MÁLAGA

Recio abre la puerta a un posible regreso al Málaga

El centrocampista, actualmente cedido en el Eibar por el Leganés, abordó en 7TV la opción de su posible vuelta: “Si algún día tuviera que volver, el tema económico no sería ningún problema”.

Recio abre la puerta a un posible regreso al Málaga
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

El exmalaguista Recio está viviendo una temporada para olvidar en el Eibar. Una lesión en una vértebra le sacó de la rotación y luego ya no ha vuelto a tener protagonismo en el cuadro armero, actualmente colista de Primera División y en el que se encuentra cedido por el Leganés. El centrocampista participó en el programa ‘Minuto 90’ de 7TV y reconoció que sigue muy de cerca toda la actualidad del Málaga. No sólo eso, además dejó abiertas de par en par las puertas a un posible regreso a La Rosaleda.

“Me gustaría volver al Málaga, siempre. Nunca he cerrado ni voy a cerrar la puerta del Málaga porque me encantaría en un futuro volver al club donde creo que he dado mi mejor rendimiento. He pasado allí toda mi vida, tengo unos recuerdos muy bonitos y ojalá pudiera volver en un futuro”, afirmó sin titubeos.

La situación del Málaga a nivel económico es muy delicada y a Recio aún le resta un año de contrato con el Leganés. Aun así, el malagueño asegura que el dinero “no sería un problema. No lo fue cuando me tuve que ir, no lo va a ser si tuviera que volver algún día. Estar en el Málaga para mí conlleva algo más que lo económico. Es un sitio donde soy feliz, la sigo considerando mi casa por todos los años que pasé allí y sabiendo que la situación del club es la que es, muy complicada, y que la dirección deportiva está haciendo un trabajo espectacular para solventar todas las cosas que están haciendo con el poco presupuesto que tienen, pues la verdad que es de alabar. Si algún día tuviera que volver al Málaga, el tema económico no sería ningún problema”.

Cuestionado sobre los condicionantes que implicaría una operación para traerle de regreso a Martiricos, Recio reconoce que “a día de hoy ni lo he pensado, la verdad. A mí lo que me toca es volver el año que viene a Leganés, pasar estos ocho partidos aquí en el Eibar, que ha sido una temporada dura para mí porque no he jugado nada en todo el año. Volver a Leganés, no sé ellos las expectativas que tienen, no se sabe si van a estar en Primera o Segunda porque el playoff lo van a jugar casi seguro y no se sabe lo que puede pasar. El futuro dirá”.

El centrocampista abordó también otras cuestiones relativas a la actualidad del club y a su salida de la entidad de La Rosaleda:

Su salida del Málaga: “El tema económico no fue un problema cuando me tuve que ir. Venía de una temporada muy dura, la peor, que fue la del descenso. Cuando llega Muñiz retomo la felicidad, la confianza, tuve una conversación con él una semana antes de empezar la Liga y en esa charla me transmitió una confianza que es la que yo quería. Hablamos las cosas de tú a tú y salí de allí convencido de que podía hacer un año bueno y se podían hacer cosas muy bonitas con el Málaga. Jugué los dos primeros partidos contra el Lugo y en casa contra el Alcorcón. Ganamos los dos y el último día del mercado me llamó Caminero, que el Leganés pagaba dos millones de euros, el Alavés también estaba interesado pero el que más dinero ponía era el Leganés y él me dice que esos dos millones de euros, si yo me voy podía inscribir a los cuatro o cinco jugadores que hasta ese momento no podía inscribir. Hasta última hora le digo que si es capaz yo aguanto hasta la tarde, que si es capaz de conseguir esos dos millones por otro lado, que yo no tenía problema en quedarme. Lo intentó, eso lo agradezco. Ellos no querían que me fuera. Ni la dirección deportiva ni el míster. Muñiz lo que me transmitió es que quería que fuese un jugador importante para ese año. Pero no pudo sacar esos dos millones de ningún lado y tuve que aceptar e irme con todo mi dolor porque a mí no me importaba ni mucho menos haber jugado en Segunda. Ya había jugado siete años en Primera y quería hacer cosas bonitas con el Málaga ese año, que creo que las podíamos haber hecho”.

