Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Monbus Obradoiro OBR

82

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Movistar Estudiantes EST

67

Casademont Zaragoza ZAR

85

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

87

Joventut Badalona JOV

86

Liga Holandesa
FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

0

Feyenoord Feyenoord FEY

0

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Heerenveen Heerenveen HEE

3

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

0

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Heracles Heracles HCL

0

“Estoy tranquilo, tengo hechas mis cuentas y sería presidente de la Federación con 78 votos”

ELECCIONES A LA RFEF | LARREA

“Estoy tranquilo, tengo hechas mis cuentas y sería presidente de la Federación con 78 votos”

Tras las elecciones retrasadas: “Me encantaría que la Justicia le diera la cautelar a Villar”. “No habrá comicios hasta el 17 de mayo”.

Como buen vasco, Larrea parece disfrutar con la mesa y la conversación. No regatea ni un minuto de charla ni pregunta alguna. No tiene prisa y parece que le apasiona saltar de un tema a otro como le proponemos. “Yo creo que la decisión del TAD de atrasar las elecciones no ha sido la que esperaba Rubiales cuando recurrió”, dice. “Él está deseando terminar con esto, igual que yo. Y ahora parece que no habrá comicios hasta el 17 de mayo”.

Le acompaña en calidad de “amigo” Javier Clemente, buen jugador de corta carrera por una lesión, técnico de dilatada trayectoria y también insaciable conversador. Quiere Clemente mantenerse al margen, pero como él dice, le va “la marcha” y bromea: “¡Os imagináis que a De Marcos le da un tirón y no va a Villarreal!”. Y luego cuestiona que, perteneciendo De Marcos a la Federación Vasca, cuyos votos serán para Larrea, Rubiales tuviera “motivos para recurrir”. Larrea habla del trastorno por el retraso electoral: “Había gente con billete y día libre para venir a votar. Y para el día 10 ya estaba previsto firmar alguna cosa con SEAT y lo de Lopetegui”.

Además de esos detalles, dice Larrea, “a la UEFA y a la FIFA no les ha hecho ni pizca de gracia que se hayan retrasado. Venían observadores el lunes. Estamos dando muy mala imagen, de país poco serio”.

La conversación gira a Tebas, nombre estrella de la campaña: “En mis siete meses al frente no le hemos invitado a las juntas, pero sí hay sintonía y hemos recibido los dineros. LaLiga es una fuente de financiación importante para nosotros. Yo lo que he hablado con Tebas es que si salgo elegido, una vicepresidencia es para LaLiga, pero no para él”. ¿Para Luis Gil?, se pregunta Matilla. “Para el que Tebas diga. Javier Gómez, Carlos del Campo, los que están siendo nuestros interlocutores. Pero respetaremos el nombre que elijan”.

Otro de los temas calientes en esta campaña que sólo afecta a 139 asambleístas es el de los árbitros: “Creo que son ellos los que tienen que decidir el sustituto de Victoriano (Sánchez Arminio)”. Relaño interpreta que Larrea está esperando a que éste dé un paso al lado. Y nuestro invitado asiente: “Se irá cuando quiera. Yo creo que se va a marchar. Y que él estará a mi derecha también se lo digo. ¿Se acuerdan del amigo Vicente Acevedo? Pues yo a Victoriano le he dicho que va a ser mi Vicente Acevedo, porque es un hombre respetado en el arbitraje mundial. Para la elección de su sustituto yo tengo una premisa: que no sea ni catalán ni madrileño”. En la mesa hay consenso, eso evitaría muchos problemas: “Y Velasco Carballo es de Madrid”, dice. Luis Nieto quiere saber si Sánchez Arminio ya tiene delfín: “Sí, lo sabe él, yo y poca gente más...”.

Clemente, que no entra en los temas federativos pero que es una fuente de anécdotas del fútbol de su época de la que estaríamos bebiendo horas, sí quiere abrir una nueva vía en el tema arbitral: “Sería bueno que muchos de ellos hubieran jugado, entenderían mejor lo que pasa en el campo”. Relaño recuerda que eso era una obsesión para Puskas: “Había un árbitro húngaro buenísimo, Palotai, muchos años internacional, que había sido futbolista”. Y Larrea sorprende: “En la Federación Guipuzcoana tuvimos un problema de escasez y compartimos la licencia de jugador con la de árbitro. Y los juveniles pitaban a chavalitos. Y de ahí salieron árbitros muy majos y más comprensión para el colectivo”.

