REAL MADRID | CASILLAS

"Asumí que yo era el topo"

En el quinto capítulo de 'Colgar las Alas' de Movistar+, Iker Casillas recuerda la época de Mourinho en el Real Madrid: su encontronazo con el portugués, la tensión en los Clásicos...

Una vez repasados los momentos del infarto, su competencia con César en la portería del Real Madrid y su consecuente explosión, o la famosa época de los 'Galácticos', Iker Casillas recordó en el quinto capítulo de su documental 'Colgar las Alas' de Movistar+ uno de los momentos de más tensión del fútbol español: el paso de José Mourinho por el Real Madrid, sus disputas con el entrenador portugués o la rivalidad en llamas en los 'Clásicos' con el Barcelona.

Tensión en los Clásicos: "Era una batalla por intentar ser mejor que el otro. Tenso. Fue demasiado tenso. Un poco de todo, no político, pero hasta un punto. No estábamos preparados para vivir los partidos así. Sentíamos que no llegábamos a estar a su altura (Barcelona). Tocó vivir la Champions del 2006, la de 2009, 2012, el 2-6, el Sextete que hizo mucho daño… Menos mal que Mou con el Inter les eliminó en semis de 2010. Lo sentimos hasta como un alivio".

Copa 2011: "Hubo una agresividad mayor. A veces la veo y digo qué agresividad. Cuando veíamos cada falta y los jugadores del Barça rodeaban al árbitro, dijimos vamos a hacer lo mismo. No podíamos ser cortés con ellos. Aquella final fue importante por aquella tradición del Barcelona".

Arbitrajes: "Me llegas a preguntar si estoy de acuerdo con Mourinho, y te digo que al 100% no, al 200%. Nos sentíamos claramente perjudicados. En esta fiesta no quieren que estemos, pues estamos fuera".

Cuándo empezó la crispación: "Hay una huelga en agosto de 2011. Yo como capitán hablo con mis compañeros y decidimos que no vamos a jugar y que no se disputará esa primera jornada. Nos dijimos dos cosas que nos tomamos mal los dos, pero ahí se quedó. Luego llegó la Supercopa. La imagen que dimos fue lamentable. Podía haber batallas, luchas, partirte el alma… Pero otras cosas (el dedo en el ojo de Vilanova) eso yo lo veía en otros equipos más chabacanos, que tienen que hacer otro tipo de tretas, pero no para nosotros".

Relación "rota" en España: "Yo como capitán del Madrid y la selección tenía que medir porque esto no era una guerra. Pero ahí nosotros ya teníamos un cierto distanciamiento".

"Le dije a Mou que tampoco me parecía coherente que un profesional le metiese el dedo en el ojo a otro entrenador"

El incidente con Tito Vilanova

Discusión con Mou: "Hay un partido con el Levante, en el que nos distanciamos a varios puntos del Barcelona. Y ahí empezamos dejar de hablar. Un día en un cuarto solos él me empezó a decir que si podía hacer todo de cara a la galería para la gente. Yo le dije que tampoco me parece coherente que un profesional le metiese el dedo en el ojo a otro entrenador (Tito Vilanova). Alguien de prensa del club nos coge a los dos y nos dice que no tengamos tanto roce, que hablemos. Nos volvemos a sentar y nos decimos las cosas a la cara".

Eurocopa de 2012: "Ahí fenomenal. Incluso hubo mensajes de broma de quiero que gane Portugal… Fue el momento más completo. Ese de sentirte por encima del resto, pero a años luz. Estaba completamente seguro de que la íbamos a ganar".

Su relación con Mou se resquebraja (temporada 12-13): "Hay dos tres partidos en los que no estamos bien. Ahí otra vez vuelven los fantasmas del pasado, cuando nos alejamos un poco. Nuestra relación fue que se deteriora. Nuestro desgaste fue el tercer año. Hasta el segundo era relación amor-odio. Me comentó que no me veía centrado, no me veía bien… Y yo pensé que podía ser verdad. Tenía otras cosas que también me preocupaban"

Suplencia en Málaga y sensaciones malas: "Llego de las Navidades y empieza el nuevo año. No sé, con un rollo que a mí no me gustaba. Ruedas de prensa que no daba, luego sale Álvaro (Arbeloa) hablando… Y unas semanas después me lesionó de la mano".

Fichaje Diego López y polémica rueda de prensa de Karanka: "Ahí ya… Por ambas partes no estuvimos bien. Yo por esa mentalidad de jugador y Aitor porque fue compañero mío y también entrenador".

Motivo de no salir a defenderse: "¿Qué hacemos? ¿Monto un circo? A lo mejor lo que tenía que haber hecho es cogerle y hablar con él en su despacho".

Acusaciones de ser el 'topo': "¿Qué tengo que hacer, defenderme de algo que no es? Me tocó a mí algo que no hice… Me callé más y asumí que yo era el topo y el que hablaba con la prensa. Me callé mucho más de lo que tenía que haber dicho".

Acusaciones de aficionados: "Un día vi a unos chicos con la camiseta del Madrid, yo iba en mi coche tranquilamente, y me empezaron a decir "La culpa es tuya, es tuya…". Era por todo lo que se había hablado. Como no decía nada, se enrevesó todo y fui víctima de mi silencio. Lo demás, historias que vamos a contar, ahora, dentro de 10 años, de 20… Yo he contado mi versión, él te dirá la suya".

"Eran pitos de esa manía que se había creado la temporadas pasadas. Sentía rabia porque creía que no era justo"

Los pitos del Bernabéu

Infarto y contacto con Mou: "Se puso en contacto conmigo, me deseó lo mejor. Son los detalles con los que tengo que quedarme. La gente le ha sacado más punta que nosotros".

La Décima: "Todo el mundo dice el gol de Lisboa, pero para llegar ahí tienes que jugar otros partidos importantes".

Su error en Lisboa: "Dije, por favor, Iker, hoy no. Llevas toda la temporada jugando bien, no la líes. Llega esta jugada, te quedas tú ahí solo. Al principio dices vaya angustia, que sensación… El equipo pasa, pero no marca… Tienes que hacerte una idea de que vas a ser el centro de la crítica".

5-1 de Holanda: "No tienes una actuación muy buena, porque te desesperas con ganas. Hay un gol que me hacen falta pero el árbitro lo concede. El cuarto gol es en el que intento controlar y se me va. El problema ya no eran los goles, era que la gente estaba esperando para atacarte a ti".

Pitos en el Bernabéu: "Eran más pitos de esa manía que se había creado la temporadas pasadas. Sentía rabia porque creía que no era justo. Dije, mira no estoy disfrutando con guantes, no me siento bien conmigo mismo… Y veía que se iba acercando ya el momento que tienes que tomar una decisión. Cada partido que iba ahí era aprovechar esos últimos minutos".

Despedida del Madrid: "Una salida de un jugador que lleva 25 años en un club y mas en el Madrid… No puede salir así. Ambas partes nos equivocamos. Cada vez que la veo en lo personal, me sienta mal".

Fichaje por el Oporto: "Era reencontrarme otra vez como jugador. Un fútbol muy diferente, pero que me hacía volver a sentirme joven. Ha hecho que valore en la distancia lo que era el Madrid. Que la gente me siga reconociendo por el Madrid y la selección, eso también es para mí reconocerme a mí mismo".