CORONAVIRUS

Nuevas restricciones en Castilla-La Mancha: medidas, toque de queda, cierre perimetral...

Toda la comunidad autónoma pasa al nivel 2 de las medidas especiales contra el coronavirus este domingo 21 de febrero, excepto once municipios que estarán en el nivel 3.

Nuevas restricciones en Castilla-La Mancha: medidas, toque de queda, cierre perimetral...
Jesús Diges EFE

La evolución positiva de la pandemia del coronavirus en Castilla-La Mancha ha llevado al Gobierno de la región a decidir una relajación en las restricciones. Así, casi toda la comunidad autónoma pasará al nivel de 2. No obstante, se mantiene el cierre perimetral de la región, la limitación de 6 personas en las reuniones y el toque de queda a partir de las 22:00 horas.

Serán once los municipios que continuarán en el nivel 3 de medidas especiales: El Casar, Sigüenza, Villanueva de la Torre en Guadalajara; Iniesta en Cuenca; y Casarrubios del Monte, Fuensalida, Torrijos, Noblejas, La Puebla de Montalbán, Santa Cruz de la Zarza y Valmojado en Toledo. Estos territorios engloban a unos 75.500 habitantes.

Hostelería y eventos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha introducido modificaciones que afectan a la hostelería, con un incremento en los aforos. En interiores, éstos serán del 50% del máximo que tuvieran establecido previamente. Por su parte, en los espacios al aire libre queda fijado en el 75%. En salas de bingo, casinos, salones recreativos y de juegos y locales específicos de apuestas se limitará el aforo máximo al 50%.

Asimismo, para garantizar el control de aforo y el mantenimiento de las medidas de seguridad, en establecimientos de hostelería y restauración queda prohibido el servicio a las personas usuarias que no se encuentren sentadas en las mesas dispuestas a tal efecto, tanto en espacios cerrados como al aire libre, así como el consumo de comidas y bebidas fuera de estas.

La nueva normativa establece igualmente que las celebraciones posteriores a eventos como bodas, comuniones, bautizos y otros de similares características en locales de hostelería y restauración tendrán limitado su aforo a 100 personas en espacio abierto y 50 en espacio cerrado. Si estas celebraciones posteriores se llevan a cabo en otro tipo de instalaciones, no se podrá superar el número máximo de 6 personas.

Por su parte, los velatorios y comitivas fúnebres tendrán un máximo de 6 personas. En eventos sociales tales como bodas y bautizos, se limita la permanencia de personas en lugares de culto en espacios cerrados mediante la fijación del 40% de aforo. Al aire libre deberá garantizar la distancia de seguridad interpersonal, no debiendo superar el número máximo de cien personas.

Residencias

Se abren residencias y centros sociosanitarios para salidas y visitas, pero deben ser centros libres de COVID, sin casos sospechosos y que el centro haya sido vacunado con las dos dosis y haber transcurrido el tiempo esperado. Tampoco debe haber personas con síntomas ni sospechosas, ni que hayan tenido contacto con otras con síntomas o sospechosas.

Las personas que vayan a visitar a sus familiares serán sometidos a un test de antígenos. Se permitirá una persona por visita, dos visitas a la semana y la duración de la misma debe ser de una hora. Se debe realizar en un entorno seguro y con cita previa.

La salida de estos centros por parte de residentes también está permitida, siempre que esté libre de COVID y en la misma no haya casos sospechosos. La salida tendrá un mínimo de 72 horas y se permitirán visitas de menor tiempo, como a entornos sanitario.

Comercio

Los supermercados y centros comerciales limitarán su aforo al 50%, manteniendo las mismas condiciones de higiene previstas para el pequeño comercio.

Los mercadillos y mercados al aire libre deberán limitar el número de puestos instalados a 1/3 del previamente establecido. Se deberá asegurar una distancia de seguridad entre puestos de al menos 4 metros.

Además, el cierre cautelar de parques y jardines se aplicará en el horario comprendido entre las 22:00 y las 8:00 horas.

Cultura y deporte

Cines, teatros y auditorios de Castilla-La Mancha limitarán su aforo al 30%, así como bibliotecas, museos y archivos. Los cursos, congresos y seminarios tendrán un aforo máximo de 30 personas, respetando en todo momento la ocupación máxima del recinto a un máximo del 50% del aforo.

Asimismo, las medidas de la región establecen que los hoteles únicamente podrán contratar el 75% de su capacidad. El uso de sus zonas comunes se verá limitado en su aforo al 50%.