Deporte y Vida

COVID-19

¿Se puede entrenar el sistema inmunitario para combatir infecciones y enfermedades?

La llegada del otoño y un nuevo recrudecimiento de la situación generada por la irrupción del SARS-CoV-2 ponen de manifiesto la necesidad de hacer todo lo posible para que nuestro organismo se defienda.

nutrientes, minerales, vitaminas, sistema inmunitario, salud, dieta, covid-19, sistema inmune, ejercicio físico
as.com

Durante los últimos meses se ha puesto de manifiesto, más si cabe, el importante papel que desempeña el sistema inmune o inmunitario en un escenario marcado por la irrupción del SARS-CoV-2 y la enfermedad que causa, la COVID-19. Y es que estamos hablando de una compleja red de células (macrófagos, linfocitos, etc.) distribuida por todo el cuerpo y un conjunto de moléculas (citoquinas, anticuerpos, etc.) que trabajan conjuntamente para defenderlo de microorganismos patógenos y sustancias extrañas.

Si nuestro organismo no es capaz de dar una respuesta adecuada está expuesto a los agentes patógenos que nos amenazan y cabe la posibilidad de que suframos infecciones o enfermedades. Y es ahí donde radica la importancia de contar con un sistema inmune ‘potente’.

"El sistema inmune es el encargado de protegernos a lo largo de nuestra vida y desarrollar una respuesta adecuada a cada ataque. Estamos constantemente expuestos a todo tipo de agresiones provocadas por diferentes agentes patógenos y el sistema inmune es nuestra barrera de defensa", explica Jorge Domínguez, que pertenece al Departamento de Medicina Interna del Centro Médico de la Universidad Radboud en Nimega (Países Bajos).

El investigador, que ha participado en una conferencia virtual organizada por Inmunoferon de Cantabria Labs, comparte cuál es la secuencia de respuesta de nuestro organismo. "Cuando un agente extraño invade nuestro organismo la inmunidad innata es la primera en actuar, pero al mismo tiempo se activa la inmunidad adquirida que actúa de manera específica frente a cada ataque", asegura el doctor en biociencias moleculares.

“Hace tiempo se creía que la inmunidad adquirida era la única que disponía de memoria inmunológica. Sin embargo, los últimos estudios en este campo han demostrado que la inmunidad innata puede también adquirir memoria. La memoria que adquiere la inmunidad innata es lo que se denomina inmunidad entrenada: un sistema inmune entrenado permite desarrollar una respuesta más rápida, efectiva y ajustada a cada situación, una respuesta de amplio espectro", añade el experto.

¿Cómo entrenar el sistema inmune?

Pues está más a nuestro alcance de lo que podríamos pensar y es que existen situaciones cotidianas que afectan al sistema inmune y lo hacen más vulnerable, aunque por suerte se trata de aspectos modificables sobre los que se puede intervenir: el estrés, la falta de sueño, el sedentarismo o una mala alimentación.

“Es fundamental mantener una dieta saludable, dormir entre 7 y 9 horas, evitar situaciones de estrés y hacer ejercicio de forma regular para que nuestras defensas estén en forma”, concluye Jorge Domínguez.