Nioh, Guía completa - Región de Sekigahara

¿Preparado para morir una y otra vez? ¡Afronta el desafío de Nioh con ayuda de nuestra guía!

GUÍA NIOH: REGIÓN DE SEKIGAHARA

Misión 12: Llama inmortal

Esta misión tiene una recta inicial algo complicada, especialmente por lo que se tarda en llegar y el número de obstáculos que hay hasta el segundo santuario en comparación con otras misiones.


20170227173855.jpg


Comenzamos avanzando hacia el fondo a la izquierda, cruzamos un estanque en el que hay un yokai con cuernos. Más adelante entramos en una casa en ruinas y la cruzamos, acabando con un esqueleto arquero y otro cuerpo a cuerpo que bloquean la salida. Salimos y giramos a la izquierda, subimos pequeñas escaleras y entramos en un complejo. Tomamos el camino de la derecha con cuidado porque un enemigos nos disparará justo al lado de unos barriles y nos causará mucho daño. Salimos por la puerta que hay al fondo. a la izquierda, cruzamos hasta la siguiente puerta y entramos a un complejo lleno de casas y enemigos.


20170227173910.jpg


Empezamos yendo por la izquierda y subimos una escalera hasta una plataforma, bajamos cuando hayamos cruzado la zona incendiada y recorremos el nivel bordeándolo por la izquierda hasta llegar a unas escaleras con las que subimos a un tejado, que cruzamos y bajamos, llegando al camino principal que cruza el complejo, al fondo recto se encuentra la salida.

Al salir seguimos por el puente, con cuidado de la rueda de fuego que hay al final.


Llegamos a una nueva zona en la que hay un edificio enfrente al que podemos entrar abriendo la puerta. Salimos de él por la derecha, por un pasillo en el que de nuevo un enemigo nos disparará cerca de barriles.

Una vez fuera del edificio avanzamos hacia el fondo y luego giramos por un camino a la derecha, el final del cual se encuentra otra rueda de fuego. Si seguimos este camino llegaremos al camino principal del castillo, y a la derecha encontraremos, por fin, el segundo santuario.


20170227174003.jpg


Seguimos avanzando por el camino evitando las zonas en llamas hasta llegar al patio de entrada del castillo. Al fondo encontramos una puerta que al abrirla conecta directamente con el segundo santuario.


Entramos en el castillo y el jefe se encuentra en el piso superior.

Derrotar a Saika Magoichi

Un jefe humano predecible en sus ataques cuerpo a cuerpo pero eficaz en los ataques de rango. Es considerablemente rápido y cuesta golpearle en ocasiones, puesto que suele elevarse para posteriormente lanzarnos algún ataque a distancia como una serie de bombas. También se teletransporta, momento en el que hay que tratar de volver a fijarlo rápidamente para que no nos ataque por la espalda.

Hay que tener cuidado cuando activa su espíritu guardián, ya que sus ataques se volverán más letales.


20170227174058.jpg


Misión 13: Sekigahara

Esta misión se desarrolla en una aldea que está asediada por la guerra. Tiene dos jefes, pero por suerte ambos son jefes humanos bastante accesibles.


20170301170721.jpg


Para llegar al primer jefe tenemos que avanzar por el camino marcado hasta entrar en el campamento. Entramos por un puesto de vigilancia donde se encuentran un tirador y un samurai con lanza, y seguimos por un puente y nos dirigimos al interior del recinto al que todos los soldados están mirando, ahí se encuentra el primer jefe. Antes de enfrentarnos a él es recomendable abrir el atajo que está un poco más adelante a la derecha pasando de largo la entrada del recinto.


Derrotar a Otani Yoshitsugo

Este jefe humano, como tantos otros, es especialmente peligroso por su embestida. En su segunda fase hace dos consecutivas. Por lo demás, solo nos ataca con combos cercanos cuerpo a cuerpo, que se pueden esquivar o bloquear con relativa facilidad. Hay que tener especial cuidado cuando invoca a su espíritu guardián, pues sus ataques se vuelve relativamente más poderosos.


