LEGANÉS

Recio: "A Garitano le dije que sólo pensaba en quedarme en Leganés"

José Recio retorna a Leganés tras su cesión en el Eibar con ganas de reciclarse en un jugador importante para un proyecto "ambicioso" aunque sea en Segunda, "no me importa".

0
Recio: “A Garitano le dije que sólo pensaba en quedarme en Leganés”
JAVIER GANDUL DIARIO AS

El escenario es un viaje en el tiempo. Por el cómo. Por el quién. Abierta la Instalación Deportiva Butarque de nuevo a las entrevistas presenciales, las primeras tras la era COVID, José Recio (Málaga, 30 años) la recorre en la sesión de fotos previa a la charla como quién caminara su casa. Lo fue durante dos años hasta que una cesión al Eibar le alejó de Butarque. Ahora retorna para quedarse, pese a competir un peldaño por debajo del habitual, en Segunda.

"Tenía ganas de jugar por otros retos", comenta a propósito de los dos descensos consecutivos que ha sufrido. El primero, con el Lega tras el confinamiento. El segundo, con el Eibar y sin apenas jugar por las lesiones. "Fue duro. Quiero volver a sentirme jugador", reconoce sincero.

Esa, la sinceridad, es una virtud que salpica en sus palabras. Por ejemplo, al reconocer que tenía ganas de hablar con Garitano para decirle que quiere quedarse al tiempo que admite que tarde o temprano le gustaría retornar a Málaga. "Pero no ahora. Tengo muy buena relación con Gaspar [director deportivo de los andaluces] y ni lo hemos hablado", añade. Tampoco se corta con el VAR, ése que critica sin tapujos, y que le ha provocado "envidia" en la Eurocopa. "Todo se decidía muy rápido. Es algo que tenemos que aprender en España".

¿Cómo está siendo su regreso?

Bueno. Con ganas. Está siendo muy intenso estos primeros días de entrenamiento. Mucha carga de trabajo. Acumulando kilómetros estos primeros días. Es una forma de aprovechar estas semanas para ponernos a punto para el inicio…

Juega con ventaja…

Sí, claro. Conocía ya a muchos compañeros que estaban de otros años. Y los fisios, utileros, trabajadores… son los mismos que hace un año.

A Garitano no lo conocía.

Es verdad. Pero está siendo sencillo.

Cuente...

Es muy cercano. Es un entrenador que habla mucho con el jugador. Yo, en apenas una semana ya he hablado dos veces con él. Tiene las cosas claras. Sabe las cosas que quiere. Eso es bueno para el jugador, para el equipo… Tenerlo claro es fundamental. Está claro que ahora mismo lo que prioriza es el tema físico…

Les noto algo obsesionados con lo de la preparación…

¡Es que ahora vemos más a Miguel [Pérez, preparador físico] que al míster! (Risas) Pero está bien, es lo normal…

Normal, normal…

(Risas). Y duro, duro… Te lo digo en primera persona, que los sufro. Exige muchísimo. Pero es por nuestro bien. Lo agradeceremos en unas semanas. Ahora las piernas están cargadas. Llegas a casa y no te apetece nada. Vamos… yo ni jugar con mis niños quiero… Te apetece comer y descansar, ya está…

"La base es buena. Somos muchos de los que estuvimos el primer año con Pellegrino, que hicimos la mejor temporada de la historia del club"

José Recio, jugador del Leganés.

Y comer poquito.

Claro, porque ahí también es estricto. Pero es normal, repito. Hay que cuidarse para el día siguiente estar bien. Porque la exigencia en esta primera semana es alta… ¡aunque dice que lo peor está por venir! (Risas).

¿De qué habló con Garitano?

No nos conocíamos personalmente. Sólo de haber jugado uno contra el otro. Como jugador me conoce y yo como entrenador. Me preguntó cómo estaba. Cómo era mi vuelta… Me pareció muy bien. Tenía ganas de conocerlo, de hablar con él… me dijeron ya que hablaba con el jugador sin problema… Hablamos de todo un poco.

Ha llegado por ahora sólo un fichaje…

A ver, es cierto que cuanto antes vengan los fichajes, tipo dos semanas o así, pues mucho mejor que si están todos el mismo día que arranca la Liga. Pero también es verdad que hay que analizarlo todo bien. Mejor acertar y tardar algo más que por querer tener la plantilla completa pronto, no escoger bien.

