ESQUÍ

Shiffrin está de vuelta

Tras un 2020 aciago entre el fallecimiento de su padre, la pandemia y una lesión, Mikaela Shiffrin regresa 300 días después a la competición este sábado en Finlandia.

Shiffrin está de vuelta
@usskiteam

Mikaela Shiffrin está de vuelta. La estadounidense, una de las esquiadoras más laureadas de toda la historia pese a tener todavía 25 años, regresa 300 días después a una competición oficial (el 26 de enero fue su última prueba). La dominadora del esquí alpino en el último lustro hace su reaparición este sábado en la Copa del Mundo de Levi (Finlandia). El domingo afrontará otro eslalon. Después de la retirada en 2019 de otra leyenda del esquí como Lindsey Vonn, Shiffrin es ahora el gran exponente de este deporte.

La estrella de Vail (Colorado), doble campeona olímpica y quíntuple oro mundial, había dominado con mano de hierro durante la temporada 2018-19. Esa campaña ganó 17 carreras, algo que nadie había logrado antes. Y se anotó la general de la Copa del Mundo con otro hito: ganando las Bolas de Cristal de eslalon, gigante y supergigante. En el inicio de la campaña 2020, todo cambió de forma dramática para Shifrrin con el repentino fallecimiento de su padre Jeff en febrero, primero, y la suspensión de numerosas pruebas a causa de la pandemia, después. La competición arrancó el pasado mes de octubre en Solden (Austria), y la norteamericana se perdió la prueba inaugural por unos problemas en la espalda. Se resistía su aparición (se llegó a hablar en su país hasta de una posible retirada)... hasta que en Laponia, por fin, se dejará ver.

Shiffrin, en 2019 tras una de sus numerosas victorias

"Con esta crisis sanitaria y por lo que he tenido que pasar en los últimos meses, no tengo un objetivo en particular para este fin de semana, sólo esquiar bien, que eso quiere decir esquiar rápido. Y sé que puedo hacerlo. Sigo siendo una competidora", explica Shiffrin, que en Levi quiere volver a probarse: "No pretendo ganar, pero espero que sea una experiencia positiva". Otro de sus objetivos es poder dar por terminados, por fin, sus problemas de espalada, ya que estaban siendo un gran incordio semanas atrás durante sus entrenamientos.

En enero logró su triunfo número 66 en Copa del Mundo, registro que a lo largo de toda la historia sólo mejoran el austriaco Marcel Hirscher (67), Vonn (82) y el sueco Ingemar Stenmark (plusmarquista histórico, con 86). Tras este parón, y siendo todavía muy joven, Shiffrin aspira a seguir subiendo puestos. "Está en mi cabeza, aunque un poco menos que en otras temporadas". Y, además, se quita presión para la cita escandinava: "La favorita es Petra Vlhova". Shifrrin está de vuelta, y sus rivales lo saben.