20170301170816.jpg


La batalla

Esta zona de la misión es bastante amplia, pero el camino hasta el jefe es rápido si nos limitamos a recorrer el nivel por el lado izquierdo.

Cuando nos encontremos con un río bajamos al agua y seguimos su curso inverso hasta dar con el segundo santuario. Desde ahí buscamos una zona para subir a la superficie y un puente que cruzamos para seguir por la zona de la izquierda, tras una barricada que podremos cruzar se encuentra el segundo y último jefe.


20170301170850.jpg


Derrotar a Shima Sakon

Otro jefe humano bastante estándar. Su espíritu guardián le da algunos movimientos especiales de salto que pueden ponernos en apuros, pero con mantenernos alejados del área de impacto estaremos a salvo. Por lo demás, al igual que el anterior, este jefe se limitará a hacernos combos cuerpo a cuerpo con su arma bastante predecibles de 2-3 golpes.


20170301170925.jpg

Misión 14: El origen del mal

Esta misión es corta, pero realmente complicada si pretendemos acabar con todos y cada uno de la absurda cantidad de enemigos que nos pone por delante, algo que no es necesario.

Tras un pequeño tramo inicial lineal, se estructura como un gran campo de batalla abierto donde en el centro, bien visible, se encuentra el jefe.

Si queremos ser prácticos, en el nivel deberíamos limitarnos a activar los tres cristales de poder (harán el enfrentamiento contra el jefe final considerablemente más fácil) y dirigirnos después al jefe sin entretenernos en mucho más.


20170301171031.jpg


Para poder activar los cristales, necesitamos el objeto que nos dará el NPC que se sitúa en antes de cruzar el puente. Una vez con él, vamos a por los cristales.

El primero se encuentra pasando el puente, y cuando lleguemos a la torre de vigilancia tomamos el camino de la izquierda, encontraremos el primer cristal de poder pasando una rueda de fuego. Cuando lo activemos el gigante comenzará a atacarnos, utilizamos el terreno para cubrirnos mientras volvemos a la zona del puesto de vigilancia, esta vez bajando por un camino en el que justamente se encuentra el cristal de poder.


El tercer y último se encuentra algo más lejos. Tomando el camino de la derecha tras el segundo cristal y avanzando bordeando el gran hueco del medio donde está el jefe. Llegaremos a una zona de cabañas donde está el segundo santuario.


20170301171133.jpg


Pasando el segundo santuario y siguiendo este camino veremos el tercer cristal a la izquierda. Lo activamos y nos enfrentamos al jefe.

Derrotar a Gasha-dokuro

Este jefe gigante es complicado si no conocemos sus patrones. Pese a lo intimidante que resulta en un principio vencerlo es cuestión de centrarnos en una estrategia muy particular y seguirla hasta el final.


Comenzamos atacándole uno de sus pies. En este momento tenemos que preocuparnos de sus pisotones y sus ataques de área con la cola. Cuando acabemos con uno de sus pies, se quedará temporalmente inmovilizado. Tenemos que inmediatamente subir la cuesta de piedra que rodea el foso y dirigirnos al punto más alto, donde él pondrá su cabeza y podremos atacarle. En este momento es en el que más daño le haremos, por lo que debemos aprovechar para darle con todo lo que tengamos, imbuir nuestra arma con daño elemental es buena idea.


20170301171155.jpg


Cuando se recupere repetimos la operación con la segunda pierna y después volvemos a la cabeza. De nuevo, tratamos de hacerle el mayor daño posible por ejemplo activando el espíritu guardián.

Se sigue la misma estrategia con otros miembros si fuera necesario hasta acabar con él.

Tutorial para hacer Backups de Uplay

Acaba de salir Uplay +, la espectacular suscripción de Ubisoft con más de cien juegos propios y que está de forma gratuita hasta el 30 de Septiembre. Está genial y es impresionante la cantidad de juegos buenos que tiene, pero avisan de un...