GEORGE FLOYD

El mundo del deporte se vuelca con George Floyd: Mbappé, LeBron, Gasol...

Varias figuras del deporte protestan por la muerte de George Floyd a manos de la policia de Minneápolis en un acto que pone de relieve los episodios de racismo en Estados Unidos.

LeBron James y Jadon Sancho protestaron por la muerte del afroamericano George Floyd en Minneápolis.

El mundo del deporte también se ha querido unir a la protesta por la muerte del afroamericano George Floyd tras ser reducido por la policía de Minneápolis y después de que uno de los agentes, Derek Chauvin, posase su rodilla en su cuello durante la detenció. Un hecho que fue grabado por un viandante en el que se le escucha a Floyd decir 'I can't breathe' (no puedo respirar) antes de caer inconsciente y ser trasladado al hospital, donde falleció a causa de las heridas provocadas.

El baloncesto, uno de los deportes en los que los jugadores afroamericanos tienen más relevancia, ha sido el gran estilete del mundo del deporte en estas protestas. Uno de los primeros en sumarse a la denuncia fue LeBron James, que en su cuenta de Instagram subió una foto en la que que aparecía con una camiseta negra y el lema 'I can't breathe', las últimas palabras que George Floyd pronunció antes de morir. Otra de las grandes figuras del baloncesto que se ha implicado en esta reclamación para poner fin a los episodios raciales en Estados Unidos ha sido el jugador de los Boston Celtis Jaylen Brown, que completó un viaje de 15 horas en coche para unirse a su comunidad en Atlanta (Georgia) para encabezar las protestas. "Elegí hacer una protesta pacífica. Esa fue mi elección, no puedes elegir para el resto de América", escribió Brown en sus redes sociales. Otra leyenda del baloncesto como Michael Jordan también defendió las protestas que están teniendo lugar en varios puntos de Estados Unidos. "Ya hemos aguantado suficiente", manifestó 'Air' a través de un comunicado difundido en sus redes sociales.

Ver esta publicación en Instagram

STILL!!!! 🤬😢😤

Una publicación compartida de LeBron James (@kingjames) el

El baloncesto español representado en la NBA también ha condenado estos hechos. Pau Gasol compartió la simbólica campaña de Nike "No lo hagas", junto a los hashtags 'Antiracism' y 'EnoghIsEnogh' (¡Basta!) Por su parte Ricky Rubio, que jugó en Minneápolis durante su paso por los Minnesota Timberwolves, también añadió la importancia de un cambio en el país. "¡Ya está bien! Tenemos que cambiar nuestra mentalidad y ayudar a los demás. Es hora de hablar y actuar. Prediquemos con el ejemplo". Además de Rubio, la actual plantilla de los Wolves al completo condenó este brutal acto.

Una de las reivindicaciones más simbólicas vino de la NFL, donde Colin Kaepernick, el exquarterback de los San Francisco 49ers que fue defenestrado por la competición tras arrodillarse ante el himno estadounidense en protesta por los episodios raciales que sufría el país, escribió en las redes sociales que "Cuando ser cívicos nos lleva a la muerte, las revueltas son la única reacción lógica". Kaepernick también anunció que pagará las costas judiciales de los detenidos en los disturbios en Minneápolis.

El mundo del fútbol también se ha volcado en la denuncia por los episodios raciales y la muerte de Floyd. Borja Iglesias subió una foto con la palabra 'Racismo' tachada en rojo, mientras que Vinicius publicó un montaje con su cara y la de Floyd junto al hashtag "Las vidas negras importan". Por su parte, Kylian Mbappé también se sumó a la campaña con el hashtag "Justicia para George".

La Bundesliga alemana, la única gran competición de fútbol que ha reanudado la competición tras el parón por el coronavirus, también sirvió como escaparate para protestar por la muerte de Floyd. Jugadores como Achraf Hakimi y Jadon Sancho celebraron sus goles pidiendo justicia para Floyd, mientras que Marcus Thuram hincó la rodilla en el césped en señal de protesta tras marcar un gol.

El fútbol femenino también se sumó a la reivindicación. Alex Morgan, una de las grandes referentes de la selección estadounidense, también mostró su preocupación por lo sucedido. "Impactada y sin palabras por la brutalidad policial en la muerte de George Floyd. ¿Cuándo trataremos a todos los americanos por igual sin importar su raza o género? Queremos un verdadero liderazgo e inclusión desde la cima". También se sumó a la campaña la jugadora del Barça Alexia Putellas, que junto al vídeo de denuncia de Nike escribió: "No podemos dar la espalda al racismo".

Otras disciplinas también se han sumado a las protestas por la muerte de Floyd. La nadadora estadounidense Simone Manuel, primera afroamericana en ganar un oro olímpico en natación en los 100 metros libre de Río 2016, manifestó que "el tiempo pasa pero el racismo permanece". Una postura similar a la de la joven tenista Coco Gauff, que lamentó la pérdida de Floyd y mostró su preocupación ante el aumento de casos de racismo. "¿Soy la siguiente?" se preguntó la joven tenista. Desde el mundo de las artes marciales mixtas Conor McGregor también se unió a la causa. "¡No hay lugar para la injusticia, el racismo y la intolerancia en este mundo!"

De esta forma el deporte vuelve a convertirse en altavoz para defender los graves problemas sociales que aún atormentan al mundo y para decir de nuevo 'no al racismo'.