ACTUALIDAD

La multa de la DGT por usar el móvil en el coche

La nueva ley agravará las sanciones por mirar el dispositivo, incrementando de 3 a 6 los puntos a detraer si el conductor lo lleva en la mano.

La multa de la DGT por usar el móvil en el coche
Francois Lenoir Reuters

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero anunció a mediados de marzo la aprobación de la reforma del carnet por puntos propuesta por la Dirección General de Tráfico (DGT), vigente desde 2005, con la intención de reducir un 50% el número de personas fallecidas y heridas graves para el año 2030 y “y aspirar a una cifra cercana a cero en el año 2050”.

Este proyecto de ley, cuyo objetivo es el “agravamiento de las sanciones que se prevén para los comportamientos que generan un mayor riesgo para la conducción”. Entre estas sanciones que se endurecerán destaca el aumento de 3 a 6 de los puntos a detraer por conducir sujetando con la mano el teléfono móvil y mantiene la multa de 200 euros y de 3 puntos de sanción si el infractor usa el dispositivo, pero no lo tiene en la mano.

Otras sanciones

Además de sancionar más duramente el uso del móvil, la nueva ley también elevaría de tres a cuatro los puntos a detraer por no hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y otros elementos de protección. Además, incorpora como causa de la pérdida de esos puntos el hecho de no usarlos de forma adecuada. Asimismo, elimina la posibilidad de que turismos y motocicletas puedan rebasar en 20 km/h los límites genéricos de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos.

También unifica en un plazo de dos años el tiempo que deberá transcurrir sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de 12 puntos, siempre que no se haya perdido todo el saldo, y castiga con tres puntos poseer en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros.

Podría estar aprobado para verano

El presidente de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso, Juan José Matarí, reveló la semana pasada que el proyecto de ley podría estar “tramitado y aprobado antes de julio”, aunque reconoció que es complicado vaticinar una fecha concreta. Asimismo, el diputado explicó que se tramitará en la Comisión de Interior del Congreso con capacidad legislativa plena y no en la de Seguridad Vial, puesto que no tiene competencias legislativas.

Según detalló, el próximo día 16 de abril acaba el primer plazo de enmiendas y una vez aprobado el proyecto de ley en la Comisión de Interior pasará directamente al Senado, donde quedaría definitivamente aprobado si no se presentaran enmiendas. En caso contrario, la ley regresaría al Congreso, esta vez al Pleno.