Descenso muy duro: “Fue la temporada más dura para mí. Es la espinita que tengo clavada de toda mi carrera. Al final cuando uno está en los juveniles o en el filial, su sueño es debutar y hacer carrera en el primer equipo. Tuve la suerte de poder hacerla y lo que no quería que nunca sucediese era descender con el equipo de mi tierra, pero se dio. Fue una temporada muy mala cuando veníamos de años muy buenos. No es que estuviésemos coqueteando varios años con el descenso y al final caes, veníamos de años muy buenos, de quedar en mitad de la tabla e incluso más arriba y se dio un año en donde todo salió mal desde el principio. Cuando se dio un año así, cuando volví con Muñiz el proyecto me parecía muy bueno, venían jugadores que podían ayudar muchísimo en la categoría y tengo guardada todavía esa conversación con el míster y cuando salí creo que le dije ‘Míster, este año vamos a hacer algo muy bonito’. Salí con un convencimiento muy bueno, me transmitió la confianza de que se podían hacer cosas buenas. Jugué los dos primeros partidos, ganamos los dos y me tuve que ir. Fue duro tanto el año del descenso como tener que irme de allí”.

Cambios en el Málaga actual: “El trabajo que están haciendo Manolo Gaspar, el administrador judicial y la gente que está dentro de la dirección deportiva es espectacular. Es lo que se necesitaba. Gente que sienta al club, que le duelan las cosas que puedan pasar en el club y que tomen decisiones aunque sean duras. Gente que sufra cuando las cosas van mal y que se alegren de verdad cuando van bien. El resultado se está viendo. Cuando las cosas se hacen bien y con sentido dentro, luego se dan los resultados en el campo”.

Rendimiento del Málaga esta temporada: “Espectacular. Es un equipo que no ha hecho pretemporada. Hubo muchas entradas y salidas de jugadores, no pudieron trabajar juntos prácticamente nada. El comienzo fue más dubitativo, pero en cuanto el míster ha dado con la tecla y ha sido capaz de encontrar su base y su juego, están haciendo una temporada muy buena dados los problemas económicos del club, que es el que más problemas tiene de Segunda. Están prácticamente salvados faltando ocho jornadas. La temporada está siendo de notable. Han llegado muchísimos jugadores nuevos y que hayan hecho esta temporada es de admirar. El grupo tiene jugadores que venían de no jugar y tienen mucha hambre. Eso se ve en el campo. Pueden perder o empatar, pero actitud y ganas nunca le faltan al equipo. Ojalá dentro de uno o dos años, si se puede estar menos ahogado con el límite salarial, se pueda hacer un proyecto para intentar estar entre los seis primeros y acabar ascendiendo. Es lo que debería ser por ciudad, por afición, por club. Ojalá en poco tiempo el Málaga esté donde se merece. Hay que olvidar el pasado y centrarse en un futuro que ojalá sea bonito”.

Pellicer: “Se merece la renovación. Su trabajo es de alabar y está haciendo un trabajo muy bueno. En el caso de que sea renovado, sería merecido. Se lo ha ganado. Creo que la dirección deportiva lo sabe. Tanto Manolo como Pellicer están haciendo un trabajo espectacular”.

Sus mejores etapas en el Málaga: “Los dos años de Javi Gracia fueron espectaculares, en el segundo quedamos octavos. El año de Juande Ramos donde luego en invierno se va y sufro la lesión del brazo. En los últimos diez u once partidos con Míchel me dio mucha confianza, me puso titular y pude rendir a buen nivel marcando tres goles en ese final de temporada. Ha habido muchas etapas en el Málaga y casi todas han sido buenas o guardo muy buen recuerdo, menos la última”.