Aparece el nombre de María José Claramunt. Su destitución fue una de las crisis que atravesó Larrea en su interinidad al frente de la RFEF, y se llegó a escuchar que los jugadores de la Selección no le permitían entrar al vestuario: “No, no… Hubo un momento en que los jugadores prohibieron, no a mí, sino a los tres delegados, entrar. Fue un tema más de Ramos…”. ¿Pudo influir ella?, pregunta Matallanas. “Pues puede ser. ¡Pero cómo no voy a tener buena relación con ellos! ¡Con todos! Lo que a mí me gusta es estar totalmente al margen. Ni pido ni firmas para camisetas”.

Con respecto a Lopetegui parece claro que hay consenso de los dos candidatos para que continúe. Pero Larrea ve en él a alguien muy cercano: “Entre Caparrós y Lopetegui yo siempre lo tuve claro. Julen era amigo mío de antes de entrar en la Federación. No era por eso, sino por lo que hizo en la Sub-19 y Sub-21. Yo le apoyé a él y no me agradaría que no me votase, pero lo respetaría. Yo, desde luego, no le he pedido el voto. Y creo que debe ir a votar”.

El modo en el que se votará ha supuesto la principal polémica en los comicios. Rubiales pidió que fuera electrónico (“eso hubiera costado 46.000 euros”, dice Larrea). Y por fin la RFEF llamó a los dos para definir cómo se haría. El propio Larrea lo explica: “Rubiales montó un espectáculo que fue la leche. Van a hacer papeletas con dos nombres por orden alfabético y con otra casilla en blanco. Las papeletas vienen prensadas en un plástico que se corta allí y se abre en una mesa central. Y hay sobres. La FEF quería que se llamase a cada asambleísta, que se metiese en una cabina, que marcara con un rotulador, y que la metiera en la urna de forma anónima. Cuando baja del escenario sube otro… y así. El voto es secreto. Nadie puede subir con él en el bolsillo. Lo tiene que coger allí arriba”. ¿Y qué quiere Rubiales, entonces?, pregunta con curiosidad Elortegui. “Ha pedido que se le ponga por detrás un sello a cada papeleta”. ¿No se fía del recuento?, apunta Matallanas. “Él lo que quería era autentificar las papeletas. Pero no con el sello de la Federación. ¡Quiere llevar un sello suyo! Al final se quedó en que el interventor suyo pone un sello a la papeleta antes de que cada uno se vaya con ella a la cabina”. Hay quien le recomienda, como Maroto, que Larrea también ponga su sello.

Más allá de esta polémica, importa saber cuáles son las cuentas que ha hecho Larrea si Rubiales dice que él ganará de calle: “Eso es mentira. Es una táctica de márketing. Yo estoy muy tranquilo porque según mis cuentas tendré 78 votos, contando seis que son flotantes, puede que los de la Valenciana. Sin ellos, 72 en el peor de los casos”. ¿Y cómo llegó a reunir 70 avales? “Yo estaba de presidente de la gestora y no me podía mover. LaLiga me trajo 19 avales, porque falta el del Barcelona. Los árbitros 12, incluido el del fútbol sala. Y había 40 avales de otro tipo, de las federaciones. Y vino alguno que no esperábamos. Al final, 70. Y me animé a presentarme”.

Termina Larrea hablando de Villar: “Yo creo que quiere que gane yo. La última vez que le vi fue en la fiesta de Navidad, en la que apareció allí en plan espontáneo y no me agradó. Y quizá eso nos distanció…”. ¿Y si la justicia le da a Villar la cautelar? “Ojalá, sería rizar el rizo. Volvería todo a antes de la moción y ahora no se puede hacer si no es con dos tercios de los apoyos. Y puede que siguiera yo de presidente interino hasta 2020. Lo que está claro es que Villar no volverá...”.

0 Comentarios

Normas Mostrar