El año que se descendió sucedió lo contrario. Se tardó mucho en cerrar la plantilla y eso pesó en el inicio, que luego fue fundamental…

Sí, como te digo… Si sabes a quién quieres y lo puedes traer dos semanas antes, pues mucho mejor, es obvio. Conoce a los compañeros antes, te adaptas al trabajo del entrenador…

Así que cuanto antes, mejor…

A ver… es que ahí nosotros no podemos decir nada… los que estamos poner lo mejor posible, los que hemos vuelto tras cesión aportar lo mejor posible, adaptarnos también rápido a lo que nos pide Asier… eso es lo que nos servirá para el inicio y a los nuevos, poner de nuestra parte y que ellos se adapten rápido.

"Me dio envidia el VAR de la Eurocopa. Se ha visto en la Eurocopa cómo se le da un buen uso al VAR. Es con lo que hay que quedarse. El objetivo que debería marcarse en España también…"

José Recio, jugador del Leganés.

Quintillà, ¿se ha adaptado rápido?

Sí, sí… tremendo. En cuatro-cinco días… ha sido rapidísimo. Ya es uno más.

La base, ¿es ya buena?

Sí, somos muchos de los que estuvimos el primer año con Pellegrino, que hicimos la mejor temporada de la historia del club en puntos en Primera… Sí… la base es buena. Falta completar plantilla. En algunas posiciones, pero la calidad es buena. El entrenador también está haciendo su labor, de aprender lo que quiere transmitirnos. Ojalá las nuevas incorporaciones sean como Quintillà, que se adapten rápido…

¿Echarán de menos a Rubén Pérez?

Rubén era muy importante aquí. Los dos años que estuve jugamos mucho juntos. Sobre todo el primer año, porque en el segundo estuve más veces lesionado. Tenía experiencia en Primera. Veteranía. Eso hace mucho. Cuando alguien que lleva tiempo en el club se va, es importante…

Le hubiera gustado que se quedara, claro…

Terminaba contrato y bueno, no llegarían a un acuerdo y escogió la mejor opción para él. Hay que respetarlo y desearle lo mejor.

Usted retorna, ¿para quedarse?

Sí, yo en principio para quedarme. Fue una de las cosas que le transmití al míster. Tengo la cabeza aquí. Ilusión por quedarme aquí. Compromiso por estar aquí. Ahora mismo no hay otra cosa que no sea jugar este año en el Leganés.

Recio, durante la entrevista en la ID Butarque.

Ganar continuidad, vaya…

Sí, quiero que me respeten las lesiones. En Eibar, apenas llegar me partí una vértebra y me tiré dos meses y pico parado. Desde entonces la experiencia no fue lo que yo quería. Jugué muy poco. Personalmente no me había pasado nunca, jugar tan poco. Quiero tener continuidad, sí. Por eso esto 100% mentalizado en estar aquí. Hay ganas e ilusión.

Por su forma de ser, me da que usted vuelve para sentirse capital.

Sí, está claro. Es que quiero sentirme importante. No me importa jugar en Segunda, para nada.

¿De verdad?

Llevo gracias a Diós muchísimos años en Primera. Y aquí lo que me importa es el proyecto. El club. Hay una gran ciudad deportiva, las cosas se hacen serias. Que sea en Primera o en Segunda, me da igual. Quiero jugar. Sentirme jugador…

Lo pasó mal. Por la lesión y porque los últimos años acumula varios descensos.

Sí, lo pasé mal, sí. El descenso en Leganés fue además con la pandemia de por medio justo cuando empezábamos a remontar. Esos partidos jugar sin aficionados se hizo duro… Fue un varapalo y en el Eibar no me fue bien, ni personal, ni en el equipo. Tengo ganas de jugar un año por otros objetivos.

¿Cuáles?

Bueno… se supone que tenemos que estar ahí arriba, entre los seis-ocho primeros. Un equipo como el Leganés, intentar… no sé… otro tipo de ambición. No siempre como estos años luchar sólo por no descender. Me motivan otros retos. Éste es uno de ellos. Estoy totalmente metido. Con muchas ganas. Ojalá empiece aquí la Liga.

"No sé cuándo, pero quiero jugar mis últimos años en el Málaga. ¿Este verano? Ni lo he hablado con Gaspar, con el que tengo buena relación"

José Recio, jugador del Leganés.

Entonces el objetivo es ascender…

El objetivo, aunque suene a tópico es ir partido a partido…

¡El Cholismo!

(Risas) Pero lleva razón. Nunca sabes lo que te vas a encontrar en la categoría. La segunda es complicada, larga… Hay equipos que llegan con ganas e ilusión. El objetivo debería ser, sí, partido a partido, pero con mentalidad ambiciosa. El equipo y la base que hay, más lo que pueda venir, debería darnos para estar ahí, entre los tres o cuatro primeros. Siempre con muchas ganas.

Buenos regates me está dando…

Es que marcarte objetivos o metas antes de empezar la temporada es un poco complicado. No sabes lo que va a pasar, la plantilla con la que vas a empezar la temporada… toca trabajar e ir partido a partido. Con mucha humildad. La Segunda es categoría distinta a la Primera. Si hacemos las cosas bien, hay que ir con mentalidad ganadora esta temporada.

En Leganés ya el público exige subir.

Es normal. La gente se acostumbra a lo bueno. Ha visto cuatro años del Leganés en Primera, cuatro buenos años, y es normal. Ahí nosotros debemos tener los pies en el suelo. Es muy complicado ascender a Primera. Sobre todo tu segundo año. Pero esa ilusión está ahí… yo la tengo personalmente.

¿Pero esto no iba de ir partido a partido?

El partido a partido te va poniendo en tu sitio. Y luego se verá por dónde estarás luchando. Pero esa ambición hay que tenerla. La gente seguro que tiene ganas de volver al estadio. Los echamos de menos el año del descenso… que vean que el equipo se deja la vida, que se sientan identificados con nosotros. Ojalá los enganchemos. Que esa exigencia sea para ayudarnos y apoyarnos.

"No sé si la capitanía la decide el míster o quién sea, pero no me importaría para nada llevar el brazalete: tercer capitán, cuarto… me da igual. Pero es algo que siempre me gusta".

José Recio, jugador del Leganés.

Y puestos a hablar de ayudas, que el VAR sea eso… un ayuda…

Se ha visto en la Eurocopa cómo se le da un buen uso al VAR. Es con lo que hay que quedarse. El objetivo que debería marcarse en España también…

¿Le dio envidia cómo se usaba en la Euro?

Sí, sí… bastante envidia por todo. Las decisiones se tomaban muy rápido. Todo: fueras de juego, penaltis, manos… todo… en menos de un minuto la tenías. Eso quiere decir que el VAR sirve para mucho, siempre que se le dé un buen uso. Siempre que se haga de la mejor manera. La Euro ha sido un ejemplo de ello.

Le echó ganas con el famoso penalti de Getafe el año pasado…

Y eso que no me tocaba a mí, sino a Bryan Gil. Pero me vi con confianza y lancé. Bryan me dejó, pero Mendilibar para esas cosas es menos flexible…

¿En Leganés los tirará?

No lo sé…

¿No tienen una lista?

En la época de Pellegrino sí que teníamos una lista. Se ponía para todo tipo de balón parado si teníamos alguno designado.

Así que este año se apuntará usted a la lista…

Eso lo decide el míster, pero espero que me apunte… (Risas).

Dijo hace no mucho que le gustaría regresar al Málaga. ¿Es su ilusión jugar de nuevo allí?

Me encantaría, claro. El día que me fui de allí, siempre lo dije: quiero volver. Es el club donde me he criado. El club de mi ciudad. No sé cuándo volver. Un año, dos… los que sean. Jugar mis últimos años en el Málaga.

¿Este verano no se le pasó por la cabeza?

No, es más, no he hablado nada con ello. Tengo muy buena relación con Manolo Gaspar, que fue compañero mí en mis dos primeros años allí. Pero en ningún momento hemos sacado el tema. Y eso que hablamos mucho, de todo…

¿Por ejemplo?

De partidos, jugadores… del propio Málaga. Pero nunca de mi tema de volver allí. Él sabe que me queda un año de contrato. Ellos allí están haciendo las cosas bien. Cada vez mejor. Es un trabajo muy bueno. Porque había muchas cosas que se estaban haciendo mal. Y gracias a Dios, haciendo las cosas bien, con trabajo, están consiguiendo, poco a poco, restructurar el club. A presente no hay nada… pero en el futuro tengo esa ilusión. Un objetivo. No sé si se dará… pero es mi ilusión.

¿Tiene renovación automática si asciende?

No, nada. No he hablado con el club. Sólo con Asier. Es con el que quería hablar, con el que voy a estar día a día. Para conocernos. No quiero pensar en nada más.

En el Leganés quedan dos vacantes para ser capitán. ¿Le gustaría que una fuera para usted?

Bueno… fui capitán en el Málaga. Dos años de tercer capitán, uno de segundo y el último, ya sí, fui capitán. Eso al final en el Málaga era por años…

Ya, pero le gustaría…

A ver, me fui el año pasado, pero otros jugadores siguieron. No sé si eso lo decide el míster o quién sea, pero no me importaría para nada llevar el brazalete: tercer capitán, cuarto… me da igual. Pero es algo que siempre me gusta. Pero no lo estoy pensando, claro. Algunos llevan más tiempo y con continuidad.