ser que provocó el llamado cataclismo: Ganon.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild