Sonic Mania Plus
Sonic Mania Plus
Carátula de Sonic Mania Plus
  • 9

    Meristation

Sonic Mania Plus, análisis

Analizamos la versión actualizada de uno de los Sonic más satisfactorios de los últimos años. ¿Merece la pena Sonic Mania Plus un año después?

Parece mentira que ya haya pasado un año desde el lanzamiento de Sonic Mania, el juego que quería convertirse en el verdadero Sonic 4 de Mega Drive. Parece mentira porque la apuesta funcionó y nos dejó tan buen sabor de boca que, durante el último año, todavía no se nos ha olvidado la grata sorpresa de una gran experiencia como la que nos proponía aquella megacolaboración entre Hyperkinetic Studios, Christian Whitehead, Headcannon, PagodaWest Games y Sonic Team. Y para conmemorar el año transcurrido, nos llega ahora un pequeño regalo llamado Sonic Mania Plus, un juego que hay que analizar desde dos prismas diferentes.

El primero de ellos es el de la actualización que recibe el juego original a un precio de 4,99 euros. Quienes quieran ampliar la oferta de la entrega de hace un año se encontrarán con dos nuevos personajes y un nuevo modo de juego como principales añadidos, así como pequeños ajustes y opciones en los modos de juego ya conocidos. Lo cierto es que si ya el juego original era una delicia, las mejoras que añade esta actualización no hacen sino potenciar sus virtudes y posibilidades para encandilarnos otra vez y perdernos en sus posibilidades durante horas. Sobre todo, gracias al nuevo modo Bis, que nos presenta básicamente el mismo juego pero con algunos cambios notables en las ubicaciones que visitaremos y, sobre todo, un interesante sistema de juego en el que en vez de vidas tendremos que ir salvando y alternando entre los cinco personajes del juego.

Repaso a las novedades

Sonic, Tails, Knuckles, Mighty y Ray serán los protagonistas de esta segunda incursión en el juego (aunque también se podrá jugar con todos ellos en el modo clásico). Aunque a grandes rasgos es la misma aventura, los cambios de los escenarios y el sistema de juego diferente dotan al modo Bis de una complejidad y un interés que va en aumento con el paso de las fases. La dinámica del nuevo monitor de compañeros para tener un equipo en vez de vidas es realmente interesante y funciona de maravilla, convirtiéndose en la evolución natural del clásico sistema de tener a Tails siguiendo a Sonic por los escenarios. Pulsando un botón, podremos intercambiar entre los dos personajes que tengamos en cualquier momento, con todo lo que ello implica a nivel de mecánicas de juego, puesto que son muy diferentes.

A los tres protagonistas principales (Sonic, Tails y Knuckles) ya los conocemos bien y hemos hablado en abundancia de ellos en el análisis del juego original de hace un año. Los nuevos llegados serán Mighty y Ray, un armadillo y una ardilla que, en cierto modo, habían caído en el olvido entre los amigos de Sonic. Originalmente, el erizo azul, Mighty y Ray compartieron aventuras en 1993 en SegaSonic the Hedgehog, un juego para recreativa de vista isométrica bastante peculiar. Mighty volvería en Knuckles’ Chaotix, el juego exclusivo de Mega Drive 32X, pero más allá de eso apenas hicieron cameos en Sonic Generations y en la antigua colección de cómics de Archie. Pero aquí regresan por la puerta grande y haciendo gala de todas sus habilidades.

Mighty se parece bastante a Sonic en algunos aspectos, ya que tiene como base la velocidad y los saltos. Sin embargo, se diferencia del erizo en que puede hacer una caída en bomba que rompe el suelo (en los puntos designados para ello, claro) o que acaba con los enemigos sin piedad. Además, como es un armadillo, tiene una buena coraza protectora que lo hace inmune a los pinchos (siempre y cuando te muevas con rapidez, si te quedas mucho tiempo sobre ellos acabas sufriendo daño igual). Ray, por su parte, tiene un estilo de juego más específico y que se tarda más en dominar. Básicamente, puede planear, igual que Tails of Knuckles, pero tenemos control directo sobre su planeo y podremos subir y bajar para controlar el vuelo y aguantar más tiempo en el aire. Como decimos, esto requiere bastante práctica y no es útil en muchos sitios, pero cuando se puede usar con seguridad nos aporta interesantes alternativas de cara a la resolución de niveles.

Respeto a la esencia del original

El segundo prisma desde el que se puede analizar el juego es el de su lanzamiento completo como Sonic Mania Plus. Hace un año, el juego se lanzó exclusivamente en formato digital; pero ahora, se ha lanzado en formato físico con un disco o tarjeta que incluye todo el juego original y todo el contenido añadido de la actualización que acabamos de comentar. Además, incluye un maravilloso libro de 32 páginas completamente traducido al español. Es aquí donde hay que ser claros: Sonic Mania Plus es la mejor versión posible de un juego que de por sí ya era maravilloso. La base jugable, el apartado artístico, la banda sonora y la capacidad de diversión del Sonic Mania original siguen presentes, pero el conjunto se ve mejorado con el nuevo modo Bis y dos nuevos personajes, además de algún que otro ajuste menor.

¿Justifica esto la compra para quien ya lo haya comprado en formato digital? Pues eso dependerá de cada persona y no hay una respuesta clara, puesto que son muchas las variables a tener en cuenta dentro de los intereses de cada uno. Lo que está claro es que, quien no haya jugado todavía a Sonic Mania, tiene la posibilidad de hacerlo con la mejor versión posible en una edición física muy satisfactoria (maravilloso el detalle de la carátula reversible para que parezca un juego de Mega Drive). De hecho, quien todavía no lo haya jugado debería darle una oportunidad a este excelente juego de plataformas, que deja un inmejorable sabor de boca y consigue sumergirnos en una aventura de 16 bits que consigue ser tradicional y moderna por igual. Para quienes ya tengan el original, puede que la edición física no les parezca del todo atractiva, pero por el precio del contenido descargable tendrán acceso a ese nuevo modo de juego y a dos personajes que aportan aire fresco a una fórmula asentada desde hace 27 años.

CONCLUSIÓN

Sonic Mania Plus es la versión definitiva de un juego que de por sí ya era excelente. Mantiene toda la esencia de los juegos de 16 btis y consigue que el juego transmita nostalgia y modernidad a partes iguales. Frenético, divertido y muy satisfactorio, a la base de Sonic Mania se le suman ahora un nuevo modo de juego y 2 personajes adicionales que añaden horas de diversión. Puede que quien ya posea el juego original considere escaso el contenido nuevo, pero lo cierto es que los nuevos personajes añaden bastante variedad en las dinámicas jugables y resultan muy satisfactorios de controlar. Quien aún no haya catado Sonic Mania, tiene aquí la mejor versión posible y no debería dudar en hacerse con uno de los mejores juegos de plataformas que se hayan lanzado en los últimos años.

LO MEJOR

  • Sigue manteniendo la base de Sonic Mania, que era excelente.
  • Los nuevos personajes añaden dinámicas novedosas y muy interesantes.
  • El competitivo para cuatro jugadores.
  • Una excelente edición en formato físico.

LO PEOR

  • Puede antojarse escaso para quien ya tenga el original.
  • Persisten algunos bugs del original.
9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.

Silence

Creo que es por todo sabido que la aventura gráfica era la reina de los videojuegos durante los ochenta y gran parte de los 90. Uno de los juegos que contribuyó a acabar con ese reinado y casi con el género fue Doom y sus secuelas. Pero hast...