LO + VIRAL EN 2020

Las luces y sombras del fenómeno Evenepoel en 2020

A sus 20 años, el belga acaparó toda la atención en 2020 y cumplía todas las expectativas (9 triunfos en 23 días de competición)... hasta que una caída frenó su progresión.

Las luces y sombras del fenómeno Evenepoel en 2020

A pesar de su corta edad (20 años), la temporada 2020 iba a ser la de Remco Evenepoel. Y en el tiempo en el que estuvo sano, realmente lo fue. El belga, dominador absoluto en categorías inferiores, vivía su segunda temporada en la élite tras un 2019 en el que dejó a todo el ciclismo con la boca abierta, con victorias espectaculares como la ya inolvidable Clásica de San Sebastian. Enfundado en el maillot del Deceuninck, el fenómeno anunció que debutaría en una grande, el Giro, lo que levantó un enorme debate sobre hasta dónde podría llegar. El caso es que nada más empezar a competir, Evenepoel cosechó todo tipo de triunfos. Ni el parón por la pandemia pareció afectarle. Nadie osaba a ponerle límites... hasta que llegó el fatídico Giro de Lombardía. Así fue su año:

¿El Messi del ciclismo?

La Vuelta a San Juan en Argentina fue su primera cita y el joven corredor se ganó el cariño de la afición argentina rápidamente. Y no sólo fue por su enorme dominio (se llevó la crono y la general), sino por su carácter desenfadado y divertido. Como el que le llevó a ver el final de la contrarreloj en la que batió a Filippo Ganna sentado entre los aficionados o posar con la camiseta de la selección argentina y el dorsal número 10 en el podio final. En su trato con los medios, con una sorprendente naturalidad, dejaba muestras de que la presión no le afectaba a pesar de las exageradas comparaciones que se realizaban en su país con Eddy Merckx.

En montaña, en crono...

Su debut en Europa se produjo en la Volta al Algarve, la misma que había encumbrado a Tadej Pogacar en 2019. Y el belga no decepcionó. Brilló en la montaña con un triunfo en el Alto de Foiá, meta en un puerto de primera. También se impuso en la contrarreloj y se llevó la general de la cita portuguesa. Históricos como Alberto Contador se rendían a las prestaciones del joven ciclista.

El parón no le afecta

Después del parón que sufre el ciclismo y la restructuración del calendario, Evenepoel es una de las muchas estrellas que se citan en la Vuelta a Burgos, la carrera que marca el regreso. En ella hay numerosos aspirantes a las grandes... pero ninguno puede con el belga. Victoria en la etapa reina, con meta en el Picón Blanco, y en la general final a pesar de los ataques de Landa y el Ineos. La siguiente cita, la Vuelta a Polonia, de categoría World Tour, en la que el botín era idéntico, etapa y general. El Giro le esperaba... pero antes se enfrentaría a otro reto, debutar en un monumento en el Giro de Lombardía.

Caída tremenda... y sospechas

El 15 de agosto, y como era de prever, Evenepoel marchaba en el grupo de elegidos en Lombardía. Sin embargo, en una rápida bajada, en una curva que daba paso a un puente, el belga perdía el control y se precipitaba al vacío. Una caída tremenda que le provocaba fractura de pelvis, una contusión en el pulmón... Adiós a la temporada. Las imágenes del accidente son espeluznantes, pero lo que empieza como información sobre una caída acaba con sospechas sobre el corredor. En plena evacuación, su director le quita algo que lleva el ciclista y la UCI abre una investigación por si se trata de una práctica prohibida. El joven se derrumba en el hospital. Finalmente, la investigación se cierra: no llevaba sustancias dopantes.

Recuperación y el 2021

Evenepoel ya piensa en 2021 tras su dura recuperación. La importancia de las lesiones contrasta con la juventud del corredor, por lo que nada hace pensar que no vuelva a su máximo nivel en 2021. Los Juegos y una grande que no será el Tour, con guiño incluido a la Vuelta, están en sus planes. Y nadie duda de que una vez que se suba a la bicicleta, los focos volverán a apuntarle. Porque tras muchas luces y alguna sombra en este 2020, en 2021 se le espera con expectativas de nuevo altísimas.