CORONAVIRUS

Pedro Sánchez confirma hasta cuándo durará el estado de alarma

Durante su intervención en el Congreso de los Diputados, el presidente del Gobierno ha reconocido también algunos errores en la gestión de la pandemia.

Pedro Sánchez confirma hasta cuándo durará el estado de alarma
Emilio Naranjo EFE

Pedro Sánchez ha comparecido este miércoles en el Congreso de los Diputados para valorar la evolución de la pandemia. En su intervención, el presidente del Gobierno ha recordado que “el Estado de Alarma funciona” y ha confirmado su intención de mantenerlo hasta el 9 de mayo. Si bien cabía la posibilidad de levantarlo el 9 de marzo, Sánchez ha descartado esta opción: “Si la emergencia se supera antes del 9 de mayo, se levantará el Estado de Alarma”. Y ha añadido que es un mecanismo que otorga a las comunidades autónomas seguridad jurídica cuando decretan medidas y restricciones para atajar el avance de la COVID-19 en sus respectivos territorios.

Admite errores en la gestión de la pandemia

Esta postura de mantener el Estado de Alarma hasta que expire su vigencia viene de la necesidad de no cometer los mismos errores que ha admitido Sánchez en el Congreso. Por un lado, ha reconocido que “hicimos la desescalada de la primera ola demasiado rápido” por la necesidad de reactivar la economía y remediar la fatiga emocional. Por otro, ha asumido “con humildad” que las celebraciones navideñas provocaron un incremento significativo de las cifras de contagios y muertes, aunque ha destacado que esto se produjo “a nivel global”. “No se debió bajar la guardia entonces y, en consecuencia, no podemos bajar la guardia ahora”, ha manifestado.

Si bien reconoce que la situación ha mejorado, recuerda que “hemos perdido a 68.079 compatriotas” y que la COVID-19 “solo necesita una mecha para extenderse descontroladamente”, por lo que debemos permanecer alerta y tener “prudencia” para evitar una cuarta ola. “Ahora mismo, España tienen 236 casos por cada 100.000 habitantes, hemos bajado un 68% la incidencia acumulada. Pero la situación sigue siendo grave”, ha señalado antes de instar a “continuar luchando” hasta bajar la tasa de incidencia a los 25 casos por cada 100.000 habitantes.

En esta línea, ha garantizado que cualquier evolución del virus será respondida por el Gobierno, junto a las comunidades autónomas, con un “refuerzo” de las medidas de restricción “y todas las que sean pertinentes”.

Pide unidad

Por otro lado, Sánchez también ha reconocido que la cogobernanza con las autonomías pudo haber funcionado mejor durante este tiempo. No obstante, ha defendido que la fórmula para delegar las responsabilidades en los gobiernos regionales “ha sido el espacio de encuentro imprescindible para defender la salud de los ciudadanos”.

Por su parte, el jefe del Ejecutivo ha llamado al consenso político para afrontar lo que está por venir: “La sociedad española está exhausta, y espera de la política humanidad y unidad. Y es lo que vengo a solicitar a esta Cámara”. “La unidad no fue la regla en el ámbito político nacional, a pesar de la insistencia del Gobierno de coalición. La unidad se resintió en esta cámara. Cuando nos encaminamos a la recta de salida, hago un llamamiento de unidad a las fuerzas de la cámara, pero también a los que no lo hicieron. La sociedad pide unidad, y unidad es lo que tiene que dar esta cámara”, ha insistido.

Valoración positiva del ritmo de vacunación

El presidente del Gobierno ha lamentado durante su discurso que “en poco más de un año el mundo ha perdido cerca de 2,5 millones de personas” a causa de la COVID-19, lo que “nos debe concienciar de algunas de las emergencias que debemos enfrentar”. No obstante, ha destacado el papel de los científicos para desarrollar las vacunas, de las cuales tres están ya en España administrándose a un buen ritmo, según ha valorado Sánchez: “Somos el cuarto país de la Unión Europea con 3,1 millones de dosis administradas, con un ritmo de 540.000 a la semana”. Así, ha reafirmado el propósito del Ejecutivo de “tener vacunada al 70% de la población antes de que acabe el verano”.

Además, cree que España recibirá “el cuádruple de vacunas el próximo trimestre”, por lo que confía en que “el 2021 va a ser el año de la vacunación que nos va a librar de la pandemia”. No obstante, ha remarcado la importancia de no caer en el “riesgo” de que la llegada de las vacunas “relaje” las medidas y la precaución “antes de tiempo”.