Deporte y Vida

Actualidad: Pandemia Coronavirus

Coronavirus

Coronavirus: cómo lavar las frutas y verduras para evitar contagios

Desinfectar los alimentos es imprescindible para eliminar todos los contaminantes, bacterias y residuos que hayan podido contraer en su fabricación

Coronavirus: cómo lavar las frutas y verduras para evitar contagios
José Manuel Vidal EFE

No hay pruebas que demuestren que el coronavirus se transmite a través de los alimentos, pero durante estos días, como dice el refranero, mejor prevenir que curar. No hay que olvidar que los alimentos pueden contener bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas que pueden causar multitud de enfermedades, desde diarrea hasta cáncer.

Por eso, en el caso de las frutas y las verduras es imprescindible proceder a su lavado antes de consumirlas para evitar contraer alguna enfermedad. No sería raro que en la cosecha de estos alimentos se hubieran utilizado pesticidas. Por esta razón, y más en estos tiempos de coronavirus, es obligatorio lavar las frutas y verduras siguiendo algunas recomendaciones.

Antes de manipular los alimentos, hay que lavarse las manos, ya que pueden contener bacterias o los temidos virus. Después, lo primero de todo es lavar las frutas y verduras cuando se vayan a consumir y no cuando se hayan comprado. Lo haremos bajo el grifo, pero si no se utiliza ningún producto adicional, no hay que dejarlas en remojo, puesto que de hacerlo se favorece el riesgo de contaminación cruzada.

El consejo es lavar en piezas enteras estos alimentos para evitar que los patógenos se trasladen al interior si lo hacemos ya con la fruta o la verdura cortada. Mientras lavamos estos alimentos sobre el grifo, se debe frotar la piel para eliminar residuos, siempre y cuando la superficie lo permita, como puede ser en el caso de las peras o los calabacines.

Si tienen bastante suciedad, como muchas patatas que al no estar lavadas contienen tierra, es aconsejable utilizar un cepillo o esponja sin jabón para eliminar los posibles contaminantes. La presión del agua en el lavado será diferente según el tipo de fruta o verdura que se esté utilizando. En productos suaves como el tomate, la presión será suave, mientras que con pepinos o judías verdes, productos más duros, la presión debe ser mayor, incluso alta.

Cuando hemos finalizado con el lavado, es muy importante que se eliminen las zonas dañadas de las frutas o verduras, los llamados coloquialmente golpes, antes de cortar o pelar el alimento.

Utilización productos naturales

Si lo que se quiere es asegurarse 100% que el producto se desinfecte, se pueden emplear productos naturales tales como yodo, vinagre, sal y limón o incluso agua oxigenada.

En todos estos casos se diluirá uno de estos productos con agua. Por ejemplo, en el caso de la sal y limón se utilizará medio litro de agua con una cucharada de sal y el jugo de medio limón y en esa mezcla se lavarán los alimentos. Con medio litro de agua y un vaso de vinagre, también se lavarán y desinfectarán las frutas y verduras teniéndolas 10 minutos.

Sólo cinco minutos serán necesario para lavar los alimentos si se usa agua oxigenada. El recipiente se llenará con un cuarto de agua oxigenada y tres cuartos de agua. Por último, si se desinfecta con yodo, se precisarán 20 minutos en remojo con agua para lavar los alimentos. El yodo es ideal para la fruta.

Como decimos, cualquier precaución es poca para no facilitar la propagación del coronavirus y aunque no está probado que se contagie a través de los alimentos, es tremendamente recomendable lavar las frutas y verduras para evitar todo tipo de enfermedades.