Deporte y Vida

CORONAVIRUS

El gen de la demencia duplica el riesgo de sufrir la COVID-19

Un estudio a gran escala señala que un gen defectuoso relacionado con la demencia duplica el riesgo de desarrollar la COVID-19 grave.

Desde el inicio de la crisis del coronavirus, las visitas y atenciones domiciliarias por parte de enfermería y médicos del CAP del Raval han aumentado considerablemente.
Enric Fontcuberta EFE

Un estudio a gran escala realizado por investigadores de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y la Universidad de Connecticut (Estados Unidos) ha determinado que un gen "defectuoso" relacionado con la demencia duplica el riesgo de desarrollar la COVID-19 de forma grave.

A través de los datos de salud y datos genéticos de 500.000 personas se ha encontrado un alto riesgo de infección grave por COVID-19 entre los participantes de ascendencia europea que portaban dos copias defectuosas del gen APOE (denominado e4e4). Una de cada 36 personas de ascendencia europea tiene dos copias defectuosas de este gen, y se sabe que esto aumenta el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer hasta 14 veces y también el riesgo de enfermedad cardíaca.

Duplica los riesgos de contraer la COVID-19

Pero además, se ha descubierto que portar estas mutaciones genéticas duplica los riesgos de sufrir complicaciones por COVID-19 pese a no haber desarrollado ni demencia ni problemas cardiacos previamente. El estudio publicado en el 'Journal of Gerontology: Medical Sciences' indica que en las opciones de contraer el coronavirus también puede estar en juego un componente genético. Algo que ha facilitado que la COVID-19 se haya reproducido con tal mortalidad en las residencias de mayores o centros de cuidados.

El equipo ha averiguado que las personas con el genotipo APOE e4e4 tenían el doble de riesgo de desarrollar COVID-19 grave, en comparación con aquellas con la forma común e3e3 del gen APOE. Algo que según explica Chia-Ling Kuo, de la Escuela de Medicina de Universidad de Connecticut, "aporta un resultado emocionante, porque ahora podríamos ser capaces de señalar cómo este gen defectuoso causa la vulnerabilidad a COVID-19", algo que podría conllevar "nuevas ideas para los tratamientos".