CORONAVIRUS

Descubren la efectividad de las vacunas de Pfizer y Moderna en el mundo real

Un estudio llevado a cabo por los CDC de Estados Unidos señala que la efectividad asciende hasta el 94%. Con una sola dosis bastaría para conseguir un 82%.

Descubren la efectividad de las vacunas de Pfizer y Moderna en el mundo real
EDGAR SU REUTERS

Las vacunas de Pfizer y Moderna fueron las primeras en ser aprobadas después de largos meses de investigación y ensayos clínicos. Ambas, basadas en ARN mensajero, además de mitigar los síntomas de la COVID-19, también reducen el riesgo de enfermar en un 94%. Así lo aseguran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Estos datos han sido recogidos en una situación real, en la que se siguió de cerca la evolución de 1.800 trabajadores de salud que habían sido vacunados con las dos dosis de las vacunas. De todos ellos, solo el 6% no contrajo la enfermedad, de acuerdo con un estudio publicado el viernes. Ninguno había recibido el suero de Janssen, la otra vacuna del país norteamericano.

La investigación llevada a cabo por los CDC surgió con el fin de determinar si las vacunas podían conseguir evitar los contagios sintomáticos de COVID. Pero que solo una pequeña parte del grupo diera positivo tras estar vacunado sugiera también que las vacunas, además de prevenir la enfermedad, podrían hacer lo mismo con la infección y la transmisión. La doctora Rochelle Walensky, de los CDC, confirma que con este estudio se ha conseguido "la información más convincente hasta la fecha de que las vacunas COVID-19 estaban funcionando como se esperaba en el mundo real".

Informe fundamental para el fin de las restricciones

Gracias a este último informe, la entidad actualizó su guía sobre qué hacer y qué no para las personas vacunadas en Estados Unidos. En su última modificación, incluyeron la no obligatoriedad de la mascarilla, en interior y exterior, para las personas que estaban completamente vacunadas. "Este estudio, sumado a los muchos otros que lo precedieron, fue fundamental para que los CDC cambiaran sus recomendaciones para aquellos que están completamente vacunados contra el COVID-19".

Los datos del estudio

En dicho estudio se analizaron a 1.843 enfermeras, médicos y personal sanitario de una red de más de 500.000 trabajadores de salud, muchos de ellos expuestos al virus durante este año y medio de pandemia. En total del grupo, 623 personas habían dado positivo y presentaban al menos un síntoma, mientras que 1.220 dieron negativo.

De esos 623 pacientes que habían dado positivo en COVID, solo 40 habían recibido las dos dosis de la vacuna. Así, solo el 3% de las personas positivas habían sido vacunadas, en comparación con el 15% total de las personas que dieron positivo. Algo que sugiere (todavía no lo prueba) que las personas vacunadas tienen cinco veces menos riesgo de contraer la enfermedad: una eficacia del 96%.

Por otro lado, 64 personas que dieron positivo únicamente habían recibido la primera de las dosis de Pfizer o Moderna, mientras que 241 en esta situación dieron negativo. Por tanto, con una sola dosis fue suficiente para conseguir el una eficacia del 82% contra la prevención de la COVID sintomática. Unos resultados que mejoran los observados en el ensayo clínico de Pfizer, que cifraba en el 52% de protección la inyección de una dosis.

Resistente a la variante india

De acuerdo con lo publicado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna se han mostrado eficaces contra la variante india. El responsable de la estrategia de vacunación de la EMA, Marco Cavaleri, afirmó a este respecto que los datos son "alentadores".

"Hasta ahora, en general, estamos más bien convencidos de que las vacunas serán eficaces contra esta variante", indicó. La variante B.1.617 se ha detectado ya en 44 países, entre los que se incluye España, y la OMS elevó esta semana su nivel de preocupación.