REAL MADRID

Benzema es Cristiano

El francés ha marcado el 29% de los goles del segundo Madrid de Zidane cuando Cristiano hizo el 28% en la primera etapa del técnico.

Cuando Cristiano se fue dejó tras de sí una estela brillante. Un promedio de 50 goles por temporada, 450 en 438 partidos jugados con el Madrid, y la sensación de que la vida sin él después de que la entidad ganara cuatro Champions en cinco años, sería muy complicada. También dejó cien millones en caja, los pagó la Juventus, una cifra escasa, en principio, para el jugador que había disputado sistemáticamente el Balón de Oro con Messi en la última década. En los despachos del Santiago Bernabéu comenzaron a elaborar una estrategia para aminorar el impacto de su salida…

Esta difícil situación se produjo el verano de 2018. En el mercado no había ningún jugador a la altura del astro portugués por el que mereciera la pena hacer un gran desembolso. Para entonces, ya se había elaborado la hoja de ruta de la operación Mbappé, que no puede desencadenarse hasta el verano de 2021, cuando al del PSG sólo le quede un año de contrato. Neymar no era una opción tras su paso por el Barcelona. Sacar a Salah del Liverpool se antojaba imposible. Y Kane costaba más de 200 millones y su adaptación al campeonato español era una incógnita... Fue entonces cuando se hizo el siguiente razonamiento desde la cúpula del Madrid: "Son Benzema, Asensio y Bale (luego sustituido el galés por Hazard), los que deben repartirse los 50 goles por temporada de Cristiano". Hasta la fecha, y con creces, sólo ha respondido Benzema, misteriosamente convertido de gato a pantera ya al final de su carrera, una vez pasados los 30 años (ahora tiene 32).

El estadista Pedro Martín aporta un dato en Twitter muy esclarecedor. "Benzema es más importante para el segundo Madrid de Zidane de lo que lo fue Cristiano para el primer Madrid del técnico". Cristiano marcó el 28% de los goles del primer Madrid del francés (112 de 393), mientras que Benzema ha hecho el 29% de los goles del segundo Madrid del laureado entrenador (44 de 148).

EL MADRID, BENZEMA Y CRISTIANO

Temp. Part. Madrid Gol. Madrid Gol. Benzema % Benzema Gol. Cristiano % Cristiano
20-21 19 33 10 30%
19-20 39 99 27 27%
18-19 55 101 30 30%
17-18 62 148 12 8% 44 29%
16-17 60 173 19 10% 42 24%
15-16 52 141 28 19% 51 36%
14-15 59 162 22 13% 61 37%
13-14 60 160 24 15% 51 31%
12-13 61 153 20 13% 55 35%
11-12 58 174 32 18% 60 34%
10-11 59 148 26 17% 53 35%
09-10 48 119 9 7% 33 27%

Completando la estadística (vean el cuadro adjunto), es evidente el salto cuantitativo que ha dado Benzema en la faceta goleadora desde que salió Cristiano del Madrid. Ahora, Karim está casi en el 30% de media.

Si la capacidad goleadora que tenía Cristiano ha sido sustituida por la de Benzema con unos registros similares, hay que buscar en otra dirección la razón de la bajada tan acusada de los goles que marca el equipo desde que falta el portugués (2,8 por partido, por ejemplo, con él en la temporada del doblete, por los 1,7 que se están marcando de media en el ejercicio actual). El motivo es bien sencillo. Detrás de Benzema sólo está el vacío.

Sin acompañamiento.

De los integrantes del nuevo tridente ideado por el Madrid y Zidane tras la BBC, el de Asensio y Hazard acompañando a Benzema, el mallorquín y el belga se han frenado en seco. Ambos sumaron 28 tantos en la 2017-18 (11 y 17 respectivamente) y 27 tantos en la 2018-19 (seis Asensio, 21 Hazard). Prometían. Y habrían sido el complemento perfecto, pero en la campaña 2019-20 (la pasada), se quedaron en sólo dos goles entre los dos (los marcados por Hazard, Asensio estuvo casi todo el ejercicio lesionado), y en la presente llevan otros dos (también ambos del belga). Es alarmante…

Mientras, y a sus 32 años, el que sigue a lo suyo es Benzema. Recientemente ha entrado en la historia del Madrid por convertirse en el extranjero con más partidos de la historia de la entidad (ahora, 529) superando los 527 de Roberto Carlos. Y suma y sigue pues tiene contrato hasta 2022 y la posibilidad de que le renueven uno más y que termine con 35.

Cuando Cristiano se fue dejó tras de sí una estela brillante.